¿Por qué un Sindicato Nacional Democrático y no la fragmentación gremial?

La nueva Ley de Cultura no puede ser enfrentada de manera fragmentaria por sindicatitos de 400 o 600 integrantes desde una de las dependencias de la Secretaría de Cultura.

En el pasado, dentro de un Sindicato charro como es el SNTE, las condiciones impusieron que varias delegaciones del SNTE repartidas en la Sección 10 y 11 lucharan por la defensa del patrimonio nacional frente al INAH o que las delegaciones del INBA hicieran lo propio. La autonomía relativa que daba la fragmentación de los órganos desconcentrados de la SEP lo permitió.

Sin embargo ahora en la nueva Ley se centraliza la administración de la cultura en el país y con ello las líneas de mando de la administración federal. Diego Prieto recibe instrucciones de la Secretaria de Cultura y tiene que acatar las decisiones centralizadas.

Ni el Sindicatito de investigadores, ni el de arquitectos, tendrá la capacidad de enfrentar al patrón y mucho menos defender el patrimonio cultural que ya perdió el control de las zonas arqueológicas, sin que nada pudieran hacer los investigadores gremiales.

Es evidente que sin una correlación de fuerza y un poder de movilización político lo podrá hacer.

EL SNDTSC es el mayoritarioEl Sindicato Nacional Democrático es el único sindicato nacional que cuenta con todas las ramas y los sectores de la Secretaría de Cultura. Investigadores, Arquitectos, Restauradores, Técnicos y Profesionales. Es el único sindicato nacional que se distribuye en las distintas dependencias de la Secretaría de Cultura. INBAL, INAH, Radio Educación, INDAUTOR, Escuelas del INBAL, CENART, Canal 22. Una respuesta nacional del SNDTSC implica paralizar a toda la Secretaría de Cultura. Viene con el Sindicato Nacional Democrático no sólo la fuerza del número sino la fuerza de la juventud. Es el sindicato que más jóvenes ha afiliado.

¿Sabes contar?

El número no sólo de afiliados, sino la capacidad de movilización marca una enorme diferencia. El frente de sindicatos habla de 7 sindicatitos, juntos no suman ni mil integrantes. La media no es el número de organizaciones fragmentarias, pueden parecer muchas, la aritmética no miente, los poco menos de 1,200 afiliados entre los 7 sindicatos, que por cierto no movilizan ni 300 son incomparables con los más de 6 mil afiliados del SNDTSC y su capacidad de cerca de 4 mil en las movilizaciones más recientes. Tenemos entonces sindicatos de membrete diciendo que son la mayoría, cuando la inmensa mayoría se concentra en una sola organización el SNDTSC.

Un sindicalismo renovado.

Las luchas recientes en el SNDTSC nos demuestran que la llamada organización nacional ATM va quedando atrás y empieza a ceder paso a las Secciones nacionales. Un Sindicato capaz de tener presencia de todas las ramas profesionales y respetar el derecho de las profesiones. Además con las puertas abiertas a la afiliación de Investigadores, Arquitectos, restauradores y ATM nacional.

No es un Sindicato donde decide el Comité Ejecutivo Nacional, sino el Congreso con toda la representación nacional. El INBAL esta representado en un sector, los Académicos del INBAL están representados en otra. Los sectores conforman la estructura nacional de nuestro sindicato. Se decide por el voto mayoritario de todas las representaciones de todos los sectores y cada una de sus seccionales a nivel nacional. Es se llama Sindicalismo democrático. Los líderes corporativos hoy no se sienten cómodos y son minoría en una estructura democrática nacional. Dicha estructura da paso a las nuevas generaciones.

El juego de la autoridad es dividir.

La fragmentación sindicalista, con sindicatos individualistas es la apuesta del patrón. Es más fácil tirar migajas, y respetar cotos de poder de líderes esclerotizados o francamente charros, que enfrentar un sindicato democrático de miles de trabajadores. Algunos de los sindicatos están más interesados en las migajas y en regentear las cuotas de sus mini agrupaciones que haberse fundido en un Sindicato Nacional donde tendrán que competir por la decisión de miles de trabajadores.

Sindicalismo envejecido.No se puede continuar con la estrategia del sindicalismo de los años 70. Hoy el neoliberalismo ha hecho estragos en el mundo laboral, felxibilizando, haciendo outsourcing, dividiendo a los líderes con dádivas. Muchos de estos líderes ya no luchan, viven de sus glorias de hace 40 años y responden al capitalismo contemporáneo con opciones sindicalistas que ya no funcionan. Es francamente lamentable que viejos líderes por conservar y regentear las cuotas en sus sindicatos, persistan en una división que le conviene al patrón.

Necesitamos consolidar a los investigadores del SNDTSC.

Los investigadores dentro del SNDTSC son huy una sección adscrita al Sector INAH TP. Se vinieron en un número significativo, pero pequeño. Los investigadores pueden ser un sector propio como ocurrió con los Académicos del INBAL. Desde el Sindicato "Nacional" de Investigadores, lo único que se tendrá es un numero fragmentario que no podrá incidir por ejemplo en la política cultural del INBAL. Cuando un sindicato nacional puede decidir desde todos los sectores por la defensa del patrimonio cultural.

Vistas: 30

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

La suerte de los sindicatos, apostando a que no se dividan y a su deterioro, pasa por la defensa legal del SNDTSC

RSS

© 2017   Creada por Gustavo Ramirez.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio