Me parece increíble que no haya un foro para una discusión sobre este tema tan trascendental en la RMA. ¿Será por temor? ¿Alguien vio acaso lo publicado por Enrique Galván Ochoa en la Jornanda con respecto a las denigrantes condiciones laborales que tenemos los contratado en el INAH? Escuchando lo que le decía un ingeniero electricista del SME que se encuentra en huelga de hambre a Carmen Aristegui sobre que no claudicará ya que México está lleno de gente que claudica, se me vinieron a la mente las veces que algunos de nosotros hemos dado marcha atrás a la exigencia de nuestros derechos al ver venir represalias o el temor a ser tachados de "grilleros", a concecuancia además de la falta de solidaridad y compañerismo. A contianuación pego la denuncia publicada por la columna "Dinero". Espero de verdad que de esto surja una discusión nutrida y con propuestas de organización.
Dinero
Enrique Galván Ochoa
Lunes 5 de julio.
Asunto: los empleos en el INAH

Respecto de la pregunta que lanzaste en el programa de Carmen Aristegui, a propósito de que el ocupante de Los Pinos presume de que los trabajos van en aumento, quisiéramos aclarar que lo cierto es que el gobierno es el primero en generar empleo informal y por ende ilegal. Nosotros trabajamos en el INAH, bajo la figura de un contrato que suprime casi todos los derechos que establece la Ley Federal del Trabajo. En la misma situación se encuentra la mitad de la planta de profesionistas que sacan adelante la investigación en dicha institución y que colaboran en muchas ocasiones bajo situaciones de alto riesgo. Las excavaciones que han dado lugar a los recientes hallazgos arqueológicos, de los cuales se ha hecho gran alarde, están realizadas en gran parte por arqueólogos que están bajo este tipo de contratación, a los cuales además raramente se les da el crédito de su labor. Las autoridades prefieren gastar el dinero, como bien lo has denunciado, en pagar 3 millones de pesos mensuales de alquiler por el edificio Aristos.

Trabajadores del INAH

R: El cargo de director le cayó como anillo al dedo al todólogo Alfonso de María y Campos. Dicen los que saben que tiene la protección del secretarioBimbo, Alonso Lujambio, y del presidente del patronato del instituto, Marcos Fastlicht. ¿Y quién es don Marcos? Suegro de Emilio III.

Vistas: 2921

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

De acuerdo colega. Creo que para que esto tenga más fuerza debemos ser muchos los que nos atrevamos y tomemos valor. Que sea un compromiso firme, que no dejemos que nos amedrenten o nos dividan. Hoy en día si algún contratado escucha "demanda" le tiemblan las patitas. Muchos temen perder el mucho o poco prestigio académico que los respalda, como ya lo dije, se teme ser tachado de grillero. También en muchos casos nos quitarán los contratos y quedaremos sin trabajo el tiempo que dure el pleito legal (2 o 3 años). Creo que el último movimiento que se llevó a cabo para demandar al INAH no acabó bien en parte por falta de unión y porque se compraron algunas conciencias.
Las concecuencias las sabemos, pero me parece mucho peor quedarse así toda la vida. La pregunta es ¿quién se avienta?
Estimado Víctor:
No puedo sino estar más que agradecida con Alejandro que tuvo a bien contratarme como arqueóloga y brindarme todas las facilidades para que mi estancia fuera lo más decorosa posible. Aún así, aunque sea parte de un proyecto, los contratos impuestos por el instituto a estos directores de proyecto bien intencionados y con ganas de trabajar, son ilegales por donde queramos verlos. Te recuerdo que, por esa época hubo varios accidentes con contratados, algunos de concecuencias irreparables y de compañeros que estuvieron en peligro de muerte (no meto en este costal mi experiencia que conoces de sobra y que fue causado tal vez por imprudencia de mi parte). El caso es que, de no haber sido por los directores de proyecto, quienes afortunada y moralmente actuaron por cuenta propia de forma oportuna para hospitalizar a sus arqueólogos accidentados, quién sabe qué habría pasado con ellos. Estos directores de proyecto asumieron además los gastos de su propia bolsa, dado que el contrato, por más que sea de arqueólogo, no te ampara de ninguna manera contra accidentes ni te indemniza ni nada. No te asegura una vejez decorosa ni te dal el chance de hacerte de un techo donde vivir.
Peor aún resulta el otro tipo de contratación subrepticia. Tal vez he sido más afortunada que los demás al no haber caído todavía en una situación tal que tenga que aceptar una cosa como esa. Me gusta ser arqueóloga y ejercer la profesión, pero ya por eso debo dar las gracias por que me dan chance de hacerlo sin pedir solo que se pueda ejercer de una manera decorosa? Tú lo sufriste en carne propia. Tú conoces la frustración. Es cierto que como tú se pueden buscar formas alternativas de vivir lo cual es muy loable, pero porqué tiene que ser así??? Toda esta situación además es el reflejo de cómo se ejerce la arqueología en el instituo y en el país. Es parte de una problemática que va más allá de nosotros. Tiene que ver como Eliseo ya lo dijo con intereses políticos y estrategias de desapego a la cultura, etc.
En fin. mil gracias por tu comentario. Saludos.
Considero que las situaciones de irregularidad y frustración ante las aberrantes experiencias con el INAH, están surgiendo, pero considero que esto no se va a solucionar con un abogado y pruebas en mano para pedir una base en el INAH, creo que esa no es la salida, ya que diferentes experiencias de muchos de los que estamos en esta red, sabemos que esto no funciona aunque pudieras aguantar 2 o 3 años sin ejercer, creo que este no es el camino, sigo insistiendo en que se deben buscar alternativas que no sean propuestas consecuencia de una demanda legal, también se ha comprobado que el apoyo de personal dentro del INAH, estos también son apoyos morales muy “rusticos”, ya que ellos no dan la cara al momento de afrontar situaciones legales, pero que el apoyo no solo venga de Eliseo que probablemente este viendo el futuro de su hija, queremos ver donde están esos investigadores y arqueólogos de base que puedan decir yo apoyo? ya que los únicos seudoinvestigadores de sindicato como Sergio Gomes, dice que no se trata de votar si los procesos de basificacion sean legalizados por el sindicato de investigadores y por otro lado cuando se sienten atacados son tan cobardes que piden ayuda a los contratados no sindicalizados, pero lo único que persiguen es “borregos” que sustenten su inútil sindicato, prometiendo cosas que ni a su alcance están, porque como dice Ileana, es más importante si su uniforme son de “marca”, no sé como ellos mismos no se dan asco, creo que si se generara un movimiento este debe ser solo de “no contratados”, porque también la ayuda como la del compañero de la “sillita” Fernando Gonzales ¡es rete bien confortante y alentadora! (es sarcasmo), gracias Fernando pero sigue sentado en tu sillita esperando tu quincena.
Estimado Fabián creo que cada quien tiene derecho a vertir sus opiniones. En cada comentario creo que hay una parte de razón. Si vamos a contraargumentar o si queremos añadir cuestiones críticas a los comentarios de otros compañeros, que sea de la manera más respectuosa posible. Creo que no ganamos nada atacándonos unos a otros. Te pregunto concretamente, si consideras que el camino legal no es el adecuado, entonces cuál sería tu propuesta o cómo podríamos construir una propuesta alternativa a esta? Saludos.
Fe de erratas. consecuencia en lugar de concecuencia.
como ya te diste cuenta, el nivel de discusión es paupérrimo y depauperado por la visión que cada uno tenemos del INAH, ¡salud compañera!
Estoy de acuerdo con el compañero rex y creo que debemos aprovechar la coyuntura de la ley de cultura y hacer la AC. Con respecto a los compañeros Linares y Gonzales refiero su ayuda desde su trinchera como miembros de base en el INAH, para promover y concientizar a los agremiados sindicales, ya sean investigadores o ATMs, que quieran apoyar este movimiento (lo siento no fue la intención ser agresivo, pero “la mula no era arisca los golpes de la vida la han vuelto así”), esperemos que la compañera Ileana tome la decisión, además de que propongo a rex, para que sea uno de los asesores, creo el tiene la idea clara de la AC.
Saludos
Sugerencia para salvar una añeja confusión:
Desde hace tiempo por muchos arqueólogos y en parte de este foro, hay varias confusiones. Tiene que ver principalmente cuando se demanda al INAH por parte de los contratados, tradicionalmente solo es para lograr la basificación y solo eso. He aquí justamente el problema. Recordemos que el antecedente fue hace años con las famosas 40 plazas, los compañeros lograron basificarse pero las condiciones de trabajo de los contratados no han mejorado desde entonces, incluso han empeorado. Fue una solución momentánea y coyuntural, solo eso.
El trabajo legal que hay que hacer es justamente para eso, para regularizar conforme a la Ley los trabajos de los mal llamados “contratados” (digo esto puesto que muchos ni de eso gozan) para que esto no les suceda a las nuevas generaciones de arqueólogos. Y obvio, no necesariamente involucra una demanda al INAH, para lograr una plaza, (por una cantidad inmensa de argumentos) es por ello que deben de asesorarse debidamente.
Reitero, considero que es importante que la parte legal propuesta por un servidor, no es para basificación. Puesto que en el INAH son claros los mecanismos para acceder a estos puestos de trabajo. Ese reglamento interno debe de intentarse seguir respetando. El trabajo legal es para que se aplique la Ley Federal del Trabajo; como muchas veces lo hacen otras dependencias federales.
Por otro lado, cualquier organización entre los contratados es positiva, (llámese como le quieran llamar) puesto que es importante generar posturas claras y éticas para dialogar con las autoridades y los propios compañeros basificados. Entre todos debemos de mejorar las condiciones para el trabajo arqueológico. Insisto, obviamente esto nos beneficia a todos sin importar la forma de contratación.
Un saludo, esperando que se concreten ideas positivas que beneficien a todo el gremio.
Creo que estoy en tu “frecuencia” rex, efectivamente también he sabido de varias fuentes, que el ejecutar una demanda dura varios años y para definir el laudo (que es un término jurídico, que define la decisión del juicio), este tarda más que el juicio, así como el estar al tanto de las audiencias y si tu abogado (si es que tienes), está al pendiente del caso y si tu también lo estas y tienes tiempo, además de que tu abogado te espere hasta que ganes el caso, aparte de los múltiples amparos por ambas partes, pero deberíamos de conocer a alguien, que por este medio, este en el INAH.
Es más sabido que se den bases a los amigos, novios o novias, conocidos, o allegados de algún investigador, que a aquellos que interponen una demanda.
Porque es raro que los proyectos de investigación que se requieren para obtener un aplaza, tengan los títulos muy directos de investigaciones en proceso, que solo el que está trabajando esos materiales o el sitio o área específica puede saber.
En fin el punto es que quien quisiera entrarle a formar este colegio y si va a aguantar el proceso, yo pensaría que existen muchos compañeros que están realizando maestrías y doctorados con becas y que pudieran estar en posición de realizar esta iniciativa. Además de algunos otros compañeros que se adhieran al movimiento, porque entre mas seamos esto tomara fuerza y formalidad.
Espero el llamado.
Estmados Compañeros:
Son variadas las propuestas pero pocos los participantes. Un colega me comenta que tomáramos en cuenta la ya existencia del Colegio de Arqueólogos, donde cualquier puede afiliarse, seas de base o no. No sé bien cómo está organizado ni cuáles son sus lineamientos (seguro están en internet). Poco puedo decir en este momento ya que es duro darse cuenta que a pasar de que somos muchos los afectados casi nadie se interesa. Esperaré a ver si surgen más interesados. Saludos.
saludos a todos los colegas soy noe fajardo y de este tema tan escabroso mucho he vivido en carne propia.. al inicio del 2000 se lanzo unaconvocatoria a todos los contratados por parte del sindicato del inahpara demandar al propio inah para que otorgara plazas. Entonces era antonio contreras el delegado del sindicato..40 companeros y entre ellos yo respondimos a esta demanda.. y se lanzo dicha demanda por parte del sindicato despues de poco tiempo antonio contreras salio del sindicato y su lugar lo ocupo Guadalupe goncen..quien desconocio el movimiento y nos dejo a la suerte de cada quien al igual que T. Contreras.. ante la vista yconocimiento de todos los delegados integrantes del mismisimo sindicato... Y me pregunto donde quedaron los principios solidarios de tantos investigadores que inclusive se sienten solidarios con los movimientos sociales... Locos idealistas que no se dan cuenta de la necesidad de solidaridad en el gremio antropologico en general, se olvidan que algun dia les toco batallar en los trabajos de campo y sufrir las mismas consecuencias que hasta hoy vivimos los contratados. Hubo una lista negra con 40 betados desde entonces se nos tacho de grillos, rijosos, problematicos ineptos.. porque esloprimeroque recurren a descalificar y denigrar a quienes luchan por sus derechos laborales... pero cuales derechos...? en mexico eso no existe.. losderechos solo existen para los adinerdos o para los hijos predilectos del sistema y que tienen el privilegio de ser parte de una institucion en fin de hambre no me morirre y como decia un personaje de historieta.. MAS VALE MORIR CON HONOR QUE VIVIR EN LA VERGUENZA... Mi correo es hichen17@hotmail.com saludos a todos los camaradas desempleados y olvidados...

Eliseo Linares Villanueva dice:
Hola Ileana:
Me parece que el caso al que hace referencia Enrique Galván se refiere a uno de los muchos compañeros arqueólogos o pasantes de arqueología que trabajan como tales en el INAH pero sin contrato específico; es decir, sin contratos por obra y tiempo determinados para arqueólogos o profesionales de la arqueología. Te cuento que una situación así ha sucedido en el Centro INAH-Chiapas desde hace ya muchos años, en el cual la dirección del centro contrata a los compañeros como "personal de apoyo", "personal de confianza" o "analistas especilizados" para los proyectos o tareas arqueológicas de interés para el director. Desde luego, los comañeros de base hemos hecho la denuncia ante cualquier instancia,puesto que con ello se violan las condiciones generales de trabajo en muchos aspectos: se contrata por amiguismo y sin exámenes de admisiòn, con horarios y salarios bajos o más allá de lo que corresponderían por ley, sin derechos a las prestaciones que gozamos los investigadores de base (vacaciones, aguinaldos, servicios médicos, etc.) y para la realización de tareas irregulares, sin control académico y francamente anti-sindicales.
¿Por qué se dan esas situaciones? En principio por las políticas de adelgazamiento del Estado en las que hay un retrazo enorme o franca negativa a crear nuevas plazas en todo el sector guernamental tomando como argumento nuclear la crísis económica. En la arqueología esa política ha hecho que se diera un desfazamiento gigante entre egresados de los diversos centros de educación superior que preparan arqueólogos y el mercado de trabajo (leáse INAH, quien realiza más del 90% de la práctica arqueológica del país). Se ha producido una gran falta de empleo por lo que los pasantes y titulados aceptan contratos en condiciones muy desventajosas. Pero también tiene otra consecuencia grave para el INAH, no hay un "ritmo adecuado de reemplazo", esto es, no se han repuesto las plazas perdidas por renuncia o defunción ni se han creado las plazas de acuerdo al crecimiento del instituto. ¿Acaso el gobierno busca la extinsión por muerte natural del INAH, o sólo quiere contrados? Pienso que si en ambos casos. Ve si no las reuniones de investigadores del INAH, parecemos reuniones de gente de la Tercera Edad.
En segundo lugar, porque así conviene al actual gobierno federal, a la Dirección General del INAH y a las direcciones de los centros: con los contratados de manera irregular no hay contraparte (sindicato) que defienda; se puede impulsar cualquier proyecto, peritaje a favor o actividad en los que el personal de base se niegue o lo haga bajo protesta y todo ello bajo la amaneza de despido inmediato. Fíjate que en muchos centros del INAH el personal contratado así supera en número al de base. Cuando se les pregunta a los directores el por qué de esas contrataciones la respuesta siempre es: Porque el personal de base no quiere trabajar, se dice que los de base nos hemos vuelto flojos y corruptos. No niego que pueda haber investigadores así, pero en general esa es una idea lanzada desde los espacios de la autoridad para generar oposición artificial entre personal contratado y de base, tratando de evitar- lo cual ha logrado hasta ahora- de que formemos un sólo bloque en la lucha por nuestra materia de trabajo y el empleo.
Mis compañeros y yo desde Chiapas decimos: Si a la inclusión de los contratados en la organización sindical para la defensa de sus derechos. No a la dicotomía contratados-base.Si a la creación de más plazas en el INAH. No queremos tantos comapañeros desempleados. Queremos que los contratos sigan las condiciones del RAEPCEO.

Te mando un cordial saldudo
Hola Noe! Qué canallada! Algo había escuchado al respecto. El panorama es bastante desalentador. El problema es peor cuando existe alguien que se supone que está de nuestro lado y que termina por boicotearnos clavándonos la puñalada por la espalda. Así es, hay falta de solidaridad en el gremio (y eso que somos "antropólogos") y tal vez entre mexicanos ya que parece que por fin hemos adoptado el arquetipo que se nos ha querido imponer. Aún con tanta podredumbre debe haber algo que se pueda hacer. Quiero ser optimista. El problema es que tembién se nos quiere imponer la desesperanza, la idea de que las cosas nunca van a cambiar. Hay que luchar contra eso. El día que dejemos de hacerlo, sería como estar muertos. Saludos.

RSS

Suscribirse a Noticias RMA Gratis

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

© 2017   Creada por Gustavo Ramirez.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio