La Escuela de Arqueología de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), ha desarrollado un breve pero conciso código de ética aplicable al arqueólogo. Su discusión y difusión resulta de gran interés, en el afán de ir concretando un código avalado por la mayoría de los profesionales de la materia. He aquí el texto íntegro, a petición de nuestro estimado Geardo Fernández, director de dicha escuela. Expresa tus opiniones y sugerencias.


CÓDIGO DE ÉTICA


El arqueólogo deberá contar con las herramientas y materiales conceptuales para desempeñar su trabajo de la mejor manera posible, estando familiarizado con los principios de la teoría antropológica, con las
técnicas arqueológicas de recuperación de información y con los métodos de
análisis arqueológico para interpretar dicha información. En caso contrario, la
investigación no tiene sentido.


 


El arqueólogo deberá tener en todo momento una actitud ética con relación a su objeto de estudio, su trabajo de difusión y sus colegas.


 


El arqueólogo deberá responsabilizarse de sus investigaciones llevando a cabo una difusion de información y una consulta constante entre las comunidades afectadas y/o interesadas en su trabajo.


 


El arqueólogo deberá evitar, desalentar y en su caso denunciar, aquellas actividades que resulten en la destrucción o depauperación de los bienes y materiales arqueológicos, tales como el saqueo, el
coleccionismo, el tráfico de bienes y su comercialización.


 


El arqueólogo deberá trabajar, en todo momento, con especialistas que complementen su trabajo con miras a obtener un mejor resultado en la investigación (investigación interdisciplinaria).


 


El arqueólogo deberá conocer las leyes, normas y reglamentos que incluyan a los bienes y materiales arqueológicos de la localidad en donde lleva a cabo sus trabajos (Esto abarca también el extranjero).


 


El arqueólogo deberá tener un conocimiento general de las culturas arqueológicas de la región en que trabaje, incluyendo sus dimensiones espaciales y temporales, su medio ambiente y las características
particulares de sus materiales arqueológicos. Del mismo modo deberá tener un
conocimiento amplio acerca de las investigaciones y/o aportaciones llevadas a
cabo por otros colegas a lo largo de la historia de las investigaciones en el
área.


 


Con base en el hecho de que la sociedad detenta la propiedad del patrimonio arqueológico, solamente la arqueología pública es éticamente valuable y útil. El arqueólogo depende de la sociedad en tanto que
pretende explicar el pasado a través de materiales y bienes arqueológicos, por
lo tanto, está obligado a comunicar sus metas de investigación, sus resultados
y sus propuestas a toda la sociedad de una manera eficaz y clara a través de
foros públicos, publicaciones científicas y obras de divulgación.


 


El arqueólogo deberá participar activamente en la formación de nuevos especialistas en la disciplina con miras a la continuidad en el conocimiento y al desarrollo de nuevas líneas de investigación en la
profesión.


 


 


Zacatecas, Zac., Marzo del 2010


 



Vistas: 405

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

Hola Compañeros:
Una felicitación a la Escuela de Arqueología de la UAZ, cuyas observaciones se suman al Reglamento para la Investigación Arqueológica en México. Por mi parte y del Centro INAH-Chiapas, me permito sugerir la inlcusión de reglas básicas de comportamiento para vistantes de lugares con restos arqueológicos. Incluyo un ejemplo que desarrollamos para tierras chiapanecas dirigido a los intereados en las cuevas, como un código de ética para visitantes. Apareció en los anexos de mi tesis de maestría "Cuevas Arqueológicas del río La Venta".

ANEXO 2

¿LE INTERESAN LAS CUEVAS DE CHIAPAS?

ONCE RECOMENDACIONES BASICAS PARA EXCURSIONISTAS Y ESPELEOLOGOS


Centro INAH-Chiapas
Tuxtla Gutiérrez, Chiapas


1.- Si tiene pensado realizar la entrada a alguna cueva, asegúrese de saber previamente si en el interior y/o en el entorno se han encontrado restos arqueológicos

2.-Si planea su entrada y es de su interés aspectos del patrimonio cultural y natural ponga en conocimiento de las autoridades del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y la Secretaría de Ecología, Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca (SEMARNAP) la realización de la misma.

3.- Si tiene dudas respecto a datos precisos, consulte con la delegación INAH o cualquier otro centro científico de Chiapas.

4.- Recuerde que en México los restos arqueológicos son Propiedad de la Nación y están penadas por la ley las excavaciones y extracción de materiales arqueológicos sin previa autorización del INAH.

5.-Si en su grupo no participa un arqueólogo autorizado por el INAH no realice excavaciones.

6.-Si realiza hallazgos arqueológicos, no excave ni los mueva de su lugar. Por el contrario procure documentarlos gráfica y fotográficamente con el mayor detalle y referencias posibles y trate de ubicar el lugar exacto del sitio para un próximo regreso.

7.-No se lleve materiales arqueológicos de las cuevas salvo que los objetos hallados estén en peligro inminente de perderse o deteriorarse.

8.- Si extrae objetos arqueológicos de las cuevas, realice una entrega formal y documentada de los mismos a la representación del INAH más cercana al área.

9.-Si tiene interés en comercializar la documentación (fotografías, filmes, notas de campo y representaciones gráficas) de su visita a cuevas arqueológicas, deberá obtener autorización del INAH.

10.-No destruya ni agreda a la fauna y la flora de la cuevas. Recuerde que existen especies animales y vegetales que están bajo estricta protección legal. Denuncie a los cazadores furtivos y a los saqueadores.


11.-Denuncie a quienes violen las leyes o intenten destruir nuestro patrimonio cultural y natural de las cuevas. Diríjase a la autoridad más próxima (policía, comisariado ejidal, Presidencia Municipal).

RECUERDE: El excavar los sitios sin rigor y sin conocimientos científicos puede hacer perder muy valiosa documentación y testimonios para un futuro que permita esclarecer y develar los misterios de las cuevas. En la conciencia de cada excursionista y/o espeleólogo está el proteger y hacer proteger nuestro patrimonio de las cuevas.
Estimados colegas... soy arqueologo ecuatoriano y en proceso de una busqueda de un codigo de etica al interior de mi pais... podria participar con ustdes en la discusion, aceptando que es otra realidad la que vive la diciplina en Mexico?
Estimado Fernando, estermos muy interesados en conocer tus opiniones y ademas, de colaborar en construir ese código de ética que buscan, adaptado a su propia realidad. Particularmente me interesa mantener el vínculo con investigadores sudamericanos, y te agradecería nos comentaras un poco de la institución para la que trabajas y la situación de la arqueología en Ecuador. Recibe un gran abrazo desde México.

fernando Mejia dice:
Estimados colegas... soy arqueologo ecuatoriano y en proceso de una busqueda de un codigo de etica al interior de mi pais... podria participar con ustdes en la discusion, aceptando que es otra realidad la que vive la diciplina en Mexico?
La propuesta es buena, lo unico malo es que el desinteres de los compañeros del INAH, y entonces esta propuesta solo queda en muy bonitas palabras, otro problema que veo es que la ENAH, ya no tiene la capacidad suficiente para una formacion integra, y aunque les moleste a algunos, la ENAH ya no es la ENAH de hace 20 años; y mucho menos el INAH, tiene capacidad suficiente para mantener los proyectos arqueologicos del pais de una manera "sustentable", como quieren que se difunda la informacion, se mantenga una actualizacion de los investigadores y se conozcan de manera general las areas de estudio, cuando no tenemos en muchos casos carretillas, cucharillas o simplemente una estabilidad en el trabajo?.
En verdad, en Mexico es muy dificil que se implante esta politica etica, ya que seria darle una segunda oportunidad al INAH, y esto conllevaria a una reestructuracion. Y lo mas feo es que el presupuesto de los proyectos es el poco dinero, que paga la ciudadania y que no se roban los politicos, para sus "sesiones y mesas " de trabajo.
colegas.
igual que ustedes... estamos en busqueda de codigo de etica entre los pocos arqueologos ecuatorianos. un buen porcentaje de ellos integran el Colegio de profecionales arqueolgos del Ecuador y generaron y no han aprobado este reglamento interno (anexo documento), mas no un codigo de etica (aunque si habia un borrador que debo buscar). esta organización trato de reunir a los colegas del pais. pero por decreto presidencial dejo sin sustento los colegios prefecionales y nacimos disminuidos.

en el pais, funciona desde el 78 el Institituto Nacional del patrimonio Cultural (donde trabajo) que regula el trabajo arqueologico nacional, estamos en el proceso de reglamentar mejor el trabajo y la busqueda de esto codigos de etica.
Archivos adjuntos:

Muy bien... escritos estos códigos, dan más certeza que dichos al aire. La ética tiene varias aristas, lo que para unos es lo mejor para otros es lo peor, los criterios varían de cabeza en cabeza, pero una buena formación académica respalda el trabaja futuro de todo arqueólogo. Lo dicho aquí por mi Alma Mater es muy ilustrativo, pero es necesario practicarlo. Muy pocos compartimos información, nos aislamos, los foros de discusión no se comparten por todas las vías, pocos se enteran de conferencias y coloquios. Necesitamos compartir, difundir pero en publicaciones ya que los encuentros son muy "elitistas". Varios arqueólogos comparten ahora en internet sus ponencias, eso es un paso enorme en este sentido. Es la opinión de un egresado de la UAZ.

RSS

Suscribirse a Noticias RMA Gratis

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

© 2017   Creada por Gustavo Ramirez.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio