arqueologia de paisaje

Información

arqueologia de paisaje

espacio para discutir las potencialidades y limitantes de este enfoque para el conocimiento de fenómenos del pasado

Miembros: 113
Última actividad: Abr 19, 2018

Foro de discusión

Computer Applications in Archaeology- Mexico

Iniciada por Patricia Murrieta Flores Oct 17, 2014. 0 Respuestas

Estimados colegas,Les escribo en esta ocasion para platicarles que el sitio del capitulo mexicano de la organizacion internacional Computer Applications and Quantitative Methods in Archaeology (CAA)…Continuar

Etiquetas: 3D, computacion, SIG, humanidades, arqueologia

Oferta Curso Linux

Iniciada por Luís Miguel Royo Pérez Jul 1, 2013. 0 Respuestas

Hola, aquí os dejo información relativa al Curso de Linux que tengo el placer de gestionar.http://www.inisig.com/oferta-curso-linux/Un saludo!!Continuar

la percepcion del paisaje mesoamericano

Iniciada por Lourdes Aburto Osnaya. Última respuesta de Pedro Ortega Ortiz Mar 20, 2013. 1 Respuesta

la importancia de la percepción del paisaje mesoamericano se puede entender a través del sistema ecológico  sistema polisensorial y el sistema sociocultural que determinaba la relación hombre…Continuar

paisaje cultural

Iniciada por Jaime Cedeño Nicolás. Última respuesta de Tonantzin Silva Cárdenas Sep 9, 2009. 1 Respuesta

Inicio una discusión, por llamarle así, con la finalidad de compartir opiniones en torno a este punto de vista en que el concepto paisaje, esta muy ligado a la persepción, tanto individual como de…Continuar

Etiquetas: histórica", geografía, paisaje

Muro de comentarios

Comentario

¡Tienes que ser miembro de arqueologia de paisaje para agregar comentarios!

Comentario de Susana Gómez el septiembre 26, 2009 a las 4:15pm
este aspecto es fascinante y no debemos olvidar que Raffestin mencionaba que la organización territorial debe ser analizada bajo dos dimensiones que interactúan: la acción de las sociedades sobre los soportes materiales de su existencia, y el de los sistemas de representación. En este último tenemos esos geosímbolos tan importantes en las culturas mesoamericanas que son indicados en los códices y en algunos lienzos e incluso en varios planos de los títulos primordiales representados con el glifo del cerro (altépetl). Por eso el territorio se categoriza y se visualiza de una forma sintetizada en donde los geosímbolos diferencian a las comunidades, y no sólo se vuelven barreras geográficas que permiten la cohesión social sino el aislamiento étnico que permite a las comunidades condensar su propia identidad como lo ha analizado Barabas. En Oaxaca y posiblemente en otras zonas, aunque conozco pocos trabajos enfocados a ello, los geosímbolos convertidos en metonimias se asocian a los linajes primordiales, fundadores de territorios en donde debemos recordar que están los asentamientos prehispánicos y en muchos de ellos sobrepuestos, los pueblos coloniales.
bien por este foro
Comentario de Amanda Ramírez el septiembre 21, 2009 a las 1:57pm
Hola a todos! que buena idea de proponer este interesante foro y gracias a todos por compartir sus conocimientos, los artículos son muy útiles Jaime, saludos!!!
Comentario de Jaime Cedeño Nicolás el septiembre 19, 2009 a las 6:28pm
Pues para empezar hay que considerar algunas características del paisaje (de acuerdo con la Geografía cultural) que nos pueden llevar a una definición: el paisaje
1.- forma parte de una cosmovisión
2.- es una entidad de larga duración en la que un determinado número de rasgos culturales tangibles o intangibles se comparten.
3.- es modelado tanto por los fenómenos naturales como por la acción humana.
4.- forma una unidad entre naturaleza y cultura.
5.- tiene escla humana, es decir los elmentos que lo conforman se integran apartir de la sociedad que los significa.
Los aspectos importantes son desde luego la unidad entre naturaleza y cultura, la escala humana del paisaje, su caracter de larga duración (concepto retomado desde luego de Braudell) y la significación de sus elementos. Así en un paisaje, arqueológico o no, lo importante es definir ese momento de larga duración, delimitar el espacio significado por la sociedad que lo habitó y por supuesto identificar esos significados y las relaciones significativas entre los diferentes elementos del paisaje. Por ejemplo si desde cierto punto de un sitio se ve salir el sol en una determinada fecha detrás de cierto rasgo prominente del horizonte, lo importante no es solo este hecho, sino el significado de la fecha en relación con un calendario (ritual o agrícola) o el significado del cerro en el contexto de la cosmovisión y en relación directa con cierto ritual; o sea que no todas las alineaciones de salida o puesta del sol con rasgos del horizonte son importantes, muchas tal vez sólo son casuales.
Estas relaciones no sólo existen a este nivel, también entre sitios y al interior de un sitio se pueden encontrar relaciones significativas que estarán caracaterizando un paisaje. Pero ojo, estamos hablando de significados respecto a la cultura que produjo dichos rasgos.
Comentario de Tonantzin Silva Cárdenas el septiembre 17, 2009 a las 11:51am
y sigo me he dado cuanto que existen colegas que tienen una visión diferente de la praxis arqueológica, me parece pues importante este tipo de espacios para generar nuevos enfoques, o para desempolvar viejos enfoques. Y bueno, a mi forma de ver, no es encausados en el porqué un enfoque no se aplica como se puede salir de la "praxis oficial", sino más bien tratando de crear y/o recrear los postulados que nos permitan avanzar hacia la consolidación de nuevos enfoques, en este caso en particular la arqueología del paisaje.

En relación a lo anterior y muy de acuerdo aintereses muy particulares, me gustaría continuar la discusión, en relación al término paisaje o región. ¿Que es un paisaje? ¿Arqueológicamente como defino un paisaje?, si bien mi querido Jaimito has puesto de manifiesto el valor de los estudios interdisciplinarios en los estudios de arqueología del paisaje, si me ha quedado un poco la duda en lso textos que he leído, más que nada de la deficinición de un paisaje en arqueología.
Comentario de Tonantzin Silva Cárdenas el septiembre 17, 2009 a las 11:35am
Hola, desde mi muy particular punto de vista, coincido en que existe una tradición particularista y unievolucionista en la manera en que se lleva a cabo la profesión, tanto cuanto se transmite (al menos en la época en que estudie la licenciatura puedo decir que así era) y también como se ejerce. Sin embargo en ls últimos años,
Comentario de Jaime Cedeño Nicolás el septiembre 16, 2009 a las 8:20pm
Hola Juan, coincido en tus puntos de vista. Desgraciadamente el ejercicio de la profesión en México esta inmerso en una tradición particularista, situación que no permite incorporar,cuando menos de forma regular, nuevos enfoques e interpretaciones. Esta tradición también a hecho que las interprtaciones sobre las sociedades mesomericanas y no mesoamericanas se realicen de manera, como bien lo has dicho, prejuiciada (altas culturas vs bárbaros del norte).
Después de la publicación de mis artículos y que tu refieres en tu comentario tuve la oportunidad de integrarme a un proyecto de caracter etnográfico en la región otomí del sur de Querétaro. Mi objetivo en ese proyecto fue conocer las nociones culturales propias de los otomíes actuales y la relación que estas tienen con su patrón de asentamiento y en general con la organización del territorio, su territorio (un artículo sobre este tema se publicó en un volumen auspiciado por PROMEP en la ENAH, desgraciadamente con pequeño tiraje), para después aplicar este conocimiento a casos arqueológicos . Durante el tiempo que colaboré en dicho proyecto tuve la oportunidad de intercambiar opiniones con antropólogos y etnólogos me dí cuenta del enorme potencial que tienen los equipos interdisciplinarios. Posteriormente, la información reunida fue la base de un proyecto con el que me incorporé al posgrado en Geografía en la UNAM y abordar el tema del paisaje (espero pronto terminar mi tesis).
Toda esta historia es sólo para comentar que a partir de esta experiencia me ha dado a la tarea de sistematizar, en la medida de mis posibilidades y desde mi particular interés, los aspectos teórico-metodológicos del enfoque. Desde mi perspectiva para lograr esto se deben reunir los puntos de vista propios de la Geografía, la Historia (particularmente la microhistoria y la historia oral), la Etnografía y la Arqueología, con el fin de conocer las nociones culturales que dan origen a un paisaje, en el entendido de que este es dinámico, puesto que es el resultado de un proceso histórico en que las nociones culturales o cosmovisión se ha enriquecido, reelaborado y resignificado por diferentes circunstancias. Creo pues que la Arqueología del paisaje debe abordarse desde una perspectiva histórico-cultural en la cual el espacio es el ámbito en el que nosotros como arqueólogos tenemos la oportunidad de localizar, integrar e interpretar, la evidencia de los diferentes paisajes culturales a lo largo del tiempo.

Agradezco tus comentarios y espero los de los demás compañeros.

Un saludo para todos
Comentario de Juan Macias el septiembre 14, 2009 a las 10:27pm
Saludos Jaime, gracias por tus comentarios y los artículos que aportaste. He tenido el privilegio de revisar algunas de tus publicaciones y conocer más de cerca tus propuestas sobre la disposición de los sitios en el paisaje de la región del Gran Mezquital
El tema de la disposición de los asentamientos en el paisaje desafortunadamente ha sido un tema descuidado por las prácticas de la arqueología oficial mexicana, a pesar de que el paisaje ha sido considerado como: “el más grande artefacto que los seres humanos son capaces de producir” (Weigand y García, 1996: 86), y a pesar de su relevancia como indicador clave para el entendimiento de las prácticas humanas plasmadas en el tiempo y en el espacio, este tema no ha sido atendido con seriedad en el seno de los programas oficiales de investigación mesoamericana (claro que hay sus excepciones)
En el caso de los estudios del norte de México las cosas no pintan tampoco mucho mejor, a pesar de las incursiones de Sauer, Armillas y Weigand sobre estos tópicos, muchas de sus sugerencias han quedado en el olvido y sus repercusiones han generado un profundo impacto en el entendimiento y la concepción de las sociedades agrícolas que habitaron el norte y noroccidente de México.
Para poner un ejemplo, es muy común que los arqueólogos que registran asentamientos ubicados sobre cimas de cerros o lomeríos les asignen automáticamente una etiqueta de fortalezas o de defensivos. Y a partir de ello, se perpetúa una desgastada visión de un norte inmerso en la violencia y el caos donde estas sociedades no tenían otra alternativa más que vivir a la defensiva y en la zozobra.
La aparición de un mismo fenómeno espacial (emplazamiento de sitios sobre cerros) en las sociedades de la región norte y noroccidente, a mi parecer suele ser explicado con distintos matices y tendencias eminentemente centralistas. Con esto me refiero a que, por ejemplo, dicho fenómeno se ha concebido por un lado como el reflejo de sociedades inminente defensivas y violentas al norte (sobre todo en los territorios de Zacatecas y Durango), mientras que por otro lado, la misma acción suele ser interpretada o explicada como reflejo de un sofisticado sistema de rituales y cosmovisiones que estuvieron presentes en las sociedades mesoamericanas ubicadas en la Mesoamérica nuclear (cfr. Broda,1997; Cedeño, 1998:60-63; Crespo, 1998; Crespo y Viramontes, 1994; López Aguilar et al. 1998:29; Sánchez, 1997).
Sin discutir si las interpretaciones realizadas por estos notables investigadores en el área ya señalada sean las correctas, el problema pienso, estriba en que los arqueólogos que han incursionado hacia el norte y noroccidente de México carecen de procedimientos sistemáticos que permitan identificar sin prejuicios la presencia de las diversas gamas y modalidades de interacción y organización política, ritual y económica que pudieron estar presentes a estas sociedades del centro norte.
Es en este punto, donde pienso que cobra relevancia la implementación de los estudios de paisaje como una serie de procedimientos y perspectivas (tanto conceptuales como metodológicas) para la reconstrucción sistemática y equilibrada, de algunos de los patrones culturales que caracterizaron a las sociedades que habitaron en el México antiguo.
Para finalizar pongo a su consideración estas reflexiones y de la misma manera me gustaría saber su opinión sobre los porqués en la arqueología mexicana estos enfoques aun no tienen una entrada libre en los programas de investigación regular.

Les envío un cordial saludo y quedo a sus órdenes

Juan Ignacio
Comentario de Juan Macias el septiembre 8, 2009 a las 12:27am
Saludos a todos! gracias por integrarse a este grupo y espero pronto podamos coincidir para plantear algunas lineas de discusión y compartir algunas ideas entorno a este tópico. Seguimos en contacto.
Comentario de Alfonso Araiza el septiembre 7, 2009 a las 8:33pm
Estimad@s todos. Me he apuntado para aprender algo de este enfoque. Saludos a mis amigos y a todo el grupo.
 

Miembros (110)

 
 
 

Suscribirse a Noticias RMA Gratis

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

© 2022   Creada por Gustavo Ramirez.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio