Publicado por Martín Salinas R. el septiembre 12, 2009 a las 11:29am
Ver foro
Cazadores-recolectores-pescadores de la Llanura Costera del Golfo de México

El estudio de esta Llanura es un punto de partida para entender las adaptaciones del sedentarismo en sociedades de cazadores-recolectores-pescadores en el continente, no relacionadas con la domesticación. Llanura que abarca partes de Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas y Texas, delimitada físicamente al poniente por la cordillera de la Sierra Madre Oriental en México y el Escarpe o Falla Balcones de la Meseta Edwards en Texas. Principalmente la sección entre los ríos Guadalupe en Texas y Soto la Marina en Tamaulipas tiene un registro etnohistórico de más de 1000 grupos o unidades étnicas, de por lo menos ocho reconocidas lenguas nativas: quinigua, comecrudo, cotoname, coahuilteco, sanan, solano, karankawa y araname. Durante la colonia algunas de estas unidades étnicas se encontraban hacia el norte y algunos hacia el sur hasta territorio huaxteco. De la familia lingüística YUTO-NAHUATL descendieron por el poniente a esta Llanura huachichiles y tepehuanes (no agricultores) y por el norte bajarían los comanches (banda panateka), grupo de nueva adaptación ecuestre depredador originaria de la Gran Cuenca. Desde los primeros años de los 1700s, las nuevas adaptaciones ecuestres de la familia. lingüística ATABASCANA estaban ya en la parte norte de la Llanura en donde surgirían las bandas lipán apache, las cuales utilizaron esta región para sus incursiones y correrías hasta finales del siglo XIX, dejando algunas diásporas hasta la actualidad.
En este espacio geográfico la cerámica juega un papel adventicio y la tipología lítica redimen el conocimiento arqueológico, acompañada por toda una gama de tipologías en concha, hueso, cestería, textiles y en algunos lugares por manifestaciones rupestres. En esta sección geográfica es importante entender los cambios geomorfológicos y biológicos de los diferentes entornos de la Llanura durante el Holoceno. Aquí las prácticas mortuorias no solo dejan evidencias de patrones culturales de estas sociedades sino una serie de datos bioarqueologicos. La arqueología en ranchos, misiones y villas es importante para el conocimiento del desenlace de la población nativa y el desarrollo de la sociedad colonizadora.

Vistas: 96

Respuestas a esta discusión

Desde la tematica, el titulo me pareece bien, exageraria un poco si degera que es el edecuadao, ya que hay otros factores, a parte de la domesticacion por los cuales diferentes grupos se vuelven sedentarios. Personalmente creo que uno de los primeros pasos para ampliar un poco la perspectiva está en eso: abrir este tipo de espacios y hacer propuestas al respecto, y que mejor rompiendo un poco o con las típicas ideas o enunciados o mejor dicho ampliando estos esquemas.
Esto de la bioarqueologia y sus variantes al igual que los estudios geograficos, geologiicos geomorfologicos, etc son algunas de las herramientas a utilizar sin dejar de lado, por supuesto, la cuestión etnográfica.
Bienvenida America con tu respuesta. Mis intenciones con este título es enfatizar el nomadismo, como solo una de las vertientes dentro de la movilidad que presentan sociedades de cazadores- recolectores, pescadores. Desde los 1960s nace como subdisciplina el estudio de estas sociedades con las conferencia Man the Hunter y después con las de CHAGS (Conference on Hunting and Gathering Societies), que se han llevado acabo intercontinentalmente desde entonces, enfatizando las diferentes escuelas de estudio de acuerdo con la sede. Desde un punto de vista global, el sedentarismo en estas sociedades esta representado por una gama de adaptaciones cercanamente ligadas a los entornos donde se desarrolla cada cultura. El nomadismo se relaciona con pequeños grupos que cubre grandes extensiones manteniendo una baja densidad poblacional. La perdida de movilidad (sedentarismo) cambia la estrategia de la apropiación de los recursos naturales, trayendo una explosión demográfica, concentrando a la población en aldeas o rancherías, desde donde salen pequeños grupos a cazar, recolectar o pescar. Como y cuando, que tan seguido o si no se movían estos asentamientos, depende en la adaptación que tenga dicha cultura dentro de su entorno.

Por supuesto que para la arqueología es importante comprender las variantes fisiográficas y biológicas para deducir la adaptación de los pobladores que la ocuparon.

La Llanura del Golfo de México cuenta con diferentes espacios geográficos donde se desarrollaron más de una cultura de cazadores-recolectores-pescadores, presentándonos una oportunidad para escudriñar la evolución de este tipo de sociedades.

RSS

Suscribirse a Noticias RMA Gratis

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

© 2020   Creada por Gustavo Ramirez.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio