Propongo que discutamos cuándo se empezó a utilizar y cuándo se dejó de usar el atlatl en las distintas regiones y áreas culturales de México, ya que es un problema al que me he enfrentado recurrentemente en las puntas de proyectil de Sonora, los que tengamos contextos fechados al respecto, métodos para distinguir la funcionalidad de las puntas de proyectil, etc. Inicio con una de las propuestas al respecto que me ha tocado leer y que estoy por aplicar en una colección de 200 puntas de proyectil en el sitio La Pintada. ¿Qué opinan referente a esta problemática de la permanencia de tecnologías tempranas hacia los periodos culturales subsiguientes.

Shott, Michael J.
1993 Spears, Darts, and Arrows: Late Woodland hunting techniques in the Upper
Ohio Valley, en: American Antiquity, Vol. 58, No. 3, 425-443.

1997 Stones and shafts redux: the metric discrimination of chipped-stone dart and
arrow points, en: American Antiquity, Vol. 62, No. 1, Pp. 86-101.

VanPool, Todd L.
2006 “The survival of Archaic techonology in an agricultural world: how the atlatl and dart endured in the North American Southwest”, en: Kiva, Vol. 71, No. 429-452Pp.

Vistas: 439

Respuestas a esta discusión

Hola que tal ?
Este es un tema de mi Tesis que comente anteriormente, de acuerdo a las necesidades de analisis de la coleccion, si delimitara un proyecto para Tamaulipas, seria de acuerdo a nuevos objetivos y necesidades de las hipótesis de investigación y la problemática arqueologica materiales, tipo de sociedades etc. Me gusta como lo maneja la Maestra Arratia en Coahuila. Los parametros de investigacion requeridos en esta investigacion, tambien pueden servir respecto a puntas arrojadas con atlatl o con arco.

FUNDAMENTO TEÓRICO METODOLOGICO

“Análisis tipológico” Este término fue introducido en la ciencia por Blenwel en 1816.
Según Gorodzov: La teoría de cualquier método científico exige su justificación en leyes demostradas de la existencia y del desarrollo del fenómeno en cuestión. En la base de la teoría del método tipológico, tal como se aplica en arqueología están:
1.- El principio de Causalidad.
2.- El principio de Evolución.
3.- El principio de Préstamo.
4.- El principio de Lucha.
“Todos los objetos arqueológicos simples (rasgos), pueden ser entonces divididos en categorías, las categorías en grupos, los grupos en géneros y los géneros en tipos...” 96

Por “TIPO” entendemos un grupo de objetos similares en función, materia y forma. Lo que se analizará son LAS PUNTAS DE PROYECTIL y estas son tipos de acuerdo a lo anterior. Así, de momento obtenemos principios sin dudar en recurrir a otras corrientes, posiciones, etc. Que en determinado momento aporten puntos favorables dentro de nuestra investigación.
“Dentro del concepto de “PROYECTIL” tenemos un gran número de objetos arrojadizos que van desde la simple piedra propulsada a mano hasta los cohetes balísticos actuales, siendo su objetivo el mismo: causar un impacto a distancia...” 97
Dentro del análisis de nuestros materiales utilizaremos el método tipológico de García Cook:
“es una clasificación tecno–económica basada principalmente en el material, la forma en que fue trabajado dicho material y las funciones a que fueron destinados los artefactos...” 98
La parte fundamental de esta investigación son las puntas de proyectil por lo que retomamos el “An Introductory Hand Book of Texas Archeology” 99
Enmarcamos de esta manera los conceptos a utilizar en las puntas de proyectil de este análisis y las comparaciones:
“... Cada lámina presenta un tipo de puntas de proyectil en un intento a comunicar: (1) Una impresión de rango total de variación como nosotros los vemos con largo, pequeño, ancho, estrechez, finura y extremos comunes, variaciones en aletas, muescas, hojas y tamaño de espiga en relación con la hoja, variación en hojas, base, etc.; y (2) Una representación reflejada en la secuencia de detalles semejantes...” 100
Esto implicará un sustento en cuanto a la demarcación y origen de algunos tipos de punta de proyectil.
“...La punta de dardo (dart point) Shum et. al. 1954 p.400 fue el elemento cortante a percusión, a distancias mayores a las permitidas al brazo humano101 ; propulsada por atlatl,102 incrementa en forma notable su alcance.103 Esto nos lleva a considerar el atlatl como el único medio de propulsión mecánica, hasta la llegada del arco.
Si nos atenemos a las especificaciones de Browne, 104 las medidas extremas serían de 2.5 a 6.0 para una punta funcional, y si comparamos estas medidas de norma para las puntas de Coahuila y Texas, 105 y dado el caso que estamos analizando puntas de proyectil de Tamaulipas, y es seguro que hay una correspondencia y de acuerdo a esto podamos considerar lo siguiente: “... las puntas de proyectil de más de 0.07 m. llamadas Almagre y Pogo, son consideradas como de lanza...” 106 “ y las intermedias entre 0.06 y 0.025 m. como de dardo...”. Es muy importante tomar esto en cuenta, pues, dadas las características de los sitios de procedencia de las puntas de proyectil, es probable que tengamos de éstas propulsadas por atlatl, así como por arco o bien de lanza.
Ahora bien, de los atributos visibles de proporciones, criterios y valores retomamos ampliamente los utilizados por: (Francoise Rodríguez en “Artefactos lìticos de San Luis Potosí 1988 p.11) obteniendo con estos datos a utilizar en los rangos, entendiendo por estos: largo, ancho, espesor, formas de bordes, bases, etc.
Respecto al tipo de materiales, materia prima, posibles asociaciones, usos y otros retomaremos en primer plano las investigaciones de campo realizadas en “Los sitios del Valle del Mamut y su lítica” de Ma. Rosa Avilés (1990), apoyándonos también en las formas de puntas presentadas por Francoise Rodríguez (op. cit.), así como en las presentadas en “El ensayo sobre la Arqueología de Coahuila y el Bolson de Mapimí” 107
Aunque en ambas son siete grupos, la última contempla el grupo VI, puntas con muescas en el cuerpo; aunque son poco vistas en Tamaulipas, es bueno tomarlas en cuenta, así como en general las puntas expuestas en “An Introductory Hand Book of Texas Archeology,” etc.
En sí, buscamos por un lado observar las necesidades con forma, espesor pedúnculos y otras como largo y ancho, así como el tipo de trabajo implementado en el artefacto, como el tipo de lasqueo, retoque, filos, bordes, bases o pedúnculos retomando también principalmente en lo observado en los cuadros 3 y 4, en donde observamos los pasos de clasificación que nos llevan hasta el “Tipo” así como del uso de términos, 108 apoyando formas, retoques, e índices varios es importante mencionar la utilización de gráficas varias de nuestros diversos índices como las utilizadas por González, A. 1992 p.104 fig. 4
Anteriormente hablamos lo referido a análisis de materiales líticos, sin tener una procedencia exacta de estos materiales, Aveleyra 1956 dice: “...Las estimaciones cronológicas hechas a base exclusiva de tipología, cuando se trata de variedades líticas aisladas o de pequeños grupos marcadamente generalizados o únicos son extremadamente aventuradas y sujetas a grandes posibilidades de error. Sin embargo, cuando se trata de complejos líticos constituidos por todo un conjunto de útiles más o menos especializados, que se combinan y aparecen constantemente de acuerdo con determinadas frecuencias y porcentajes, la simple tipología, a falta de datos arqueológicos más seguros, puede en muchas ocasiones tener valor cronológico o por lo menos servir como factor importante para relacionar en el tiempo culturas aisladas...” 109
La caracterización mencionada de los cuatro grupos culturales en la región por medio de las evidencias culturales asiste la posibilidad de establecer cuáles son los elementos tecnológicos, morfológicos y funcionales que permitan cumplir con los objetivos.
De esta manera, afirmándonos en la arqueología tradicional seguimos estos pasos dentro de la investigación.
1.- Observación y registro de todos los datos.
2.- Análisis y clasificación de estos (cuantitativos y cualitativos).
3.- Derivación inductiva de generalizaciones a partir de ellos.
4.- Prueba de las generalizaciones.
Esto sin perder de vista los principios mencionados anteriormente y los pasos citados para este análisis y lo que conlleva medidas, formas, acabados, materiales, esquemas, dibujos, gráficas, fotos, etc., realizando un formato con la información de cada pieza analizada, dimensión, forma y características, así como de una revisión y comparación en particular y en general con los materiales tanto de la colección como con los representados y mencionados en las diversas investigaciones a las que se ha hecho mención y en general con las del nordeste, retomando cualquier punto de vista de estas dentro de nuestra especialidad, siempre y cuando sean redituables a cubrir nuestros propósitos y objetivos y con fines de investigación teóricos y metodológicos.
De esta forma, empezamos en la página siguiente por representar las partes de una punta de proyectil, navajas espigas, bases, muescas, etc. Para enseguida, representar los atributos contables y de medidas: largo, ancho, espesor, etc. Sus formas generales, atributos visibles formas de bordes, bases, pedúnculos, materiales utilizados, color, dimensiones, peso, etc., cubriendo de esta manera los atributos visibles y los contables; lo referido a (García Cook, 1982) lo veremos mas adelante, una vez que hayamos definido lo anterior y de esta manera obtendremos una manera más clara y fácil para concluir nuestro análisis.

METODOLOGÍA Y ANÁLISIS DE LOS MATERIALES

Empezaremos por dictaminar las partes de una punta de proyectil y atributos visibles y contables, formas, categorías, grupos, materiales, dimensiones, peso, así como a la par lo referido a industria, clase, uso, categoría, familia, tipo y variante.








En cuanto a partes de una punta de proyectil y atributos de formas y medidas, de acuerdo a Rodríguez (1983) tenemos:
a).- Forma general de la silueta.
b).-El sistema de fijación y categorías.
Grupo 1.- Formas foliaceas y amigdaloides: Categoría A.
Grupo 2.- Formas subtriangulares y ojivales: Categoría B y C.
Grupo 3.- Formas subtriangulares con escotadura o muescas laterales de fijación.Categoría D
Grupo 4.- Formas con pedúnculo: Categorías E, F, G.
Atributos visibles, de acuerdo a Shum D. A., A. D. Krieger et E. B. Jelks (1954 fig. 7), ejemplificados en página anterior.
1.- Forma de bordes.
2.- Forma de base.
3.- Forma de pedúnculo.
4.- Orientación de muescas.
5.- Tipo de retoque.
6.- Tipo de hoja.



































Los Materiales

Rocas y minerales empleados en la manufactura de artefactos de tipo utilitario:
“Cada región contiene una determinada agrupación de rocas de acuerdo con los fenómenos geológicos que en ella ocurrieron. Así podemos establecer mapas indicando zonas de rocas afines, llamadas zonas petrográficas. Es obvio que los habitantes de una región determinada usaron y usan hasta la fecha las rocas que están más a la mano para fabricar y construir artefactos útiles para la supervivencia...” 110
“... El primer material que se le ocurre a un individuo será el que esté más cerca del lugar del asentamiento. Esto se comprueba en la mayoría de los yacimientos arqueológicos al encontrar en general un mayor porcentaje de composición y origen similares a los que presenta la provincia petrográfica que rodea el yacimiento, pero además es posible encontrar diversos artefactos de composición diferente a dicha región petrográfica, los cuales no pudieron ser arrastrados hasta ese lugar en forma natural, desde el punto de vista geológico o geomorfológico...” 111
De esta manera sabemos que el hombre se apropiaba de su medio ambiente reconociendo no solo la flora y la fauna; se apropiaba también del medio ambiente con la finalidad de sobrevivir, va recorriendo la región geográfica y geológicamente, reconociendo los valles, ríos, lagunas, cañadas, sierras y cerros, reconociendo los materiales más óptimos para realizar sus instrumentos, que les permitan utilizar sus técnicas de trabajo y que en su uso les dieran altos rendimientos.
“...En el ámbito de la prehistoria mundial, las tecnologías mesoamericanas básicas permanecieron en un nivel paleolítico (indicado por el uso de herramientas de piedra tallada como las puntas de proyectil) o neolítico (uso de herramientas de piedra pulida, como las hachas); no obstante esta tecnología de la edad de piedra fue suficiente para que los mesoamericanos pudieran tumbar árboles y cultivar y generar los excedentes alimenticios necesarios para sostener su modo de vida civilizado...” 112
Los materiales de la colección en su mayoría corresponden a piedras calizas; se trata de un material muy peculiar y abundante en esta región que guarda características de fácil manejo, así como de algunas riolitas.
“...Caliza.-Roca sedimentaria de colores muy variados, pero principalmente gris, gris oscuro, blanca rosada; de composición química Ca CO3, con numerosas impurezas; su dureza es el de la calcita (3.0); su principal forma de identificación es aplicando una gota de ácido clorhídrico diluido: se nota inmediatamente una efervescencia intensa causada por la liberación de bióxido de carbono...” 113
Al respecto, Clark nos comenta “... Si bien se podía utilizar una gran variedad de piedras para fabricar herramientas resistentes, las mejores para realizar los instrumentos de corte eran las vítreas de grano fino que se fracturan de una manera predecible y producen fragmentos filosos como el vidrio roto. Las preferidas fueron la obsidiana y el pedernal, aunque también se utilizaron otras de grano menos fino, cuando no se contaba con las primeras en el lugar...” 114
Al contar en Tamaulipas, principalmente en nuestra área de procedencia de los materiales a analizar, la colección cuenta con una abundancia de piedras calizas; por las mismas condiciones se puede encontrar cuarzo criptocristalino granudo, también de origen sedimentario, contando también con sílex y pedernales.
“Sílex.- Es de aspecto semejante al de la calcedonia, pero su estructura no es grasosa; tiende más bien a colores mate pero siempre de preferencia claros, como blanco, blanco sucio, gris claro, pardo amarillento, rosado y a veces con un tinte azulado muy claro. Su origen es sedimentario, ya que se ha localizado en rocas calizas y lutitas calcáreas formando bandas y nudos interestratificados. Su existencia se explica suponiendo la presencia de soluciones que contienen sílice que al sedimentarse, reemplazan las capas de caliza con cuarzo criptocristalino granudo. Su estructura tan compacta y fina, la dureza y el tamaño de sus granos componentes le hacen producir una fractura de aristas cortantes muy afiladas y resistentes.
Pedernal: Es una roca maciza muy compacta parecida casi en todas sus propiedades al sílex, aunque generalmente de colores más obscuros; su origen también es sedimentario y su yacimiento también es el mismo que el del sílex, pero su existencia en opinión de numerosos investigadores es debida a la concentración de infinidad de testas o carapachos de microorganismos con esqueleto síliceo, los cuales al morir van depositándose en capas o agrupándose en núcleos, lentículas y nódulos, formando con la posterior diagénesis una roca sílicea granuda, de características idénticas al sílex.
Se puede dividir en dos tipos al pedernal: “Chert” de colores más claros y “Flint” de colores más obscuros y negro.
En cualquier tipo de pedernal o sílex el intemperismo produce una capa exterior más granuda y de color blanco...” 115
Se utilizaron también otros materiales, como el basalto, en morteros, metates, manos contando la colección con una buena muestra de estos y encontrándose este material de forma local, la colección cuenta también con una buena muestra de navajas prismáticas de obsidiana, la cual, indudablemente, llegó a la región por comercio; es de un color gris oscuro probablemente procedente del centro de México. Así tambien los grupos huastecos utilizaron en la elaboración de esculturas piedras areniscas.

Dimensiones de los artefactos:

1.- de 35 mm. a 75 mm. Los consideramos como grandes.
2.- de 20 mm. a 34 mm. Los consideramos como medianos
3.- de 12 mm. a 19 mm. Los consideramos como chicos.

Peso de los artefactos:

De acuerdo a dimensiones de (L+l+e) largo máximo, más ancho máximo, mas espesor se delimitaran parámetros 1 (pesado), 2 (mediano) y 3 (ligero).
Ahora, tanto para organizar la colección en un principio, como para realizar este análisis, primero en general retomamos a García Cook (1967).
“.Agrupamos los artefactos en conjuntos diferentes de acuerdo con determinado elemento, materia prima y de acuerdo con la técnica empleada para transformar tal material
A estos grupos de artefactos del mismo material los hemos llamado INDUSTRIAS y a los agrupamientos nombrados de acuerdo con la técnica del trabajo de material se les ha llamado CLASES. Así podrá haber: Industria de piedra, Industria de hueso, Industria de concha, Industria de metal etc., y CLASE: piedra pulida, piedra tallada, etc.
De acuerdo con la función a que fueron destinados los artefactos, podemos tener grupos de artefactos de corte, de percusión, de desgaste, etc. A los que hemos llamado con el término de USO; pero para tener mejor idea de la economía del grupo productor de tales artefactos hemos integrado las ya conocidas CATEGORÍAS (Gorodzov 1933, Lorenzo, 1965) o grupos de artefactos con una función más específica.
Por otro lado, de acuerdo con su forma todos quedan integrados en FAMILIAS, las cuales se determinan por medio de índices numéricos y dentro de estos grupos, tomando rasgos específicos que los diferencien internamente, se encuentran los TIPOS, base inferior de nuestra clasificación a la cuál debemos llegar o desde la que podemos partir en orden inverso. El tipo es el grupo de artefactos que se caracterizan por estar fabricados del mismo material, con la misma técnica de trabajo, utilizados para la misma función genérica y específica, agrupados bajo una forma en general y diferenciados de los demás por su forma específica.
Pero aún puede suceder que estos grupos de artefactos, con todas las características mencionadas, tengan alguna particularidad menor en su forma, cayendo en lo que hemos llamado VARIANTES. 116
De esta forma el material a analizar recae dentro de la INDUSTRIA lítica, CLASE piedra tallada, USO corte por percusión, CATEGORÍA puntas de proyectil, FAMILIA foliaceas, amigdaloides, subtriangulares, ojivales, subtriangulares con escotadura o muescas laterales de fijación o formas pedúnculadas de acuerdo a Rodríguez 1983 p.56, representadas anteriormente, y TIPO, llegaremos a este ya con las bases fundamentadas de investigación anterior de 58 tipos localizados principalmente en el noreste y en 10 localidades en donde se han encontrado dentro del estado de Tamaulipas y alrededores, cronologías de algunos tipos que nos permitan idear y reafirmar argumentos puente y de enlace, así como variantes de los mismos tipos.
“...La fabricación de herramientas de piedra es similar a la escultura en piedra y se basa en los mismos principios: 1) el conocimiento de la manera como se fracturan las diferentes clases de piedras y 2) el aprendizaje de la técnica para controlar la fractura con el propósito de obtener la forma requerida. Mediante el control de la fractura de la piedra es posible elaborar herramientas específicas destinadas a propósitos específicos...” 117
“... Esas dos tecnologías se distinguen según 1) las herramientas utilizadas para fracturar la piedra y 2) la manera en que se aplicaba la fuerza a la piedra. Las técnicas básicas son la percusión directa, la percusión indirecta y la presión...” 118
La percusión directa es la técnica más antigua que conozca la humanidad; en su forma más rudimentaria no consistía mas que en golpear una piedra directamente contra otra, hasta que una de ellas se fracturaba y producía astillas filosas, llamadas lascas. Con un poco más de control, se puede golpear una piedra de tal manera que produzca lascas o navajas uniformes con bordes filosos, útiles para muchas tareas de corte, la piedra de la cual se obtienen las lascas se conoce como núcleo y la que se empleaba para golpearlo se conoce como percutor. Una forma alterna de la percusión directa consistía en golpear el núcleo con un percutor hecho de hueso, madera o asta, lo cual permitía un mayor control para dar forma a la herramienta deseada. Un mayor control se obtenía con la percusión indirecta, esto es mediante el uso de herramienta intermedia. Cuando se emplea la técnica de la presión, se adquiere un grado de control aún mayor en el lasqueo de la piedra. El método consiste en colocar un instrumento directamente sobre el lugar de la piedra de donde se desea extraer la lasca y ejercer presión lentamente hasta que esta se desprende.
De esta forma procuraremos inferir afiliación cultural, edad aproximada, referencias y observaciones, con lo cual argumentaremos nuestro análisis.


APOLOGÍA DE LA INVESTIGACIÓN

“Si bien es cierto que la arqueología al igual que otra ciencia, disciplina o actividad humana está imbuida por la ideología imperante y hasta marcada por los rasgos propios de la personalidad del o de los individuos que le dan origen y forma, no se debe olvidar que la arqueología mexicana es cien por ciento oficial, esto es que responde a las necesidades ideológicas y/o políticas del estado mexicano, dado que este impone las normas y los recursos con los que deberá llevarse a efecto la práctica arqueológica...” 119
“Es en suma la necesidad de imponer y, luego refrendar un espíritu nacionalista que dé forma y consolide al ser mexicano lo que ha regido la producción artística, política y científica, lo que privilegió dentro de la arqueología a la restauración, reconstrucción de los restos monumentales prehispánicos...”
“De acuerdo con lo anterior, se va guiando la práctica arqueológica y en consecuencia la enseñanza de la misma, por lo que a excepción de intereses personales no se incluye en los planes de estudio ninguna materia propia y son muy pocos los estudiantes que van en busca, por su cuenta, de los trabajos y los investigadores que hemos dedicado nuestro esfuerzo a la arqueología del norte del país...” 120
De acuerdo con Esquivel, buscamos la revalorización de la arqueología del noreste del país, en donde este trabajo cubre una necesidad de investigación de la arqueología del norte en Tamaulipas, de donde proceden los materiales para esta investigación y en especial del municipio de Xicoténcatl, en el cual las autoridades municipales (96-98) y el Gobierno del Estado a través del CECAT, ahora el ITCA, dieron el sustento para ver realizado un pequeño museo “Museo Municipal Prof. José de Jesús Almanza” y a la vez realizar los análisis de materiales necesarios para esta investigación, de esta manera se hace un nuevo llamado a instituciones, universidades estados, investigadores, alumnos, maestros a tomar en cuenta esta vasta región, que también es México y en donde se está perdiendo información, materiales, pues el saqueo y la destrucción de sitios arqueológicos y patrimonios a lo largo del territorio nacional, no se ha concretado solo a los sitios monumentales; en la actualidad el saqueo a dañado a toda clase y tipo de sitios desde los paleontológicos, abrigos rocosos, pintura rupestre y petroglifos, pequeños montículos hasta los sitios denominados ceremoniales y monumentales, de estos contamos con muchos en Tamaulipas, además del patrimonio mueble y en general dictado por la ley.
Retomando una de las pocas investigaciones a este respecto Quiroz Moreno nos dice: “... El estudio de la lítica requiere de planteamientos metodológicos diferentes a los que se pueden utilizar para otros materiales arqueológicos; el poder determinar diferencias que caractericen a los materiales de cada área cultural nos permitirá desarrollar nuestro trabajo...”
“Actualmente el estudio de la lítica en la gran mayoría de las exploraciones no tiene o no se le da tanta importancia como a la cerámica y otros materiales. No decimos con esto que pueda darnos la misma información que los tiestos, porque son definitivamente materiales distintos, pero esperamos demostrar en el presente trabajo que es posible obtener de la lítica algo más que cantidades y descripciones...”
“Hasta la fecha son escasas las publicaciones referentes al manejo de la lítica como un material mediante el cuál se pueden definir características de grupos culturales que, al compararse, puedan ayudar a determinar la existencia de una frontera cultural; la mayoría de los estudios se han limitado a la descripción de los artefactos y a una tipología que en gran parte depende de quién y de qué escuela se trate; por un lado está la escuela europea, en la que la definición de los artefactos se realiza de una manera específica y con características propias; por el otro lado tenemos a la escuela americana, en la que también se tienen características muy particulares y en la que en muchos casos se choca con las definiciones europeas...” 121
Un debido análisis de los materiales mencionados, compuesto de corrientes de ambas escuelas y con características propias de nuestra Escuela Nacional de Antropología e Historia, nuestra escuela mexicana y a la cual pertenecemos, es justo y necesario para acortar las distancias y conocimientos entre las pocas investigaciones en general del nordeste y de nuestra área de trabajo y sobre todo al respecto de nuestro tema “Análisis de las puntas de proyectil de la colección Almanza en Xicoténcatl Tamaulipas” y de la lítica en general. Pues podemos decir que la piedra fue la materia prima más inmediata al hombre, no necesitó de herramientas para crear artefactos líticos, ni otro tipo de preparación, el material más antiguo y conocido por el hombre y que por su consistencia perduran más que muchos otros materiales como madera, hueso, textiles e inclusive la cerámica y que bien podemos decir si investigamos grupos prehistóricos, nómadas o seminómadas, semiagricolas o grupos tardíos, como sucede en la mayoría del nordeste de México o bien en la llamada Aridamérica, es justo tomarlos en cuenta y no sólo para estas regiones o este tipo de investigaciones, si no para cualquier investigación en cualquier área, pues gracias a estos conocimientos y tecnologías el hombre más adelante pudo crear morteros, metates, hachas, esculturas como las conocidas cabezas olmecas, estelas o los trabajos de escultura en jade y basaltos y más adelante utilizar la piedra en la arquitectura y escultura de esta forma podemos ver la gran importancia de este tipo de trabajos de esta industria y de sus usos utilitarios hasta los ceremoniales.
Los trabajos de MacNeish 1954: Aveleyra, 1951; Stresser Pean, 1977; García Cook, 1982; Avilés, 1990, en Tamaulipas; Shum y Alex D. Krieger 1954, en Texas; Epstein, 1961 en Nuevo León: Aveleyra, González Rul, 1956; Arratia, 1993, en Coahuila; Braniff 1961-1997; Rodríguez, 1983, 1985 en San Luis Potosí; García Cook ,1987 en Veracruz e Hidalgo; Braniff, 1977, Quiroz 1993 en Querétaro y otros como los de Lorenzo, Mirambell, García- Bárcena, Narez, Pastrana, nos ayudarán a realizar un buen trabajo al respecto y sobre todo que elaboramos un análisis histórico de la arqueología en general del nordeste de la república y especialmente Tamaulipas, percatándonos del olvido de que ha sido objeto esta región y del peligro constante de perder, o no preservar el patrimonio arqueológico, más aún cuando se trata de grupos seminómadas o de asentamientos tempranos sencillos, pues de acuerdo a las políticas y corrientes teóricas y metodologías e inclusive factores económico-turísticos, la arqueología se concentró en los grandes sitios mesoámericanos, monumentales, las grandes culturas, etc., lo que ha repercutido en el olvido de estas regiones y de este tipo de arqueología, sobre la que se basan estos anteriores y la que también sufre el peligro de saqueos, usos indebidos que afecten a este patrimonio, etc. El cuál es fundamental rescatar, preservar y difundir; es vital el análisis y registro de todo este tipo de colecciones diseminadas por todo el territorio mexicano, su legitimación ante las autoridades respectivas del I.N.A.H. e inclusive la difusión y presentación al público, también son una tarea de la arqueología y estas problemáticas las que debemos enfrentar con trabajos especializados de análisis de materiales específicos como lo que ensayamos.
“...Dar al público lo que hemos aprendido de nuestro trabajo, debemos saber cómo llevar a los demás la expresión final de nuestras actividades, lo que es cosa difícil y que si no somos capaces de cumplir no tenemos razón de existir...”122
¿Para qué se investigara? Mucho hemos oído que la arqueología mexicana está en crisis, de la incapacidad de esta en cumplir sus cometidos como disciplina y de no preservar el patrimonio arqueológico debidamente; de perdidas invaluables de éste, de una falta de difusión, por lo que desde un principio se elaboró investigación previa en general de la arqueología de Tamaulipas además de un trabajo de las puntas de proyectil procedentes de las diversas investigaciones del tema en la región, que nos permitan obtener una mejor visión de las puntas de proyectil y fortalecer estas investigaciones.
¿Dónde y por qué ahí? En Tamaulipas, en el municipio de Xicoténcatl, por presentarse la oportunidad de contar con materiales para llevar a cabo un análisis más completo de las puntas de proyectil y para fortalecer este tipo de investigaciones y así tener una idea más clara de nuestro tema, las puntas de proyectil, además para darle sustento a mi apreciado maestro José de Jesús Almanza Ríos, para crear un Museo en mi tierra Xicoténcatl y en donde obtuvimos el apoyo incondicional de la entonces Presidente Municipal Lic. Rosa Ma. Castillo Marroquin, del entonces Instituto Tamaulipeco de Cultura al Lic. Jesús Lavin Santos del Prado, entonces Director del Instituto y al Lic. Edgar Yépez, Director de Patrimonio Histórico de ese tiempo y sobre todo al Gobierno del Estado de Tamaulipas y al entonces gobernador del Estado Lic. Manuel Cavazos Lerma quien inauguro ese museo en las celebraciones y festejos del 250 Aniversario del Nuevo Santander.


96 En American Antropologist Vol.35 No.1 p.95-115 1933 Gorodzov Tr. Lorena Mirambell p.3.

97González Rul, 1979 p.12

98 García Cook,. 1982 p.36

99 Dee Ann Shum, Alex D.Krieger and Edwards B. Jelks vol.25 1954 p.3 fig.7

100Dee Ann Shum, A.D, Krieger and Jelks, 1954 p.14

101Lorenzo, 1965 p. 20
102Noguera, 1945: 205-238
103González Rul, 1979 p.25
104 Lorenzo, 1965 p.20
105 Shum et. al. 1954: 400-493
106 op. cit. 396-399
107González Arratia,. 1992 p.103
108García Cook ,1982 p.42-45
109 Aveleyra, 1956 p.59
110Reyes Cortés, 1975 p.87

111 op. cit. 1975 p.76.

112Clark John, 1997 p.43.

113 Reyes Cortés, 1975 p.77
114Clark John, 1997 p.43

Observaciones: Hacen falta los dibujos de atributos, los pueden checar en Rodriguez Loubet, pero los subire a las fotos mas adelante, Los Directores de esta tesis fueron el Ing.Arqlgo. Joaquin Garcia-Barcena, El Mtro. Arqlgo. Angel Garcia Cook y el Dr. Alejandro Pastrana Cruz, esta el libro registrado y protegido como obra ISN00431436
mas adelante subire informacion de esta investigacion sobre puntas arrojadas con atlatl y puntas arrojadas con arco. Saludos y espero les sirva pues aqui en Tamaulipas aunque hay mucho material arqueologico no les interesa, este tipo de investigacion, pero eso si - quieren saber mas de los indios de Tamaulipas .- y para eso necesitamos proyectos de investigacion orientados a investigar Los grupos cazadores - recolectores tardios de Tamaulipas por un decir. o los grupos Costeros, o grupos de la Sierra de Tamaulipas o la tierra abandonada por huastecos recuperada por Janambres semisedentarios o como menciona Moises Valadez para mi Xicoténcatl como una region Transicional, en fin hay mucho por hacer.
Hola Adriana, me parece que las puntas subtriangulares y ojivales son mas tempranas, ademas regularmente tambien con mas espesor y peso lo que les proporciona, una mayor estabilidad y mas peso para arrojarlas a mano, me gustaria saber procedencia de materiales, informacion de capas niveles, area, region, sitio, materiales relacionados etc, ademas de atributos contables y de medidas y podriamos incluso plantear un taller, son muchos detalles el tipo de base, el tipo de retoque, el material utilizado, al menos de este lado en la Costa del Golfo, me parece que las puntas tortugas, tamaulipas triangular, las Lerma, Nogales y Abasolo de rangos altos son arrojadas con atlatl, desde mi punto de vista y las Desmuke o Abasolo con pedunculos contractos tal vez pudieran ser intermedias y esto tambien de acuerdo a la coleccion y sus areas de procedencia pues no contar con materia prima condiciona mucho todo esto y en tamaulipas pasa algo asi, las puntas con pedunculo, mas ligeras, de espesor fino a medio y con mayor sujecion al asta podrian ser arrojadas con arco.
Esto solo es un punto de vista pero que les parece?
Esta chevere este asunto, de hecho me acuerdo del trabajito de Herman Beyer, publicado en 1922, donde escribe sobre el uso del atlatl en la cacería de patos en una laguna de Atenco. Pienso que sería dificil determinar, desde cuando fue utilzado el atlatl. Tomo como referencia lo que piensan los texanos (ya que es adyacente a Tamaulipas) que fue partir del 12,000 a. C. (ya sabes Turner y Hester, jeje) utilizando puntas clovis, pero creo que debemos tomarlo con reserva pues las puntas de los dardos no solo eran de piedra. ellos mismos mencionan que el arco y flecha se introdujeron en la region hacia 700 d. C. en ambos casos, creo que pudo haber sido mucho antes, hay mucho por indagar...
Gracias por sus respuestas, agradezco a Francisco Mendoza y a Vanueth por sus respuestas en este tema, la pregunta, precisamente va dirigida a estudios de caso, si alguien de los que hemos trabajado en análisis de puntas de proyectil considera la parte funcional, y si ha encontrado casos tardíos de uso del atlatl en fuentes escritas o en contextos fechados en sus investigaciones, ya que estoy trabajando este tema en el sitio La Pintada, Sonora y hay una idea generalizada en el noroeste de que en 600 d. C. ya casi en todas las tradiciones arqueológicas el atlatl ha sido sustituido por el arco y la flecha, entonces, yo en este sitio estoy encontrado una permanencia tecnológica del Arcaico hasta fechas históricas, para el suroeste de E.U.A si hay algunos casos similares que es con la referencia que estoy trabajando, pero quiero saber si en alguna parte de México también se han encontrado casos como el que yo tengo, en este caso se trata de grupos cazadores-recolectores-pescadores de la Costa Central de Sonora.
Quiero compartir más información de la bibliografía que puse, pero ahora mismo estoy en campo y no tengo mucho tiempo para entrar a la red, pero pronto lo haré y también subir fotos de estos materiales. Saludos

RSS

Suscribirse a Noticias RMA Gratis

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

© 2021   Creada por Gustavo Ramirez.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio