He recibido por correo el texto de Gustavo A. Ramírez Castilla, del centro INAH Tamaulipas su reflexión titulada El sindicato de docentes e investigadores del INAH; en la encrucijada. Me parece, una reflexión emergente, necesaria con la que comparto muchas cosas y otras que en mi perspectiva requieren de comentarios, puntos de vista diferentes o informaciones de quiénes estuvimos cerca de algunos de estos procesos que menciona. Dado lo extenso de la temática que maneja el documento, haré mi intervención por entregas.

Por segunda vez consecutiva el sindicato de investigadores y docentes del INAH (DII-­‐IA-­‐1) carece de planillas para formar el Comité que dirigirá sus acciones en el siguiente periodo. Lo que parecería un tema trivial no lo es en absoluto; por lo que debemos reflexionar acerca de las situaciones que nos han llevado a este punto, lo que significan y el impacto que pueden tener para el gremio en los próximos años.

Desde luego que no hayan logrado que grupos diferentes confirmaran la pluralidad democrática que debería existir en la delegación D-II-IA-1 de la sección X del SNTE es un pésimo síntoma.

Demuestra varias cosas:

  1. La carencia de una vida democrática en la delegación que se produce por el sistema político de inhibir, excluir y trabajar de manera faccionalista. Viendo a las demás fuerzas como fuerzas diabólicas, “charras”, viéndose a sí mismos como bloques democráticos indispensables cuando que practican en la vía de los hechos el sectarismo, la exclusión.
  2. Tienen allí el resultado de la falta de vocación plural de quienes llegaron a base de mentiras y manipulaciones. A la planilla roja que se conformó en una práctica de ejercicio democrática se le pusieron todos los obstáculos posibles acusándonos de “cambiar” carteras, de tener relevos por renuncias que fueron producto por cierto de presiones de los mismos que ahora son incapaces de arribar al relevo con fuerzas emergentes y plurales. En lugar de respetar a la planilla, de aplaudir su esfuerzo por entrar al escrutinio democrático, se le acusó de asumir relevos en las carteras y de “otros crímenes” que buscaban inhibir y obstaculizar su participación. Allí tienen el discurso disímbolo consiguiendo lo único que fue realmente antidemocrático, pretender que una fuerza independiente no contendiera democráticamente y que fuesen los investigadores quiénes eligieran entre dos opciones.
  3. La asamblea evidentemente sancionó las maniobras de tratar de impedir que no se presentaran opciones y definió que no era válido descalificar a la planilla roja. La renuncia de la planilla negra y luego la renuncia de la roja presionada por una intervención de Aldir González Morelos propició el caos en un juego donde la base había definido que concursaran opciones sin descalificación. Lo grave es que los dos candidatos a las Secretaría General del Sindicato tomaron la decisión de renunciar, sin ni siquiera consultar a sus seguidores. Entiendo perfectamente que si habíamos convocado a evitar las maniobras habríamos terminado de esta manera. Así que en medio de maniobras la ASAMBLEA decidió irnos a la elección nominal.
  4. La Asamblea no tuvo la madurez para colocar un Comité Ejecutivo plural, se fue a la cargada, reeligió anti estatutariamente a Echenique como Secretario General, aceptó su argumento pueril de que conformó una Secretaría General en un Comité anterior, en colectivo y le otorgó el carro completo. Es impopular decir esto, pero es la verdad. Un grupo minoritario del sindicato, pues 120 miembros sustituyeron a más de 800 acabaron re eligiendo contra los estatutos a quién tuvo el atrevimiento de mentarle públicamente la madre a todo el sindicato. Una base así, merece un Secretario General así.
  5. La Asamblea General es la responsable de estos resultados y ahora no podría quejarse de las acciones que se cometieron después. Un Comité Ejecutivo sin oposición, sin poder de convocatoria y sin alternativas. Lo más probable es que la votación nominal se repita de nuevo y que algunos de los que ya fueron se repartan de nuevo las carteras. Un Comité con una nula capacidad de autocrítica, una nula voluntad democrática y una incapacidad permanente para operar políticamente con la oposición.
  6. La reciente carta que te contesta la Sra. Vanegas es la evidencia más contundente de la incapacidad de autocritica y poca voluntad política para reconocer esta crisis que no sólo tu apuntas, sino que apuntó la propia Aldir González en una de sus cartas. No podemos esperar nada más que si repiten en las carteras y se reeligen, repetirán más de lo mismo, pues han hecho de la delegación un modus vivendi y no una organización que defiende a sus trabajadores. La carta de la Sra. Vanegas es una defensa pueril que nada aporta a la discusión en este momento.

Lo que hoy existe no salió ayer, es responsabilidad de todos nosotros y nadie ha tenido el valor de encarar las fallas. Aldir en una carta lo intentó en la realización del congreso de Oaxtepec, pero la delegación carece del poder de convocatoria, de la incidencia necesaria entre los investigadores como para poder reformular y levantar una organización sindical, hoy tenemos una organización no democrática donde gobiernan comités ejecutivos de un mismo grupo, sin contrapesos, sin la participación de la base y sin ninguna transparencia en el manejo de los recursos.

A inicios del 2010 se convocó a la formación de planillas para formar el Comité Sindical, inscribiéndose dos planillas, mismas que renunciaron a su participación tras denunciarse una manipulación del registro por parte de dos de los miembros de la comisión electoral.

Dicha comisión fue destituida en un pleno de delegados, pero el proceso ya no pudo salvarse. Dado que en la nueva convocatoria no se registraron planillas, se optó por la candidatura individual para cada una de las carteras.

Lo que yo siento personalmente es la manipulación de una organización que se dice democrática y que nos sacó de una sesión pública para juzgarnos en nuestra ausencia. Esto no es ni digno de la vida democrática y tampoco habla bien que se hizo todo lo posible para eliminar a la planilla roja.

A estas alturas ya no les creo lo que me dicen. Tienen lo que han sembrado, faccionalismo, sectarismo, división. Nunca nosotros, los que estuvimos en la roja, hicimos nada por entorpecer la vida del sindicato, estuvieron solos y solos nada pudieron hacer. Yo no veo confrontación sino un uso unidireccional de un grupo que decide por todos.

Nosotros, mis compañeros de la roja habíamos hablado con claridad de la necesidad de levantar un sindicato desde abajo, de revivir las reuniones en los centros, de reorientar las metas hacia la auténtica defensa de las condiciones de investigación y de vida de los investigadores. Yo vi desde que llegue, no un sindicato, sino una Organización No Gubernamental dedicada a la defensa del patrimonio. No me opongo a que algunas posturas se aboquen a la defensa de esto, pero la función de un sindicato es la defensa de las condiciones de vida que tenemos y eso es lo que precisamente no hace este sindicato. Mejorar el entorno laboral, mejorar las condiciones de los centros INAH y en cambio permitir que la burocracia de la institución tenga mejores condiciones que los investigadores mismos, como si no se hiciera investigación y lo que se hiciera es burocracia. Entre las planchas de vidrio esmerilado del Aristos y los centros de trabajo en provincia, tenemos una realidad mucho muy profunda de lo que ha terminado siendo nuestra institución.

Yo no estaría de acuerdo con el egoísmo que se quiere achacar a los investigadores. Siendo sinceros como están las cosas, al perecer no necesitamos al sindicato; quién trabaja y se mueve de manera individual obtiene más que si nos movemos colectivamente. Y no me alegro de esto, lo único que me indica es que el sindicato es como una familia disfuncional donde nadie hace lo que le corresponde hacer. Si la gente no acude es sencillamente porque no lo necesita. Por ello acuden los que tienen que venir a hacer trámites a la Ciudad de México y con el pretexto del sindicato te pagan el boleto del autobús o del avión. Así es que rotamos a quiénes necesitan para ver si se avientan a venir a la Ciudad de México. No veo una actividad de discusión, sino una vocería a través de Internet que nos dice que hacer.

En ese proceso, se registraron algunos candidatos individuales además de una planilla encabezada por el Hist. Felipe Echenique March. La impugnación que hiciera la Mtra. Aldir a la participación de Echenique ganó para este las simpatías de los asistentes, arrasando la votación a su favor que, para ajustarse al proceso establecido, se votó de manera individual. Todo eso sucedió en el contexto de disolución de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro debido entre otras cosas a los conflictos al interior de su sindicato. Esa situación hacía que la problemática surgida al interior de la DII-­‐IA-­‐1 fuera más delicada; se tenía que evitar que el gobierno federal tomara como pretexto nuestro conflicto para desintegrar también al INAH. Finalmente el comité se formó y el sindicato tomó su curso. Echenique está Llegando al final de su gestión desgastado, harto de las confrontaciones y de la falta de acuerdos y resultados. Cuando fue electo como Secretario General del Comité  Sindical era visto como alguien que pondría contra la pared a Alfonso de Maria y Campos; pero está visto que las estrategias de presión como las manifestaciones, el desconocimiento a De Maria como director general así como el rechazo de toda propuesta surgida de sus instancias, no fueron operativas. Esto sólo condujo a un mayor divisionismo del INAH y al mayor debilitamiento del sindicato a quien la autoridad ya no tomó en cuenta. Sólo como comparación, el sindicato de Administrativos, Técnicos y Manuales del INAH, fue capaz de sentar al director general en varias ocasiones y hasta altas horas de la noche en su local, para negociar sus demandas. Esto jamás se vio en el nuestro.

El Comité formó su sindicato y estuvieron cambiando las carteras muchas veces. Yo me postulé para la Secretaría de Organización, en la elección nominal y en el carro completo resultó postulada Hilda del estado de Hidalgo. Yo les pregunto ¿Cuánto duró la mentada Hilda? ¿Dónde estuvo su trabajo para levantar la organización del sindicato? Cambiaron las carteras en el Comité las veces que se les pegó la gana y los agremiados, como yo, nunca existimos. Nos acusaron de cambiar las carteras, de hacer relevos cuando ellos en el comité terminaron haciendo lo mismo.

Pero allí tienen sus prácticas de satanización donde todos son malos menos ellos. José Antonio Contreras, las compañeras del estado de México, son el mismo demonio. ¿Dónde está la vocación plural e incluyente de sumar y no restar? Si algo me queda claro es que durante todo este tiempo es que ha existido una vocación de restar y una nula capacidad de negociación y operación política para fortalecer a la delegación. Una dirección, dirige para todos, no para unos cuantos. ¿Cuándo fue capaz el comité actual de sentar a los actores a los que había derrotado, para sumar un proyecto plural único y organizado por la defensa de nuestra organización? ¿Cuándo ha operado para disminuir las diferencias y construir un programa único nacional? Lo que ha obtenido es un colapso de la vida sindical y un alejamiento de los investigadores de la participación. asambleas de 40 gentes o congresos con un top de 80 personas.

Echenique si fue capaz de sentar al Director General, pero para que le presentara su libro. Para un Secretario General que luego llamó a desconocerlo, me parece que opera en la más absoluta esquizofrenia política. El imaginario de que luchamos, mientras en la realidad De María llegó al final de su mandato.

A mi no me parece un triunfo plantear sentar al Secretario de Educación, y terminar siendo ignorados y remitidos de nuevo al Director que en el discurso dijimos desconocer.

 En medio de un contexto nacional en donde muchos empujamos hacia un cambio. El comité en todo el tiempo fue un gran esquirol no sólo contra MORENA cultura, sino contra la solidaridad debida a muchos de los acontecimientos que estaban sucediendo. ¿Quiero pertenecer a un sindicato así? ¿Qué ahoga las iniciativas democráticas y cuyo lenguaje es el faccionalismo y la exclusión? ¿Por qué tengo que pagar mis cuotas para que un sindicato no me defienda?

Dentro de lo que he podido comentar con mis compañeros de la ENAH, no soy el único en sentirme no representado y en notar que hemos ido para atrás. Yo aplaudo tu carta porque nos mete en este tipo de reflexiones.

Vistas: 1329

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

No se puede corregir ya, en efecto hay fe de erratas, dónde dice Víctor Gómez, debe decir Sergio Gómez.

Se presentaron dos planillas una fue la Morada compuesta por Luz Maria Aguilar, Daniel Maldonado, Enrique Hugo Valencia,Jhon Josep Perez Gavito de Baja california, Antonio Garcia Zuñiga, Magda Ordoñez de Historicas, Tere García.

La planilla de academicos con Jose Hernandez Rivero, Rosa Vanegas, Joel Santos, Mercedes Cano, Cecilia Cabrera, Alejandro Avila y Armando Alvarado,asistencia de 267 votantes, la morada quedo con 147 y la de academicos con 112 y 8 votos anulados

La opción que debatió con un servidor fue derrotada, además que la planilla de Académicos permitió una violación estatutaria porque uno de sus integrantes se presentó por cuarta vez a formar parte de un comité.

Creo pertinente que se conozca el sentido de las consideraciones emitidas al documento del profesor Alonzo, que via internet fue remitido a mi correo personal. Abajo de estas lineas el lector encontrará de manera integra mi texto. Esto con la finalidad de que el lector tenga elmentos que le permitan comprender el contexto en el que se genera esta discusión.

En respeto a la página (RMA), que nuestro amigo Gustavo Ramirez atinadamente dirige, me reservo el derecho de contestar a las agresiones verbales que ha emitido el mismo profesor Alonzo, mismas que por lo pronto considero sin importancia y no doy ningun valor, sobre todo cuando tendenciosamente omite responder y por tanto admitir o no que el mismo profesor Alonzo, es autor del blog "Corriente Roja del INAH" (http://corrienterojainah.blogspot.mx/2010/01/un-nuevo-estilo-de-tra...), y él mismo es quien escribe, contesta y firma utilizando el seudónimo de "Topo Rojo". Dejare que el lector juzgue la actitud ciertamente intransigente del profesor Alonzo. No obstante, despues de esta respuesta mia, enviare las opiniones de dos compañeras investigadoras que recomiendo consultar al lector interesado.

Con esto, por mi parte, daré por terminada esta discusión, enviandole un cordial saludo al profesor Alonzo.

Consideraciones al documento titulado Sindicato en la Encrucijada, del profesor Arturo Luis Alonzo Padilla en respuesta a la reflexión del compañero Gustavo A. Ramírez Castilla, del centro INAH Tamaulipas titulado: El sindicato de docentes e investigadores del INAH; en la encrucijada.

http://remarq.ning.com/forum/topics/sindicato-en-la-encrucijada

 

El documento del profesor Arturo Luis Alonzo Padilla, docente de la Escuela Nacional de Antropología e Historia, publicado en la Red Mexicana de Arqueología (cuyo titular es el compañero Gustavo Ramírez), emite una serie de improperios y descalificaciones sin fundamento en contra de compañeros y la organización sindical, fue lanzado pocos días antes de concretarse el cambio del Comité Ejecutivo de nuestra delegación sindical, programado para la Asamblea General del 23 de abril.

No puede considerarse como algo casual. El tiempo, la forma y la intención del documento publicado por el profesor Alonzo, se conjugan para un doble fin: propiciar la apatía de la base trabajadora en la vida sindical y socavar los fundamentos de una organización, con toda la intención de justificar la desaparición de la organización que aglutina a los profesores investigadores que laboramos en y para el INSTITUTO NACIONAL DE ANTROPOLOGIA E HISTORIA.

En efecto, emite el documento en el contexto y a poco tiempo de que definiremos el rumbo de nuestra delegación sindical, así como del Instituto Nacional de Antropología e Historia. El aparente desconocimiento de muchas situaciones a las que hace alusión, y los fingidos errores y omisiones, no son de ninguna manera consecuencia de desconocimiento de la problemática por la que atraviesa la organización sindical o de los procesos que nos han llevado a la encrucijada en la que nos encontramos.

Dolosamente el profesor Alonzo, omite cosas —que considero debe saber muy bien—, con el objetivo de intentar confundir al lector. Su burdo análisis y recuento incompleto de lo sucedido desde su fracasó por ocupar una cartera en el Comité Ejecutivo, no hacen sino mostrar la verdadera intención del documento. Lejos, pero muy lejos de expresar un profundo y patético resentimiento hacia el sindicato, hacia el comité ejecutivo y de manera particular hacia el compañero Felipe Echenique, el documento tiene una finalidad muy clara que probablemente le fue instruida: propiciar confusión, apatía, descredito para propiciar la desaparición de la organización sindical. Afortunadamente su perorata no le alcanza para generar desánimo entre los miembros de la delegación sindical a quienes trata de ignorantes y faltos de criterio.

En este recuento olvida y con toda intención omite mencionar que fue la Asamblea General y no una persona, la que decidió finalmente condicionar su participación en el Comité Ejecutivo; además, hasta donde muchos nos percatamos, habría sido una decisión propia, la que le llevó a abandonar la Asamblea antes que poder sostener sus argumentos; ni fue la arqueóloga Aldir González, ni la maestra Rosa Garza, ni la maestra Noemí Castillo, las que provocaron que renunciara a la oportunidad de ocupar una cartera en el Comité Ejecutivo o participar en la vida sindical. El Compañero historiador Alonzo, debe reconocer que fueron sus exabruptos, improperios y su común actitud intransigente, lo que le obligaron a abandonar la Asamblea General y relegar él mismo, su participación en la vida sindical. Ni a él, ni a ningún miembro de la delegación sindical, se le ha negado nunca el derecho a participar en la vida sindical, plenos, asambleas o las diversas comisiones. Muestra de ello, es que incluso a través de la página del sindicato, se publicó  el documento del profesor Gustavo Ramírez.

Decimos que el documento es lanzado de manera artera, de la misma forma de quien arroja la piedra y esconde la mano, cobardemente y escudándose en la reflexión expresada en el documento del compañero Gustavo Ramírez, como parece ser costumbre o el modus operandi del profesor Alonzo Padilla. Supimos y es de muchos conocido —por citar un ejemplo—, de un blog en internet creado por él mismo llamada “Corriente Roja del INAH” (http://corrienterojainah.blogspot.mx/2010/01/un-nuevo-estilo-de-tra...) , en el que sólo él escribía y él mismo, de manera ridícula se contestaba así mismo, siempre para denostar al Comité Ejecutivo, ocultándose siempre  bajo el seudónimo “Topo Rojo”. Prueba irrefutable de que nunca ha tenido el valor de enfrentar al Comité Ejecutivo cara a cara en una reunión sindical. Por ello es evidente, que en esta ocasión su documento responde a otros intereses.

Su descalificación a la labor no solo del Comité Ejecutivo, sino de todos aquellos compañeros que colaboran de una u otra manera, poco o mucho, aportando ideas, tiempo y esfuerzo en las labores y comisiones de nuestra delegación sindical, denota un serio problema personal de alguien que jamás se ha atrevido a enfrentar las disyuntivas que cotidianamente enfrenta nuestra delegación sindical.

Lanza esta serie de descalificaciones y arremete contra compañeros y compañeras que merecen todo el respeto por su activa participación durante muchos años en la vida sindical de nuestra delegación. Arremete igual contra la compañera arqueóloga Aldir González y lanza sus improperios  contra la maestra Rosa Garza, arremete contra la maestra Noemí Castillo, contra Felipe Echenique y de manera irrespetuosa contra nuestra compañera Rosa María Vanegas, así como en contra todos los que integramos la delegación sindical.

Pretendiendo ser disimulado, hace un llamado a la desaparición del sindicato al señalar que “Siendo sinceros como están las cosas, al perecer no necesitamos al sindicato” y mas adelante sentencia “Deberíamos declarar la Inexistencia histórica de la Delegación D-II-IA-1” sumándose a las voces de uno que otro oportunista que en los últimos meses han susurrado (debido a la falta de valor de decirlo abiertamente) de manera subrepticia, que abandonemos y tiremos por la borda la única forma que tenemos los investigadores para defender no solo nuestros derechos laborales, sino también a nuestra materia de trabajo y con ello a la institución a la que pertenecemos.

Su propuesta de descalificación del trabajo sindical y el llamado hacia la desaparición de una organización sindical que siempre se ha distinguido por mantener una postura clara, consciente ante los problemas nacionales y solidaria con las organizaciones sindicales democráticas, es consecuente con el interés de quienes pretenden desaparecer a la institución que por ley y esto debería tenerlo muy claro el profesor Alonzo, tiene encomendada la protección, conservación, investigación, custodia, difusión y la docencia en las materias de la antropología y a historia.

La crítica a la defensa de las zonas arqueológicas, los monumentos históricos y museos que por años ha emprendido la delegación sindical y la Comisión de Patrimonio, deja entrever el interés de quienes seguramente le instruyeron para proponer abandonar la noble causa de defender el patrimonio que pertenece a todos los mexicanos. Acaso alguien podría criticar la lucha emprendida por los investigadores que se opusieron a la introducción de la Línea 8 del Metro, que resultaría en la afectación del centro histórico de la ciudad de México. Acaso alguien podría soslayar la lucha emprendida por todos los miembros de nuestra delegación que nos opusimos a la instalación del especulo de luz y sonido en Teotihuacán. Acaso alguien podría olvidar la lucha que hemos dado en contra de los intentos de funcionarios federales y legisladores por darle marco jurídico al Conaculta y convertirlo en Secretaria de Cultura para sumir al INAH y reducirlo en sus atribuciones. Acaso alguien podría criticar las demandas que se han interpuesto en contra de los funcionarios que afectaron los fuertes de Loreto y Guadalupe o en contra de quienes rentaron el Castillo de Chapultepec para realizar un concierto de Elton John generando ganancias millonarias para un grupo de personas.  De qué manera crítica, y se suma a la postura del compañero Gustavo Ramírez, de exigir que el gobernador de Puebla siga actuando con total impunidad destruyendo los elementos que el propio profesor de la especialidad de historia en la Escuela Nacional de Antropología e Historia, debería reconocer como parte de nuestra historia e identidad.

Por ello, al hacerse conscientemente el distraído por decir lo menos, y tratar de confundir a nuestra organización sindical con una ONG, o confundir “inocentemente” los términos que emplea para referirse a la organización sindical, el sindicato, el comité Ejecutivo, etc.,  denota  que el profesor Alonzo es el instrumento de quienes tienen interés de lucrar con los bienes que pertenecen a todos los mexicanos.

Su descalificación a la lucha que emprendimos por la defensa del patrimonio arqueológico e histórico es artera y vil, pero deja entrever que el profesor Alonzo, es simplemente una marioneta operada por quien en estos momentos ve en nuestra organización sindical un estorbo para emprender negocios con las zonas arqueológicas y los monumentos históricos. La quimera necesidad del sindicato como gestor de mejoras salariales o condiciones de vida como única función de la organización sindical, es la misma estrategia que han esgrimido quienes planearon la desaparición del SME y han golpeado a las organizaciones democráticas que no buscan solo el beneficio de sus agremiados, sino de la clase trabajadora de México.

En razón de lo anterior y ante el intento falaz de confundir al Conjunto de investigadores, convocamos a todos los investigadores agrupados en la Delegación Sindical, a asistir a la Asamblea General del próximo martes 23 de agosto.

 

Sergio Gómez Chávez

A los compañeros de la delegación sindical:

 

La verdad me da una flojera enorme responderle a  Arturo Alonzo...agh!!!

Hay batallas que valen la pena y otras que no la valen. El escrito de Alonzo entra en la última categoría.

 

Atentamente

Doctora en Antropología Rosa María Garza Marcué.

Respuesta de la Dra. Lina Odena Güemes

Integrantes del Comité de Investigadores: les solicito atentamente  considerar si estas líneas pueden circularse en la Asamblea o publicarse en esta página. Con saludos cordiales.

1)      Estimados compañeros:  Al escribir estas líneas lo hago convencida de lo expresado por Voltaire hace buen rato:  No comparto lo que dices, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a decirlo”. Categóricamente añado PERO NO SIEMPRE ESTARÉ DE ACUERDO EN TU FORMA DE DISENTIR. Y mucho menos, si redactas mal, si no conoces la sintaxis ni la ortografía y si en el fondo de ti deseas la muerte de tus compañeros viejos porque ya existe una nueva generación que pretendes representar.

2)      Considero que   este espacio de los investigadores no debe ocuparse para lesionar a la persona humana. Es inadmisible que quien sea el que disiente se exprese de manera grosera y burda de cualquier integrante de nuestra comunidad. En esta página el disidente se ha expresado con suma misoginia de algunas compañeras. De esta manera se advierte   cómo, el disidente,  al pretender desacreditar la contribución  realizada de manera  constante  por nuestras compañeras, se desacredita a sí mismo de manera contundente.

3)      Ser “señora” no es ningún estigma para la mujer. Lamentablemente el compañero que disiente    --de forma que revela rencor y resentimiento--  tal vez no entiende que si alguien se dirige  a un familiar femenino suyo con el título de  “señora” no la insulta, así como tampoco él  no logra desacreditar a las compañeras a las que les elimina sus títulos académicos. Sólo intenta hacerlo, pero su trato a las compañeras no les quita a ellas ni un ápice de su categoría humana y profesional y sí le resta a él su categoría  de compañero, de colega, de amigo, de ser humano… ¡Qué triste!

4)      No me extiendo más porque al referirse  “a la Venegas”,  a “Marcué”, etc.  no sólo se excede en su misoginia ya señalada sino que se excede en su mal gusto.

5)      No solamente por estética, sino por ética, la Comisión pertinente debería poner un límite a este tipo de participaciones que nos ofende a todos los investigadores además de restarnos un tiempo precioso para vivir  que estamos dedicando a rivalizar.

6)      Expreso mi admiración y mi respeto a mis colegas y amigas  Dra. Rosa María Garza Marcué, Mtra. Rosa Venegas, Mtra. Noemí Castillo, Mtra. Aldir González así como a todos los colegas mayores que con lucidez y entrega realizan su trabajo cotidiano.

Atentamente 

Lina Odena Güemes H.

Sr. Sergio Gómez:

He respondido de manera puntual a su documento y he dado un debate donde he refutado sus puntos de vista y sus acusaciones temerarias.

 

Usted me acusó de querer liquidar al sindicato lo que en la asamblea general reciente se demostró que es un real y reverenda mentira. Usted habla de agresiones que no existen, de nexos con fuerzas oscuras que no existen y de intenciones que no existen. Basa en la mentira su discurso ramplón. Lo he conminado a demostrar estos hechos o a disculparse públicamente por sus calumnias y difamaciones, de no hacerlo quiero dejar constancia de su proceder poco honorable y su nula cultura democrática.

 

Me da mucho gusto que toda su embestida en mi contra haya tenido como destino final que su corriente perdió las elecciones la asamblea pasada, sin que asistiera a ella y a pesar de que violarían los estatutos reeligiendo a una compañera que integraría un comité por cuarta vez. No puede existir democracia si acomodamos las reglas.

 

Arturo Alonzo


 Señora no es un término misógino. Lamento que Lina Odena Güemes H. desconozca su significado y que ni siquiera se haya tomado la molestia para verificar un debate puntual donde se señalaron cosas en especifico. Para muestra un botón basta. Sergio Gómez dice que yo agredí a Aldir González Morelos, lo cuál es una reverenda mentira, en el texto donde me refiero a Aldir, siempre es con sumo respeto, pues no sólo le tengo estimación, sino la admiro, tengo muchas coincidencias en torno a lo que piensa Aldir. He de deducir que Lina Gómez leyó mi opinión de Aldir a través de las mentiras de Sergio Gómez. Ser mujer, no le da a nadie el derecho de hacer acusaciones sin sentido y distorsionadas, menos acusar de misoginia a los adversarios de manera tramposa, lo lamento por Lina Odena, que me diga ¿qué en la definición del referente general, el diccionario de la Real Academia de la Lengua, resulta ofensivo el término Señora? No basta presumir de redacción sin entender la semántica real de las palabras, en el caso de Lina Odena lo lamento. 

señor, ra.

(Del lat. senĭor, -ōris).

1. adj. Que es dueño de algo; que tiene dominio y propiedad en ello. U. m. c. s.

2. adj. coloq. Noble, decoroso y propio de señor.

3. adj. coloq. Antepuesto a algunos nombres, sirve para encarecer su significado. Se produjo una señora herida Me dio un señor disgusto

4. m. y f. Persona respetable que ya no es joven.

5. m. y f. Título que se antepone al apellido de un varón o de una mujer casada o viuda. Señor González, Señora Pérez; o al cargo que desempeña. Señores diputados, Señora Presidenta; en España y otros países de lengua española, se antepone al don o doña que precede al nombre. Señor don Pedro, Señor don Pedro González, Señora doña Luisa, Señora doña Luisa Pérez; en gran parte de América, al nombre seguido de apellido. Señor Pedro González, Señora Luisa Pérez; y en uso popular, al nombre solo. Señor Pedro, Señora Luisa.

6. m. y f. Amo con respecto a los criados.

7. m. y f. Término de cortesía que se aplica a un hombre o a una mujer, aunque sea de igual o inferior condición.

8. m. y f. coloq. suegro, suegra.

9. m. por antonom. Dios.

ORTOGR. Escr. con may. inicial.

10. m. Jesús.

ORTOGR. Escr. con may. inicial.

11. m. Poseedor de estados y lugares con dominio y jurisdicción, o con solo prestaciones territoriales.

12. m. Título nobiliario.

13. m. Tratamiento que se da a una persona real para dirigirse a ella de palabra o por escrito.

14. m. desus. Título que se anteponía al nombre de los santos. Señor san Pedro. El Señor Santiago.

15. m. desus. Héroe o protagonista de una historia.

16. f. Mujer que por sí posee un señorío.

17. f. Mujer del señor.

18. f. Mujer o esposa.

Sacado del real diccionario de la Academia de la Lengua española.

Arturo Alonzo

Aclarados los puntos le doy la razón al criterio de que ya no vale la pena debatir con quiénes perdieron.

 

GBN

Lo paranoico del profesor Alonzo se vuelve a mostrar en su últimas respuestas. Nunca mencione que usted podria desaparecer al sindicato, cite sus palabras que entrecomille porque usted dijo "siendo sinceros como estan las cosas, al parecer no necesitamos al sindicato" y mas adelante usted sentencio "deberiamos declarar la inexistencia histórica de la Delegación Sindical D-II-IA-1". Nunca mencione que usted quería desaparecer al sindicato y no lo dije por una simple y sencilla razón: usted mi estimado profesor, no tiene la capacidad (ni en lo individual, ni la inteligencia minima suficiente) para ello, pues se requiere algo mas que sus berrinches. Se requiere valor para sostener las cosas. Por ello le vuelvo a preguntar dos cosas sencillas a las que no ha dado respuesta: Es usted el creador del Blog Corriente Roja del INAH (http://corrienterojainah.blogspot.mx/2010/01/un-nuevo-estilo-de-tra...)? es usted quien en ese blog fima bajo el seudonimo de "topo rojo"?. Solo le pediriamos que nos aclarase esto. Respecto a las referencias que hace usted de las compañeras investigadoras le recuerdo que usted se refirio a las compañeras de la siguiente manera : "Es lamentable que La compañera Aldir González Morelos a la que respeto mucho se la pasa pregonando en el desierto, a sindicalistas que tienen la jugada hecha y no la escucharán. Vi a una Rosa "Marcué" más queriendo sacar fichas y cuidando las propias que no significa nada en el juego de pesos y contrapesos en una asamblea" y refiriendose a la compañera Rosa María Vanegas la mencionó en mas de una ocasion como "a la Venegas",  "Marcue" (entrecomillado por usted), o referirse a la compañera Hilda como "la mentada Hilda"; le pregunto cómo podemos interpretar estas referencias (desde mi punto de vista despectivas) a las compañeras investigadoras; quiza por eso lo han señaldo como MISOGINO y de mal gusto (ufffffffffffffffffff que duro).

por lo pronto le envio un cordial saludo

pd. Mi nombre es Sergio Gómez no Victor Gómez, la compañera Lina es Odena no Gómez. Le recomiendo que calme su ansiedad, no es bueno para su salud, ni para sus alumnos; permitame recomendarle que se tome un tesito de pasiflorine y con calma responda las dos preguntitas que le hice. solo eso.  nuevamente reciba un saludito. ..... ..

Sr. Gómez: Lea completas las referencias, no saque el contexto de lo que digo, le recuerdo que el centro de la discusión ha sido el funcionamiento sindical hace años. El debate ha sido con hombres y mujeres, separar a las mujeres de los hombres con lo que he debatido, es por lo menos una operación marrullera. Cuando se califica personalmente como usted lo hace es que no tiene argumentos y no tener argumentos es una proyección de la inteligencia.

Usted me ha acusado de tener nexos con el poder, como se puede inferir y de tener intenciones de defensa del poder. En lugar de estar utilizando marrullerías usted debería ir al centro del debate.

La delegación sindical se ha olvidado de luchar por las condiciones laborales de los investigadores, de mejorar sus condiciones. Por todos los medios se ha querido minimizar que la lucha por el salario y las condiciones es algo importante. Quizás usted ha negociado la posibilidad de tener robots para explorar túneles, aplaudible, pero no es la situación de los trabajadores en general.

En otras Universidades los trabajadores tienen derecho a 2 viajes nacionales y uno internacional para que su fogueo y preparación se apuntalen. En el INAH los miembros del SNI tienen que mandar con muchos meses de anticipación sus ponencias para que se las dictaminen y corren siempre el riesgo de poner de su dinero para pagarse el pasaje.

Todos sabemos que cuando publicaciones del INAH le publica a alguien, los libros se vuelven obsoletos y se guardan en las bodegas de la Institución.

Aún los que logran obtener recursos externos como el PROMEP o CONACYT, tienen que pasar esos recursos por las arcas del INAH y en más de alguna ocasión, esos recursos no llegan a tiempo.

Las oficinas del Aristos tienen mejor infraestructura que los cubículos de los profesores, atendiendo sobre todo la situación de los centros regionales del INAH.

Este es el tema y no si le llame a Rosa María Vanegas de tal o cual manera, lo cuál es mi forma, mi derecho y mi libertad de expresión. Como Rosa Garza Marcué esta en todo su derecho de decir que no vale la pena debatir conmigo. Yo no la estoy declarando de tal o cuál manera, simplemente no quiere debatir y punto.

El centro de la discusión no es eso, en el centro de discusión están las causas de la falta de convocatoria y las finalidades de un sindicato. Un sindicato que no defiende las condiciones laborales de los trabajadores, por lo menos, es un sindicato que no existe para los trabajadores y si no existe el sindicato siempre tendría poca convocatoria entre los mismos. Estas son las razones centrales, no mi ego o su ego, que poco importan para la comunidad. Irnos por particularidades, sin tener un sentido general de lo que se discute, es no entrarle a la discusión, que es desde mi perspectiva, lo que se tiene que hacer.

Termino aclarando que no tengo nada personal en su contra, que el debate político es eso y que le invitaría a debatir cosas centrales para la organización.

Le mando un saludo cordial y de compañeros de trabajo.

Sr. Arturo Luis Alonzo Padilla

Quedamos en espera de la respuesta a las dos preguntitas que le formule. Sólo eso.  Las doctoras Lina Odena y Rosa Garza Marcué ya le han respondido a su particular forma de expresarse, así que no tengo mas que decirle.

Le recuerdo que usted forma parte del sindicato. No confunda lo que es un sindicato, la delegacion sindical y el Comite Ejecutivo, del cual formo parte, como usted del sindicato y de la delegación sindical, de tal manera que las criticas al sindicato o a la delegación sindical tambien le tocan a usted.

Pd. cuando quiera le presto el Robot pa que calme su ansiedad, por que tal parece que le molesta eso y los logros que un equipo muy grande de investigadores mexicanos y extranjeros hemos logrado; en fin quizas le de un poco de inteligencia aunque sea "artifcial" y ya no se ande con marrullerias como viene haciendo sin contesar a las preguntas concretas que le hemos hecho.

saludos



sergio gómez dice: Sr. Arturo Luis Alonzo Padilla

Quedamos en espera de la respuesta a las dos preguntitas que le formule. Sólo eso.  Las doctoras Lina Odena y Rosa Garza Marcué ya le han respondido a su particular forma de expresarse, así que no tengo mas que decirle.

Sr Gómez: Yo no pierdo mi tiempo con intervenciones que no tienen que ver con lo que debato. Hable del sindicato y nos entenderemos, haga acusaciones sin sustento y de tener nexos con alguien y no obtendrá más que respuestas personales. No hable por las compañeras, o ¿usted es su representante? Yo me expreso como me da la gana y sustento lo que digo, he hecho alusiones puntuales a la disfuncionalidad del sindicato y no he escuchado una sola respuesta sobre ello. Afortunadamente otro comité entra, yo espero que ellos si lo hagan bien, voto por ello y tendrán mi apoyo.

Le recuerdo que usted forma parte del sindicato. No confunda lo que es un sindicato, la delegacion sindical y el Comite Ejecutivo, del cual formo parte, como usted del sindicato y de la delegación sindical, de tal manera que las criticas al sindicato o a la delegación sindical tambien le tocan a usted.

No señor, no es así. A usted le tocó dirigir la Delegación D-II-IA-1 que pertenece a la sección X del SNTE. El sindicato es la delegación sindical, y su órgano de dirección por estatutos es el Comité Ejecutivo y la Asamblea como máximo órgano de dirección de la Delegación. Así que me disculpa pero tenemos funciones distintas. Me parece que la función de un Comité Ejecutivo es canalizar la discusión, no enfilar sus baterías contra un trabajador porque piense que se postulará al proceso electoral. Ni fue mi interés, ni tampoco competí por las carteras. He refutado uno a uno sus argumentos pues ni fui parte del comité ejecutivo y por lo tanto nadie pudo condicionar mi participación al Comité, competí en la elección nominal del pasado comité, por lo que nadie condicionó mi participación y las críticas que he realizado y que hasta la fecha es incapaz de referir y reproducir adecuadamente son justas. Es más fácil insultar y calificar a un trabajador, que tomar lo que dice y evaluar que de lo que dice tiene razón. La evaluación sobre el Comité Ejecutivo es un fallo que ya dio la asamblea al rechazar mayoritariamente a los que pertenecieron a su opción.  Ni modo perdieron, es algo que tendrían que evaluar primeramente. Yo me sumo a pensar que los nuevos compañeros del Comité tendrán mucha mayor disponibilidad que ustedes para escuchar a los trabajadores.

Pd. cuando quiera le presto el Robot pa que calme su ansiedad, por que tal parece que le molesta eso y los logros que un equipo muy grande de investigadores mexicanos y extranjeros hemos logrado; en fin quizas le de un poco de inteligencia aunque sea "artifcial" y ya no se ande con marrullerias como viene haciendo sin contesar a las preguntas concretas que le hemos hecho. saludos

Bien por los diseñadores de mecatrónica, no necesito robots, gracias. Escriba con acentos porque quizás, marrullerías lo llevan. No me invente cosas, usted no discute sobre lo sindical, y yo la verdad no estoy interesado en los chismes. Le felicito por su proyecto de mecatrónica y por los financiamientos que recibe y le repruebo por ser totalmente incapaz de aceptar la crítica y hacer una autocrítica del estado en que dejó al sindicato. Ese es el tema, que discuto y no he escuchado una sola respuesta real sobre ello.

RSS

Suscribirse a Noticias RMA Gratis

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

© 2017   Creada por Gustavo Ramirez.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio