INAH-Oaxaca: tráfico de influencias e impostores, una documentación del abuso del poder y el autoritarismo

El arqueólogo apócrifo

En México las leyes se parecen a las prostitutas: se venden, se compran, se alquilan al mejor postor, se obsequian, se prestan, se manipulan... tal vez superan en perversidad al oficio más antiguo del mundo. Todo funcionario sabe mucho del tema sobre el tráfico de influencias. Nelly Robles, la doctora del INAH, también. Más allá de su personalidad, las simpatías que tiene de sus trabajadores son muy escasas. Quizás esto poco importara sino fuera porque ese oscuro temperamento --labrado en la impunidad y la arbitrariedad-- hacen ver feo a cualquiera. Sin embargo, hay que reconocer que no todos ven al mismo personaje. Una excepción es el “arqueólogo” Martín del Castillo Castillo. ¿Cómo es que este ayudante del Museo de Sito de Monte Albán, con un pasado un tanto gris y anodino, llegó ha obtener en muy poco tiempo el puesto de subdirector del INAH-Oaxaca?
Dice una obra de consulta que la palabra griega a-pó-kry-fos se refiere a cosas “cuidadosamente ocultas”. El término, por extensión, aplica a cosas de dudosa autoría o autoridad. Por consecuencia Baruk Castillo, es, hasta donde se sabe, abogado. El oficio de abogado no se parece ni tiene relación alguna con el oficio de arqueólogo. Y no es gratis decir lo anterior. Según las Disposiciones Reglamentarias para la Investigación Arqueológica en México (www.inah.gob.mx) queda prohibido que cualquier persona con una profesión diferente asuma trabajos propios del área (ver recuadro). Si este reglamento se infringe se llama corrupción. Ahora bien, si el abogado Castillo tiene sus papeles correspondientes que lo avalen (el título de arqueólogo, como mínimo) puede presentarlo en su derecho de réplica a este medio. De lo contrario estamos ante un caso grave de corrupción, omisión e impunidad de resonancia nacional.
Eso no es todo, Martín del Castillo ha ostentado puestos hechizos como el de Subdirector Técnico de la Zona Arqueológica de Monte Albán; al parecer, un puesto hecho a la medida de las propias necesidades inexplicables de su jefa inmediata. Lo cierto es que este nombramiento no existe como puesto de confianza en la estructura y nombramientos oficiales del INAH. Hay documentos oficiales (en poder de este reportero) donde el “arqueólogo” firma con ese cargo. Las pruebas anteriores permiten sospechar que Martín de Jesús del Castillo Castillo es un prestanombre cuya arriesgada complicidad sólo se entiende en virtud de un beneficio económico extraordinario y en la seguridad de que al final de la jornada quedará impune.
En el organigrama actual del instituto, el Lic. Martín del Castillo Castillo, aparece como Subdelegado del Centro INAH-Oaxaca, nombrado mediante memorándum interno por Nelly Robles. Sin embargo, no hace muchos años este funcionario (cuando fungía ya como Jefe de Servicios Administrativos de Monte Albán) estuvo vetado para ejercer cargos en la administración pública federal, al parecer por malversación de recursos, cuando no pudo salir limpio de una auditoría. Era 2006, cuando mediante un desplegado o circular interna --que se pegó en todos los centros de labores del INAH-Oaxaca-- se daba notificación de lo anterior. Hablando en criollo se trató de una acusación oficial de robo. Nelly sabe que sólo basta abrir el cajón del escritorio para descubrir el historial de su subordinado. No le conviene, ella también tiene una larga cola que le pisen. Metáfora y símbolo es la política.
En este mismo tenor de complicidad y usurpación de funciones se dan otros acontecimientos que vienen a ser el clímax de la transgresión pública y una ofensa a los trabajadores genuinos del INAH. Resulta que entre los proyectos aprobados del instituto el abogado Del Castillo ha salido seleccionado en varios de ellos. Cabe señalar que los proyectos aprobados por el INAH reciben amplísimos recursos que incluyen, desde luego, aumentos significativos en los sueldos de los investigadores responsables, lo cual no está a discusión siempre y cuando se respeten los términos de los reglamentos internos, y en el entendido que esos trabajos repercutirán positivamente en los acervos culturales del país. Las irregularidades comienzan cuando a personas ajenas a la profesión se le otorgan estas prerrogativas laborales de gran impacto para la cultura nacional. Y ese es le caso del supuesto arqueólogo en entredicho.
No cabe duda, son gajes de los corrillos del poder. El INAH es en la actualidad una especie de Santo Oficio que no perdona el más mínimo reclamo para convertir al inconforme en un moderno hereje o paria. En la tercera parte de este reportaje abundaremos sobre la experiencia de varios de los 15, ahora llamados, los despedidos de Nelly.

Nota: La foto donde aparece el Lic. Del Castillo junto a Nelly Robles fue publicada en el periódico Noticias.
CAPITULO II
De los proyectos arqueológicos

Artículo 5º. Para realizar cualquier investigación arqueológica, sea de las dependencias del Instituto o de instituciones ajenas al mismo, se requerirá la presentación del proyecto de investigación al Consejo de Arqueología para su revisión y aprobación, según sea el caso. Se exceptuarán de lo anterior las
intervenciones de rescate; sin embargo, se deberá notificar oportunamente de estos trabajos al Consejo de Arqueología.

Artículo 6º. El proyecto de investigación arqueológica será propuesto por un arqueólogo titulado, quien tendrá la responsabilidad del mismo.

Artículo 7º. El responsable de un proyecto arqueológico deberá formar parte del personal de la dependencia o institución solicitante y tendrá la obligación de estar al frente del proyecto hasta su conclusión.

Artículo 8º. Las instituciones que avalen proyectos arqueológicos son corresponsables con los titulares de éstos. En caso de incumplimiento no se renovarán los proyectos de dicha institución hasta que se regularice la situación que motiva dicho incumplimiento.

*Este artículo es la continuación del reportaje «Arqueología de la opacidad»

Fuente Diario Despertar de Oaxaca. 1/10/2011

Vistas: 698

Responde a esto

Suscribirse a Noticias RMA Gratis

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

© 2019   Creada por Gustavo Ramirez.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio