"....Ahora en este nuevo año 2011 que comienza, amigos colegas arqueolog@s los invito a reflexionar sobre nosotr@s mism@s y nuestro quehacer sobre los distintos tipos de arqueólog@s que habemos.....existen arqueólogos institucionalizados, legitimados, oficiales, algunos son eméritos por sus logros académicos y son llamados por la vox populi "vacas sagradas". Y existen los arqueólog@s alternos, itinerantes, que sufragan sus gastos de investigación, algunos estudian posgrado viviendo de las becas que les otorga el Estado, pero muchas de las veces después de concluir sus estudios tienen que emigrar hacia el extranjero en busca de oportunidades, ya que el país se niega a abrirles un espacio. Hay una gran camada de arqueólog@s veteranos que son una especie de arqueólog@s burócratas, viven nada más esperando cobrar sus quincenas, sin producir nada, no escriben, no dan clases, son una especie de arqueólog@s ni-ni ( ni estudian, ni trabajan)....Por otra lado, existen las instituciones que enseñan arqueología, en los que la mayoría de los arqueólog@s son profesores de asignatura, percibiendo bajos ingresos, son ninguna prestación. Hay pirámides académicas, las que están dirigidas por élites intelectuales sustentantes de los presupuestos y de inserciones de sus familiares.... hay arqueólog@s extranjeros (sobretodo europeos, gringos y japoneses) (ya que a los latinoamericanos en México no se les considerea extranjeros) que estan en el INAH, en la UNAM, UNICACH, etc, que monopolizan los trabajos que requieren los arqueólog@s mexican@s desemplead@s....  Asi mismo, existen arqueólog@s terratenientes, es decir, que sienten a las regiones arqueológicas como sus parcelas, como sus propiedades, a las que deben de sobreproteger y alejar a otros posibles arqueólog@s que incursionen a dicho territorio. También hay arqueólog@s free lance que alternan con otras actividades económicas, como por ejemplo manejar un taxi, un bicitaxi, como ayudantes de cocinero, volanteros, peones o vendiendo buñuelos para poder subsistir, ya que sus ingresos arqueológicos nada más les permiten algunos pequeños gastos. Y en contraste, existen los arqueólog@s fashion, que son todos aquellos juniors académicos que por cuestiones de árbol genealógico son hijos biológicos o de compadrazgo de algun investigador famoso y de prestigio. Estos arqueólog@s juniors desde muy jovenes empiezan a laborar en excavaciones arqueológicas con sus padrinos y "escriben" pronto a lado de sus padres famosos. A estos arqueólog@s fashion les consiguen becas de posgrado en Europa o Estados Unidos y cuando regresan al país ya tienen una plaza garantizada....Si usted, joven o viejo arqueólog@, ya leyó este texto, debe de preguntarse con cuál de éstos arquetipos de arqueólog@s encuentra algún parecido......

* Tomado del libro: "Geografía arqueológica de México. 2010"

                              Autores: Elías Rodríguez Vázquez y Pascual Tinoco Quesnel.

                              Universidad Nacional Autónoma de México.   2010.

                              págs.87-88

 

.....

 

Vistas: 125

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

Te faltaron amigo mio los arqueólogos desempleados, que son la mayoría, ignorados, maltratados, desalentados hasta por el "patrón", aquel arqueólogo del INAH coordinador, que solo ve al primero como carne de cañon para sus batallas, una vez logradas, desechable, olvidable.

Todos los demas arqueólogos, si, algunos divertidos, otros criticables, pero estos que te digo, más reales aun, palpables y asi de lamentables en este Mi País, que cada día veo fragmentar su riqueza antropológica antígua en miles de pedacitos todos ellos tan dispersos, que no se si puedan un día reunirse ya.

Lamento lo húmedo de mi comentario, aun teniendo trabajo arqueológico tengo problemas de esos que les digo, y por eso el desencanto.

Pero ya dire cantos algún día.

Gracias rexmexdf, pero sabes algo, y mi caso sírvase de ejemplo para lo que te diré: a pesar de que en mi comentario anterior se encuentre implícita la concideración moral de que es mayormente deseable, mas bendecido aquel arqueólogo con trabajo,por encima de aquel que no posee, a pesar de eso, tener o participar en un empleo disciplinario no asegura la "felicidad del arqueólogo", y permiteme abundar en esta disonancia mía.

Si eres arqueólogo, y esta es una verdad inegable al menos para mi, lo eres de alma y espíritu. En México y en otros paises, ser arqueólogo no es una buena alternativa económica, asumiendo eso y la naturaleza "ruda" del mismo trabajo de campo, un arqueólogo lo sería sólo por convicción.

Pero cuando ya dentro de la carrera y más aún, en las multiples experiencias profesionales, se encuentra que muy, muy por encima del conocimiento del hombre pretérito, del reconocimiento de su desarrollo y la sana difusión, efectiva y real de sus contenidos, prevalecen los revanchismos entre "colegas", los rencores heredados, tradiciones de estudio que por contraponerse históricamente forjan trincheras con representantes colegiales, verdaderos territorios intocables de estudio, sesgo y hasta negación de la información, o competencias por destacar en el gremio, que no reparan en daños colaterales al patrimonio, a la información y mucho menos en vejaciones a los arqueólogos no institucionalizados que hacen los estudios, etc..., y que ademas se repita sin cesar, la verdad hacen perder el primigenio brillo y lustre a la maravilla de ser arqueólogo que siempre soñé antes de decidirme a serlo. y que creen, todo ello lo he percivido mas que nada en el trabajo, lamento decirlo pero actualmente, en donde estoy, sucede igual, pero aquií estoy.

Creo que tenemos derecho a trabajar, si, pero eso no devería estar sujeto a discusión, resulta un tema básico para cualquiera, no sólo para los arqueólogos, dejemos eso ya, que trabajemos debe dejar de ser UN PRIVILEGIO en nuestro país, y solo ello es un problema muy delicado que habremos de atender.

Pero que nuestros quehaceres sean respetados, que nuestra verdadera participación, el real impacto de nuestros exfuersos sea reconocido, valorado, en otra palabra dignificado, es un asunto tan o más importante que el de tener la OPORTUNIDAD de desahogar nuestro desempeño profesional. Y eso aun no veo que sea conciderado con la fuerza que debería tener.

Mira,al final de cuentas si son dos cosas importantes, pero cuidemosnos de no subestimar el qué tipo de trabajo y trato recibiremos, por el hecho de solo hacernos de trabajo, pienso que ambas cosas estan unidas, derivan mutuamente.
rexmexdf dice:

ughhhhhhhh manuel, sin querer has hecho la división exacta entre los arqueologos, los de plaza y todos los demas, asi que este librillo no es mas que la muestra de la incompetencia del colega que abrio este blog, el cual aparte de los myuyyyy buenos puntos que la la publicacion de un libro,  y creo que busca promoverlo por este medio.

Dices terminando tu post que ese es tu desencanto y eres honesto diciendo que por el momento estas chambeando, suertudo porque dentro de la otra de las dos partes de los arqueologos mexicanos, los vilipendiados "contratados", que son la mayoría de la mayoría y son como lo dijo un colega que tiene veintytantos años de estar a contrato SON LOS QUE HACEN EL TRABAJO, ES DECIR, SON LOS QUE HACEN LA ARQUEOLOGIA EN MÉXICO, ... sin importar que como dice el inah, la meta este año es encontrar en teotihuacan el arbol de mezquite o el cactus donde se acosto el futuro tlatoque y en tenochtitlan encontrar la tumba del tecuhtli QUE TIENE QUE ESTAR DEBAJO DE LA MAL LLAMADA DIOSA TLATELTECUHTLI.

como decia en el post anterior ya lo daba por  muerto, pero interesante tu comentario me parecio que sintetizaba esta vacilada del tipo de arqueologos que semos,

a que post tan desmadrosos pero carentes de contenido arqueologico y sob los que hacen de esta red un feis buk arqueologico

saludos

 

Te faltaron amigo mio los arqueólogos desempleados, que son la mayoría, ignorados, maltratados, desalentados hasta por el "patrón", aquel arqueólogo del INAH coordinador, que solo ve al primero como carne de cañon para sus batallas, una vez logradas, desechable, olvidable.

Todos los demas arqueólogos, si, algunos divertidos, otros criticables, pero estos que te digo, más reales aun, palpables y asi de lamentables en este Mi País, que cada día veo fragmentar su riqueza antropológica antígua en miles de pedacitos todos ellos tan dispersos, que no se si puedan un día reunirse ya.

Lamento lo húmedo de mi comentario, aun teniendo trabajo arqueológico tengo problemas de esos que les digo, y por eso el desencanto.

Pero ya dire cantos algún día.

RSS

Suscribirse a Noticias RMA Gratis

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

© 2017   Creada por Gustavo Ramirez.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio