Para empezar, habrá que contextuar, se hace arqueología en infinidad de universidades y centros de investigación, no pretendan disfrazar la práctica privada con la arqueología “fuera” del INAH, de hecho, en México, mientras exista el INAH, no podrá haber arqueología fuera del INAH, por la sencilla razón de que el INAH evalúa proyectos a través del consejo de arqueología, por lo que los supuestos “bufetes” tendrían que pasar por ese filtro. No hay de otra.
Yo trabajé casi diez años en la arqueología norteamericana, en CRM (Cultural Resourse Management) y puedo decir que ¡me fue muy bien! Nunca me faltó trabajo, la educación que recibí en la ENAH (mi alma mater) me permitió colocarme rápidamente como un excelente arqueólogo de campo en la Región II de EPA (por sus siglas en inglés), trabajando el Nueva Inglaterra, Nueva York, Nueva Jersey, Virginia y Puerto Rico, de hecho mi desarrollo profesional se dio “fuera del INAH” y al regresar a México me enfrenté a la problemática que me hizo emigrar: falta de trabajo, presupuestos recortados, deja vu all over again!
Y ¡aquí estoy en Chiapas! concursé para una plaza después de 10 años de andar trabajando como arqueólogo guía de turistas (certificado), traductor y gigoló de vez en vez, haciendo lo que me gusta, lo que me fascina, mi verdadera vocación: ser arqueólogo y poder proteger toda esa belleza que es nuestro legado y herencia.
Y sí, soy sindicalizado, gané mi base con el proyecto más sólido entre 8 personas, después de mucho esfuerzo, sangre, sudor y lágrimas. Así que esos que tengan vocación de fraile, ¡van bien! Algún día llegarán…

Vistas: 122

Archivos adjuntos:

Respuestas a esta discusión

Estimado Victor : Al crear este grupo, mi intención no fue el denostar o criticar la práctica de la arqueología en el instituto Nacional de Antropología o descalificar a sus investigadores, que los hay muy buenos y muy comprometidos. Comentarios acerca de los problemas del instituto y sus limitaciones abundan en diferentes medios y no creo que este espacio sea el lugar apropiado para seguir repitiendo lo que medio mundo dice. Yo estuve contratado en el INAH un montón de años y puedo afirmar quer conozco su dinámica, sus problemáticas y principalmente su valor como garante de la investigación, protección, conservación y difusión de la cultura nacional (también soy de la ENAH). La idea al crear el grupo fue más bien el discutir acerca de las dinámicas y problemáticas que se dan en la práctica de la arqueología cuando uno no es miembro del INAH, ya que no podemos negar que para aquellos que no nos contamos entre las filas del Instituto la práctica de la arqueología resulta ser más compleja, ya que estamos siendo objeto constante de desconfianza y descalificación por parte de algunos sectores (principalmente investigadores) que no se puede negar que tienen SIEMPRE el respaldo institucional ante cualquier eventualidad, independientemente de su desempeño profesional y académico, que desafortunadamente no siempre es el más deseable. El negar que hay un trato diferencial hacia los investigadores y hacia diversas instituciones sería cerrar los ojos ante una situación que ha limitado y obstaculizado la práctica de la arqueología en muchas regiones, destacando aquellas en las que el mismo INAH no se da abasto. Cuantas denuncias llegan por ejemplo a delegaciones del INAH en Durango, Chihuahua, Aguascalientes, San Luís, Zacatecas, etc... ¿Como se atienden? Porque no pueden atenderlas habitualmente otras instituciones y centros de investigación a menos que hagan un complejo papeleo? ¿Que no queríamos todos lo mismo? ¿Proteger y conservar el patrimonio?
En principio cualquier arqueólogo que pertenezca a una institucion de investigacion sea el INAH o no lo sea, puede hacer rescates, salvamentos o investigacion, siempre y cuando se avise al Consejo de Arqueologia y se le aprueben los proyectos correspondientes.
En principio no debería ser problema que personal de otras instituciones tambien participen en proyectos de atención a denuncias, inspecciones y rescates claro, con las reglas claras acerca de informes, materiales, etc. Si ya eres personal de una institucion digmamos una Universidad regional o estatal, lo unico que tienes que hacer es un acercamiento con el personal que lleva administrativamente la Protección Técnica y Legal por parte del centro INAH. Dentro del formato de las tarjetas de presupuesto de proyecto siempre existe un rubro que se llama: participacion de personal del INAH (listado) y luego dice participantes de personal de otras instituciones. Ahora ademas, al igual que otros los investigadores del INAH en si, dederan pasar por el visto bueno de Salvamento Arqueológico antes de pasar al Consejo segun se nos han informado en las nuevas disposiciones.
Que no haya casi arqueólogos en las multiples universidades, tecnológicos y centros de investigacion estatales y regionales es un problema del gremio que no se ha sabido promever lo suficiente y sigue pensando que la única fuente de trabajo es el INAH como tal. Habiendo arqueologos en esas instituciones entonces se impone la colaboracion y coordinacion conjunta en los casos de proteccion a nivel estatal. Un saludo.

Gerardo Fernandez Martinez dice:
Estimado Victor : Al crear este grupo, mi intención no fue el denostar o criticar la práctica de la arqueología en el instituto Nacional de Antropología o descalificar a sus investigadores, que los hay muy buenos y muy comprometidos. Comentarios acerca de los problemas del instituto y sus limitaciones abundan en diferentes medios y no creo que este espacio sea el lugar apropiado para seguir repitiendo lo que medio mundo dice. Yo estuve contratado en el INAH un montón de años y puedo afirmar quer conozco su dinámica, sus problemáticas y principalmente su valor como garante de la investigación, protección, conservación y difusión de la cultura nacional (también soy de la ENAH). La idea al crear el grupo fue más bien el discutir acerca de las dinámicas y problemáticas que se dan en la práctica de la arqueología cuando uno no es miembro del INAH, ya que no podemos negar que para aquellos que no nos contamos entre las filas del Instituto la práctica de la arqueología resulta ser más compleja, ya que estamos siendo objeto constante de desconfianza y descalificación por parte de algunos sectores (principalmente investigadores) que no se puede negar que tienen SIEMPRE el respaldo institucional ante cualquier eventualidad, independientemente de su desempeño profesional y académico, que desafortunadamente no siempre es el más deseable. El negar que hay un trato diferencial hacia los investigadores y hacia diversas instituciones sería cerrar los ojos ante una situación que ha limitado y obstaculizado la práctica de la arqueología en muchas regiones, destacando aquellas en las que el mismo INAH no se da abasto. Cuantas denuncias llegan por ejemplo a delegaciones del INAH en Durango, Chihuahua, Aguascalientes, San Luís, Zacatecas, etc... ¿Como se atienden? Porque no pueden atenderlas habitualmente otras instituciones y centros de investigación a menos que hagan un complejo papeleo? ¿Que no queríamos todos lo mismo? ¿Proteger y conservar el patrimonio?
No entiendo para dónde va, exactamente, el sentido de este debate on-line aunque se lee interesante, pero me quedan claras algunas ideas:
1) Es un hecho que en México el 99% de lo "privatizado" ha fracasado, fundamentalmente por negocios mezquinos y falta de reglamentación. Ni dudarlo ergo, es aberrante pensar en "privatizar" lo imprivatizable.
2) A partir de la Ley de Bienes Nacionales, el sustento de la ya tan mentada Ley Federal..., el patrimonio nacional es:"...inalienable e intransferible".
3) El arqueólogo percibe el mundo desde su propia óptica, tan patrimonio es el anterior al siglo XVI como el posterior, con la salvedad que, no sé porqué realmente, el acto soberano del estado permite a despachos privados (ojo, regiulados por el mismo Estado a través de su normatividad) realizar trabajos de conservación y puesta en valor de patrimonio virreinal e histórico-republicano, que requieren investigación y de acuerdo a las condiciones de trabajo del INAH, son competencia del mismo...¿contradicción o insuficienciade personal?. Bien, que no se confunda privatización del patrimonio del patrimonio con ejercico de la profesión por vías no pagadas directamente por el Estado, no son la misma cosa; esto a veces confunde mucho a los compañeros del sindicato y se aterran de que se les va a quitar la materia de trabajo..no lo veo así. Es importante comprender las competencias del Estado y las funciones constitucionales de una profesión como la arqueología, en la que estamos a muy poco tiempo de caer en el concepto de controversia porque realmente no existe libre ejercicio de la profesión, todo caso, demasiado regulado y monopolizado por el mismo estado...¿no será este un punto a discutirse realmente?.
4) El INAH se ha convertido, para desgracia de todos los que laboramos aquí, en el mejor ejemplo de patrimonialismo Weberiano, el estado se apropió del patrimonio. Bien, quiérase o no esto se revertirá paulatinamente, cito un ejemplo: La zona arqueólogica de Peralta, recientemente inaugurada en Guanajuato, fue concesionada por 30 años al gobierno de ese estado y tanto la investigación como el mantenimiento corren por cuenta del Instituo Estatal de la Cultura y El Colegio de Michoacán. Me parece que GerardoFernández se ha referido a este tipo de iniciativas, que más temprano que tarde llegarán. A todos nos queda claro que si ICA invierte en la arqueología será con afán de lucrar, no lo veo del mismo modo de un centro educativo, de la naturaleza que sea (UNAM, COMICH, etc.), pero afirmo, el estado no puede ni debe perder la figura soberana sobre el patrimonio arqueológico, propiedad del pueblo de México, y sostengo que ahí es donde debemos reflexionar que es lo que anda saliendo mal. Urge discusión ante esto.
5) El síndrome de la arqueología y sus dueños...los arqueólogos del INAH, ya pasaron, me permito informarles. Es impensable seguir con esquemas de los años setenta, a no ser que sea para no hacer nada...ojo, el número de arqueólogos con base está siendo alcanzado o incluso rebasado por personal de contrato, y la mayoría titulados mínimamente (bien preaprados), se están extiguiendo las sociedades cacicales y los eternos pasantes de bajo rendimiento académico en las regiones.
6) Es imperativo ponerse a hacer realmente arqueología, trabajar y producir, publicar; me parece que es lo básico. El argumento de los filtros del Consejo es pueril, ya que el mismo Consejo de Arqueología está fortaleciendo vías alternas de investigación, conservación, protección y difusión en virtud de que estamos rebasados en capacidades. La ley no es obstáculo, el obstáculo real son los intereses particulares de los mismos arqueólogos, no evadir esta situación por favor.
7) Ojalá queden claros los términos contractual, consultoría, privatización, federalismo, investigación y facultades del Estado, para centrar la discusión y continuar con la búsqueda de nuevas vías.

Saludos a todos, y con un afectuososaludo, al moderador de este foro que nos señale los ejes de la discusión, para no perdernos en llantos y lamentaciones poco provechosas. Datos y trabajo, a aportar datos y trabajo compañeros.
Lo que opina Nicolau, me parece excelente, es verdad...NIc, habría que pedir a Efraín C que le entre al foro si le queda un "chancesito" para contar un poco más sobre lo de Peralta, aunque creo que no es "patrimonialismo webberiano" es medieval, herencia de reyes y nobles, Webber lo identificó y describió para el caso de un Estado moderno, el cuál parece que aplica al caso de México, o sea que es un patrimonialismo medieval.

RSS

Suscribirse a Noticias RMA Gratis

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

© 2019   Creada por Gustavo Ramirez.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio