¿Puede usted argumentar a favor de la Constante GTM? Yo discutiré a continuación por qué ésta resulta aritméticamente ridícula y, por lo tanto, no útil para fines prácticos. Ahora que si le convencen mis argumentos, por favor, haga clic en “me gusta”.

 

La ecuación en cuestión es del tipo de y = x + k, en donde y es el Número de Día Astronómico, x es la llamada “Cuenta Larga maya” y k es una constante que en este caso es igual a 584,283 unidades: resulta de la diferencia entre 2’456,283 – 1’872,000; es decir el Número de Día Astronómico del 21 de diciembre del año 2012, al que se le resta el final de era en el calendario prehispánico.

 

y Día Astronómico = x Cuenta Larga + 584,283 unidades

 

Error 1.- Las enumeraciones aquí son trabajadas de manera proporcional, esto es como si ambas aumentaran al mismo ritmo; mas no son iguales: considérese que el Número de Día Astronómico aumenta en razón de 365.242199 días naturales por año y la llamada Cuenta Larga lo hace en función de 365 fechas del Año Civil*.

 

*No hay vestigios de alguna fecha similar a nuestro 29 de febrero, porque los días supernumerarios del Año Trópico eran saltados como anónimos y sin número.

 

Error 2.- Debido a que la Constante GTM sí da número a los días supernumerarios del Año Trópico, dejan de permanecer fijos los 365 días del Año Civil: se recorren respecto al equinoccio de primavera casi 1 día cada 4 años.

 

Error 3.- El error acumulado de la Constante GTM es de 1,242 días o casi 6,211, respectivamente en 1 y 5 edades calendáricas.

 

Error 4.- Los autores de la Constante GTM sabían que el año 2012 resultaba acorde como final de la era calendárica y sólo escogieron el solsticio de invierno, desde luego de manera arbitraria, porque ese fenómeno fue muy importante para las culturas mesoamericanas; sin embargo, la trascendencia de ese fenómeno solar no es por esa razón.

 

Conclusión 1.- La correlación entre el Número de Día Astronómico y la mal llamada “Cuenta Larga maya” requiere de una ecuación diferente a y = x + k; se precisa de una con el factor que iguala entre los 365.242199 días naturales del Año Trópico y las 365 fechas del Año Civil.

 

Conclusión 2.- La Constante GTM debe entrar en desuso.

 

Posdata: tengo una ecuación sin aquel error acumulado, de modo que las vetustas fechas narran, per se, la típica mitología cíclica en el sistema; mas este asunto me lo reservo por el momento de la presente discusión.

 

Finalmente ¿quién tiene argumentos para defender la Constante GTM? Yo insisto con que la ecuación fue mal elaborada; se precisa de otro modo algebraico, ése compara peras con manzanas.

Vistas: 1048

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

Apreciado David Toledo Cisneros:

Creo que puedo argumentar a favor de la correlación GMT, para lo cual me permito extenderle una cordial invitación para que visite mi sitio web, en donde podrá descargar gratuitamente todas las publicaciones de mi investigación:

http://www.dresdencodex.com/

Entre estas publicaciones hallará unas pruebas de integridad cronológica que únicamente ha podido superar la correlación GMT-584285, conforme a la solución propuesta por Floyd Glenn Lounsbury.

Estaré muy atento a resolver las inquietudes a mi alcance.

Cordial Saludo,

Ing. Carlos Barrera Atuesta

http://independent.academia.edu/CarlosBarrera

http://www.wayeb.org/research/whoiswho_profile.php?id=107

Querido David Toledo,

Creo que la correlación GMT si tiene problemas, pero parece que no son los que usted menciona con respecto al bisiesto enla manera que lo presenta.  Como Alejandro Martinez Toledo ha explicado el problema es de origen pues la correlación se apoya en la información de la página 66 de la Crónica de Oxcutzcab, en la que dice:

"1540 11 Ix en Pop 1. 13 Ahau el tun en 7 Xul". Este documento no sigue las ruedas calendáricas del clásico porque los 
coeficientes del Tzolkin no serían válidos, por lo que se asume que las fechas mayas están en error y se cambian para acomodarlas; eso sin tomar en cuenta que los cronistas tenían problemas con el manejo del calendario juliano y al parecer no cotabilizabaron todos los bisiestos cuando escribieron estos documentos. lo que si es claro es que la crónica hace referencia a años vagos de 365 días, los cuales se identifican como tunes.
Los tunes del periodo colonial tienen una duración de 365 días y contrastan con los tunes de 360 días de la cuenta larga usada durante el clasico.  Los katunes del periodo colonial son de 20 y 24 periodos de 365 días, es decir de 7300 y 8760 días respectivamente y difieren de los katunes de 7200 días de la cuenta larga. Por lo tanto es evidente que no se puedenusar ni los periodos katunes coloniales, ni las fechas de la Crónica de Oxcutzcab de manera directa como se hizo para definir la GMT.
La fecha Era sin embargo, no debe andar muy lejos del valor correcto, más bien por un efecto combinado de errores, como pasó enla Grecia antigua con la medida de la circunferencia de la Tierra con las caravanas de camello de Eratosthenes. La evidencia arquelológica y radiométrica sugiere que la correlación no podría moverse muchas décadas sin caer en contradicciónes.
Por ahora la convención de la GMT nos es útil, y debemos continuar usándola, hasta que  no logremos una mejor correlación que explique más y mejor los fenómenos astronómicos y la historia. Lo que si es seguro es que un calendario astronómico debe basarse en eventos celestes regulares que se presenten varias veces durante la vida de un observador, como lo son eclipses y ciclos de Venus, y no en fenómenos raros y con periodos de cientos de años como los tránsitos de Venus que se repiten cada 121.5 años y que muchas no son visibles desde Mesoamérica.
Saludos,
Victor Torres Roldan

Muchas gracias por la invitación al bonito lugar del Códice Drede, leí especialmente lo relacionado con los números que me encantan.

 

En cuanto a la discusión, entiendo que la Constante GTM es el método de correlación más aceptado, porque es el que más se acerca a los resultados de fechas obtenidas indirectamente con radiocarbono 14 y porque el final de era, propuesto por Goodman, Thompson y Martínez (diciembre 21 del 2012), resulta sólo más o menos acorde con las últimas fechas inscritas por los mayas; sin embargo, nada de aquello comprueba que aquel modelo matemático sea válido.

 

Yo insisto en que la Constante GTM da número a los días supernumerarios del Año Tróspico, en vez de saltarlos como se hacía antaño, de modo que se crea un Año Civil vago; mas sabemos que, por ejemplo: el "Día de Muertos" no se movía entre el 1y 2 de noviembre julianos. Se requiere, pues, de un factor que permita igualar los 365.242199 días naturales del Número de Día Astronómico y los 365 días civiles del periodo prehispánico, de lo contrario es como comparar peras con manzanas.

Carlos Barrera Atuesta dice:

Apreciado David Toledo Cisneros:

Creo que puedo argumentar a favor de la correlación GMT, para lo cual me permito extenderle una cordial invitación para que visite mi sitio web, en donde podrá descargar gratuitamente todas las publicaciones de mi investigación:

http://www.dresdencodex.com/

Entre estas publicaciones hallará unas pruebas de integridad cronológica que únicamente ha podido superar la correlación GMT-584285, conforme a la solución propuesta por Floyd Glenn Lounsbury.

Estaré muy atento a resolver las inquietudes a mi alcance.

Cordial Saludo,

Ing. Carlos Barrera Atuesta

http://independent.academia.edu/CarlosBarrera

http://www.wayeb.org/research/whoiswho_profile.php?id=107

Don Enrique Torres, afortunadamente sí pude leer las interesantes palabras que me comparte y que tanto le agradezco, No puedo más que estar de acuerdo con usted: requerimos de un modelo que permita la función astronómica y mitológica del calendario; así, con la Constante GTM, no se puede trabajar ningún astro.

 

Espero que pronto tendremos un nuevo modelo matemático, se lo aseguro y lo espero, muy personalmente, de todo corazón.

 

Saludos.


Victor Enrique Torres Roldan dice:

Querido David Toledo,

Creo que la correlación GMT si tiene problemas, pero parece que no son los que usted menciona con respecto al bisiesto enla manera que lo presenta.  Como Alejandro Martinez Toledo ha explicado el problema es de origen pues la correlación se apoya en la información de la página 66 de la Crónica de Oxcutzcab, en la que dice:

"1540 11 Ix en Pop 1. 13 Ahau el tun en 7 Xul". Este documento no sigue las ruedas calendáricas del clásico porque los 
coeficientes del Tzolkin no serían válidos, por lo que se asume que las fechas mayas están en error y se cambian para acomodarlas; eso sin tomar en cuenta que los cronistas tenían problemas con el manejo del calendario juliano y al parecer no cotabilizabaron todos los bisiestos cuando escribieron estos documentos. lo que si es claro es que la crónica hace referencia a años vagos de 365 días, los cuales se identifican como tunes.
Los tunes del periodo colonial tienen una duración de 365 días y contrastan con los tunes de 360 días de la cuenta larga usada durante el clasico.  Los katunes del periodo colonial son de 20 y 24 periodos de 365 días, es decir de 7300 y 8760 días respectivamente y difieren de los katunes de 7200 días de la cuenta larga. Por lo tanto es evidente que no se puedenusar ni los periodos katunes coloniales, ni las fechas de la Crónica de Oxcutzcab de manera directa como se hizo para definir la GMT.
La fecha Era sin embargo, no debe andar muy lejos del valor correcto, más bien por un efecto combinado de errores, como pasó enla Grecia antigua con la medida de la circunferencia de la Tierra con las caravanas de camello de Eratosthenes. La evidencia arquelológica y radiométrica sugiere que la correlación no podría moverse muchas décadas sin caer en contradicciónes.
Por ahora la convención de la GMT nos es útil, y debemos continuar usándola, hasta que  no logremos una mejor correlación que explique más y mejor los fenómenos astronómicos y la historia. Lo que si es seguro es que un calendario astronómico debe basarse en eventos celestes regulares que se presenten varias veces durante la vida de un observador, como lo son eclipses y ciclos de Venus, y no en fenómenos raros y con periodos de cientos de años como los tránsitos de Venus que se repiten cada 121.5 años y que muchas no son visibles desde Mesoamérica.
Saludos,
Victor Torres Roldan

Estimado David Toledo,

Considero muy acertada su apreciación acerca de la correspondencia entre la correlación GMT y la datación por radiocarbono 14 de los dinteles de los templos de Tikal. Los resultados de dichas pruebas también respaldan lo indicado por mi estimado amigo Víctor Torres respecto a la pérdida de validez de cualquier correlación cuando ésta se intenta trasladar mas allá de unas pocas décadas, a partir de la Fecha Era inicialmente estimada por Thomas Goodman, [cuya constante de correlación era 584280].

La correspondencia entre el décimo-tercer B'aktun y el solsticio de invierno del 21 de Diciembre de 2012 fue, de hecho, un "descubrimiento reciente", ya que por muchos años la literatura especializada sobre el tema estuvo basada en la fecha original de Michael D. Coe del 24 de Diciembre, y no fue hasta la publicación en el año 1983, de unas tablas revisadas por Robert J. Sharer para la cuarta edición de la obra "Los Antiguos Mayas" por Morley, que la correlación GMT-584283 fue fírmemente establecida para una fecha de culminación 13.0.0.0.0, equivalente al 21 de Diciembre de 2012. Una feliz "coincidencia" que sería aprovechada de inmediato por reconocidos autores de la Nueva Era.

La forma en que la correlación GMT fue inicialmente estimada tiene relación con la fundación de Mérida el 6 de Enero de 1542 y un registro etnohistórico que permite concluir que la culminación de un K'atun 13 Ajaw de la Cuenta Corta debió acontecer durante el año juliano de 1539. Al asumir la continuidad entre los sistemas de la Cuenta Corta y la Cuenta Larga, se concluye entonces que las dos correspondencias más probables entre fechas Mayas y Gregorianas tienen que ser o el 12 de Noviembre de 1539 = 11.16.0.0.0, 13 Ajaw 8 Xul [correlación GMT], o 12.9.0.0.0 = K'atun 13 Ajaw [correlación de Herbert Spinden 489383/489384].

La evidencia extraída de fuentes arqueológicas e históricas, incluidas las mencionadas pruebas de radiocarbono, terminaría por favorecer finalmente a la correlación GMT, sobre aquella propuesta por Spinden.

No obstante lo anterior, las mejores evidencias a favor de la correlción GMT, [y específicamente a favor de la GMT-584285 de Thompson-Lounsbury], provienen, en mi limitado concepto, de inscripciones cronológicas auténticas del Período Clásico Tardío asociadas con eventos astronómicos. De eso se trata precisamente mi investigación, basada íntegramente en el método científico.

Cordial Saludo,

Carlos Barrera Atuesta


David Toledo Cisneros dice:

Muchas gracias por la invitación al bonito lugar del Códice Drede, leí especialmente lo relacionado con los números que me encantan.

 

En cuanto a la discusión, entiendo que la Constante GTM es el método de correlación más aceptado, porque es el que más se acerca a los resultados de fechas obtenidas indirectamente con radiocarbono 14 y porque el final de era, propuesto por Goodman, Thompson y Martínez (diciembre 21 del 2012), resulta sólo más o menos acorde con las últimas fechas inscritas por los mayas; sin embargo, nada de aquello comprueba que aquel modelo matemático sea válido.

 

Yo insisto en que la Constante GTM da número a los días supernumerarios del Año Tróspico, en vez de saltarlos como se hacía antaño, de modo que se crea un Año Civil vago; mas sabemos que, por ejemplo: el "Día de Muertos" no se movía entre el 1y 2 de noviembre julianos. Se requiere, pues, de un factor que permita igualar los 365.242199 días naturales del Número de Día Astronómico y los 365 días civiles del periodo prehispánico, de lo contrario es como comparar peras con manzanas.

Carlos Barrera Atuesta dice:

Apreciado David Toledo Cisneros:

Creo que puedo argumentar a favor de la correlación GMT, para lo cual me permito extenderle una cordial invitación para que visite mi sitio web, en donde podrá descargar gratuitamente todas las publicaciones de mi investigación:

http://www.dresdencodex.com/

Entre estas publicaciones hallará unas pruebas de integridad cronológica que únicamente ha podido superar la correlación GMT-584285, conforme a la solución propuesta por Floyd Glenn Lounsbury.

Estaré muy atento a resolver las inquietudes a mi alcance.

Cordial Saludo,

Ing. Carlos Barrera Atuesta

http://independent.academia.edu/CarlosBarrera

http://www.wayeb.org/research/whoiswho_profile.php?id=107

Estimado Ing. Barrera, me place que estemos de acuerdo en que la correlación del final de era no debe desplazarse demasiado del 21 de diciembre del 2012; considere que yo tengo un modelo algebraico que difiere sólo unos días de esa fecha, inclusive corresponde a este mismo año del 2012 y por lo tanto resulta de acuerdo con las Crónicas de Oxcutzcab y las pruebas de radiocarbono 14. Además, encuentro que el llamado "calendario maya" sirve, ex profeso, para predeterminar fenómenos astronómicos SIN LA NECESIDAD DE CÁLCULOS ARITMÉTICOS PARA CONSEGUIRLO y a las pruebas científicas me remito. Sin embargo, propuse la publicación de mi trabajo a la revista "Arqueología Mexicana", mismo que están ahora revisando, por lo que me veo impedido de expresarme ámpliamente al respecto.

 

Hago saber que me ha costado mucho trabajo hacerme oír, porque soy biólogo y no arqueólogo, tampoco antropólogo ni historiador; mas acompañé mi propuesta a la revista mencionada con un dictamen del maestro Rafael Tena Martínez, quien opinó en 1994 que el INAH debería publicar (aquella propuesta) a manera de libro y su resumen como folleto", aunque el INAH no lo hizo entonces por "razones presupuestales". Yo, desanimado al respecto, seguí preparando personal para el Programa Nacional de Detección Oportuna de Cáncer Cervicouterino, allá en la Escuela Regional de Citología Exfoliativa de la Secretaría de Salud en Zacatecas, y me olvidé del asunto prehispánico, pero ahora ya se llega la fecha añejamente vaticinada y no hay tiempo para perder.

 

Espero contar con su ayuda, en caso de que la Biología siga siendo un lastre en mi persona.

 

Saludos y mi agradecimiento por su atención y el tiempo que destina a estos asuntos que tanto me gustan.

 

Agradezco a todas las personas que siguieron la presente discusión, especialmente al Ing. Carlos Barrera y al astrónomo Torres Roldán. Cuando tenga noticias de la revista que mencioné, avisaré si me publican o si necesitaré ayuda para publicar un nuevo método de correlación calendárica, mismo que, desde luego, es comprobable de manera científica.

 

Posdata: el asunto urge porque la fecha del fin de era NO es en ocasión del solsticio del 21 de diciembre del 2012, tampoco corresponde con el tránsito del planeta Venus por el disco del Sol en el 5 de junio próximo (6 de junio en Tiempo Universal); sin embargo, ese fenómeno se relaciona mucho con la supuesta muerte del Dios del Arte y del Conocimiento en "Civilidad" (Toltecáyotl en náhuatl), de modo que el final de la cuenta calendárica se ubica en algún día entre ambas fechas de este año 2012.

 

Muchas gracias por su atención.

La constante de 584,283 unidades, corresponde con el número de días de la revolución sinódica de Venus, ¿acaso esto quiere decir que en el ciclo que se cierra (21 de dic próx), está Venus involucrado en alguna de sus posiciones?, cuál?, el orto heliacal matutino? o entra a la Conjunción Inferior?, ¿alguién sabe de esto?

Alonso Rubio Chacón, le sugiero leer el principio de esta discusión: ahí dice de donde sacaron ese valor los autores de la Constante GTM y me temo que el número NO está relacionado con la revolución sinódica del planeta Venus, por ejemplo: el orto helíaco de Venus será el 10 de junio del 2012; es decir, la primera aparición del Lucero matutino, tras los 8 días de invisibilidad por conjunción inferior con el Sol.

Alonso Rubio Chacón dice:

La constante de 584,283 unidades, corresponde con el número de días de la revolución sinódica de Venus, ¿acaso esto quiere decir que en el ciclo que se cierra (21 de dic próx), está Venus involucrado en alguna de sus posiciones?, cuál?, el orto heliacal matutino? o entra a la Conjunción Inferior?, ¿alguién sabe de esto?

sí, sí; "de la diferencia entre 2’456,283 – 1’872,000...",

..pero es muy aproximada, no es una coincidencia?. A ver, la siguiente es una pregunta, un poco a ciegas: del 10 de junio (orto helical matutino), al 21 de dic, hay 193 días, o sea su máxima elongación, cuando está super billante, no es así?,  estoy un poco flojo para consultar todo este asunto tan complejo, cierto, pero... tal vez quiero insistir en que Venus tendrá algo que ver y mi pregunta es cuál sería la interpretación mitológica a todo esto?. Venus o Quetzalcoátl está en el inicio del tiempo...

La máxima elongación del lucero matutino se alcanza al día 47. No le puedo ayudar más; usted pretende encontrar razones astronómicas en un asunto que sus autores no lo hicieron. Yo insisto que la Correlación GTM es una tomadura de pelo.

 

Respecto a la revolución sinódica de Venus, le sugiero leer las páginas 100, 101 y 102 de "Observadores del cielo en el México Antiguo", ahí fue explicado, en términos muy sencillos, por el gran Anthony F. Aveni (Fondo de Cultura Económica; México, 1993).

Creo que la confusión que se está presentando con la constante de correlación se debe a que Don David Toledo adoptó en su ecuación la notación inglesa que utiliza "comas" como separadores de miles, y no "puntos".

Por esta razón, asumo que Alonso Rubio está interpretando estos quinientos ochenta y cuatro mil doscientos ochenta y tres días, como como quinientos ochenta y cuatro días, más dos décimas, ocho centésimas y tres milésimas de día, un valor vagamente cercano al período sinódico real de venus de 583,9213 días.

La constante de correlación y la forma en que ella opera, se fundamenta en una escala continua de tiempo fijada por Joseph Scaliger en 1582 que equipara la fecha juliana del primero de Enero del año 4713 AEC [-4712] con un número de día juliano igual a cero.

En consecuencia,cuando a esta fecha de origen del 01.01.-4712 = JDN 0, se le adicionan 584283 días, se alcanza la así denomindad Fecha Era del Calendario de la Cuenta Larga Mesoamericana del 11 de Agosto de 3114 AEC [-3113] = JDN 584283 = 0.0.0.0.0.

En cuanto a la máxima elongación de Venus, esta se alcanza en un punto medio localizado 73 días después de su primer día de visibilidad como estrella matutina, o en su defecto, 73 días antes de su ultimo días de visibilidad como estrella vespertina.

Lo denomino punto medio de 73 días, porque en la práctica, Venus mantiene una elongación máxima constante [i.e. una distancia angular máxima de separación respecto al Sol] de entre 45 y 47 grados, durante unos 18 días, iniciando unos 9 días antes del día 73, y finalizando unos 9 días despúes del día 73.

A esta máxima distancia de separación de Venus respecto al Sol se le denomina "Máxima Elongación Oeste", cuando Venus es "estrella" de la mañana, o "Máxima Elongación Este", cuando Venus es "estrella" de la noche.

Espero que esta información sea útil.

Un cordial saludo para todos,

Carlos Barrera Atuesta

RSS

Suscribirse a Noticias RMA Gratis

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

© 2021   Creada por Gustavo Ramirez.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio