RESULTADOS PRELIMINARES DEL SALVAMENTO ARQUEOLÓGICO REALIZADO EN EL EMBARCADERO I, ESTADO DE GUERRERO

Elizabeth J. Galeana Cruz*

El sitio arqueológico El Embarcadero I se localiza en el extremo norte de la Laguna de Coyuca. Respecto a Coyuca de Benítez (cabecera municipal), el sitio se encuentra hacia el sureste, dentro de la Región Costa Grande del estado de Guerrero (Imagen 1). Sobre el mismo, se asienta la actual población de El Embarcadero (Galeana, 2006:4,5).

 

<< Imagen 1: Con un óvalo rojo se indica la ubicación de la población El Embarcadero, al norte de la Laguna de Coyuca, Gro. (INEGI, 2001).

 

A partir del hallazgo fortuito de restos óseos en un predio ubicado en la localidad El Embarcadero, en 2006 dio inicio un rescate arqueológico donde participaron arqueólogos comisionados por el Centro INAH Guerrero, por la Dirección de Salvamento Arqueológico y la Dirección de Antropología Física del INAH. Durante esta intervención fueron recuperados ocho entierros, de los cuales dos corresponden a infantes (Imágenes 2 y 3) (Chávez y Mena, Pineda y Báez, 2006). Para realizar un registro más amplio del contexto, surgió la propuesta de continuar la investigación a través de un Salvamento Arqueológico.

Imagen 2: Plano del predio intervenido durante el rescate y el salvamento arqueológico. Tomado de Chávez y Mena (2006).>>>>>>>>>>

 

Además se consideró la siguiente situación: el propietario planeaba dividir su terreno para heredarlo a sus hijos; por el tiempo de duración del rescate arqueológico, no fueron registrados los elementos arquitectónicos visibles en la superficie del predio; y seguía latente la posibilidad de localizar más entierros.
Así, el salvamento arqueológico tuvo los siguientes objetivos: registrar la secuencia estratigráfica, registrar los alineamientos visibles en superficie, definir una cronología tentativa y la relación existente entre los elementos arquitectónicos y los entierros (Galeana, 2006: 21). Este proyecto de investigación tuvo dos temporadas de campo (Galeana, 2007 y 2008), cuyos resultados se desglosan a continuación.

<< Imagen 3: Unidad de excavación del rescate arqueológico, donde fueron recuperados los entierros 3, 4 y 8 (Pineda y Báez, 2006).


Salvamento arqueológico El Embarcadero I
En las dos temporadas de campo se registraron rellenos de tierra y concha principalmente, que permitieron elevar el nivel del suelo formando una plataforma. Sobre ésta desplantaron los cimientos de las casas-habitación. Se identificaron dos etapas de construcción, cada una bien diferenciada por la disposición de sus rellenos.


En la primera etapa constructiva, el relleno de tierra y concha apisonada se dispuso de manera horizontal y en depósitos de longitud corta. Durante la segunda, se utilizó un relleno de tierra que se alterna con bloques de concha compactada, cuya finalidad probablemente fue obtener mayor estabilidad de la superficie donde se habitaría (Imágenes 4 y 5).


 

Imagen 4: De 2.60m hasta 1.80m de profundidad, se encuentra el relleno de la primera etapa constructiva de la plataforma. A partir de 1.80m de profundidad hasta la superficie se encuentra el relleno de la segunda etapa de construcción (Galeana, 2008: 23).

 

 

   

Imagen 5: Detalle del relleno de la segunda etapa constructiva de la plataforma (Galeana, 2008: 24).

 

Los rellenos consistían en una mezcla de: tierra; concha univalva y bivalva; arcilla cocida; concha; fragmentos de hueso de animal y de humano; hueso trabajado; en barro se localizaron fragmentos de figurillas antropomorfas y zoomorfas, así como orejeras; en obsidiana gris translúcida se recuperaron puntas de proyectil, fragmentos de navajillas prismáticas y desechos, también prismáticos; fragmentos de metates apodos, manos de molienda, un hacha, un pulidor, entre otros.


Como parte de la primera etapa de construcción, se registraron alineamientos de rocas y metates (reutilizados), con juntas de barro mezclado con escasos tepalcates (Imagen 6). En la segunda, se localizaron alineamientos de rocas, también con cementante de barro y algunos tiestos (Imagen 7). Con base a la evidencia material, se puede decir que sus muros fueron de bajareque, utilizando para su preparación una mezcla de vegetales y arcilla.


<< Imagen 6: En la parte inferior de la imagen se observa un metate apodo como parte de la arquitectura  de la primera etapa de construcción (Archivo fotográfico del Salvamento Arqueológico El Embarcadero I).

 

Otro elemento registrado fue un fogón aun con restos de carbón, asociado a fragmentos de una vasija abierta con huella de exposición al fuego (Imagen 8). También se localizaron cinco entierros, cuatro adultos y uno infantil (postnatal) (Imagen 9). Además, se definieron dos concentraciones de material, conformados por fragmentos de hueso de animal, huesos largos de humano, cerámica y concha univalva.

 

Imagen 7: Unidad habitacional correspondiente a la segunda etapa de construcción  (Galeana 2007: 80).


Imagen 8: (Izq). En la parte superior de la foto se observan los restos del fogón (Galeana 2008: 31).

Imagen 9: (Der). Restos óseos correspondientes a un infante (Galeana 2008: 32)

 

 

 

 

 

Rescate arqueológico en El Embarcadero
Paralelo al desarrollo de la segunda temporada de campo del salvamento arqueológico, se llevó a cabo la inspección de una obra de pavimentación de algunas calles de la localidad.


Se recolectaron muestras de material cerámico, para realizar su análisis y analogía con los materiales recuperados durante la excavación. Asimismo, se realizó el rescate arqueológico de dos entierros humanos correspondientes a individuos adultos (Imagen 10).

 

<< Imagen 10: Entierro recuperado durante la obra de pavimentación de una calle de la localidad de El Embarcadero (Galeana 2008: 52).

 

 

 

El hallazgo de las osamentas fue consecuencia de la remoción del suelo que la retroexcavadora realizó en una calle que colinda con el predio donde se realizó el salvamento arqueológico. Los materiales asociados a ellos fueron: fragmentos de cerámica, fragmentos de piezas prismáticas de obsidiana, objetos de hueso, conchas y, cerca de una de las osamenta se localizaron pequeños trozos de barro.


Como parte del rescate arqueológico, también se realizó un pozo de sondeo en el límite Este de la Escuela Primaria de la población, área donde se abriría una zanja para la cimentación de la barda perimetral. De esta excavación no se obtuvo materiales arqueológicos, pese a las referencias de los pobladores sobre múltiples hallazgos en el lugar, como son: figurillas antropomorfas y vasijas completas.

Cronología
Varios tiestos recuperados de la superficie se remontan al periodo Preclásico, y el material cerámico obtenido de la excavación del predio, corresponden al periodo Clásico Tardío. Es evidente que aún no es posible definir la cronología del área intervenida, sin embargo, en breve se contará con esta información, ya que actualmente se está realizando el análisis de los materiales.


Cabe señalar, que en la región se localizan sitios arqueológicos cuya ocupación se remonta al Periodo Arcaico (3000 – 2000 a. C.), el Periodo Preclásico (2000 - 200 a. C.), el Periodo Clásico (200 – 800 d. C.) y el Periodo Posclásico (800 - 1521 d. C.), de acuerdo con Rubén Manzanilla (2000).


Por su parte, Martha E. Cabrera, sugiere un periodo de ocupación de la región que va de las Fases TOM, RIN, ET, FAL y FAX o Formativo Medio (1000 – 500 a. C.) hasta el Clásico Temprano (300 - 500 d. C.) (1981 y 1984).

Consideraciones sobre el asentamiento prehispánico
Los antiguos habitantes de El Embarcadero se adaptaron a su entorno natural, el cual modificaron de acuerdo a sus necesidades. Fue un asentamiento de tipo habitacional y de explotación de recursos, seguramente enfocada a la obtención de productos marinos y lacustres.


Es posible que, de haber tenido un excedente en estos productos, se asignara al comercio, llegando a poblaciones vecinas o muy lejanas. En este caso, tal vez fueron la concha, la sal y alguna variedad de pescado, los productos que la región aportaba.


El contacto interregional puede observarse en los materiales cerámicos, los cuales exponen características teotihuacanas (Imagen 11). Igualmente se incluyen las piezas de obsidiana, materia prima que no se localiza en la región.

Imagen 11: Fragmento de figurilla antropomorfa con características teotihuacanas (Archivo fotográfico del Salvamento Arqueológico El Embarcadero I).

 

 

Comentarios finales
La Laguna de Coyuca debió proporcionar a los antiguos pobladores, suficientes productos, como actualmente sucede. La población de El Embarcadero tiene una economía y alimentación basada en la pesca, principalmente proveniente de la laguna; asimismo, obtienen camarones y langostinos de los arroyos aledaños (Imagen 12).

 

 

 


<< Imagen 12: Vista de la localidad de El Embarcadero, desde la Laguna de Coyuca (Galeana, 2007: 7).

 

La población actual se distribuye sobre el asentamiento prehispánico. Su urbanización conlleva la constante destrucción y saqueo del sitio arqueológico, además de la erosión que anualmente provocan los agentes metereológicos, así como las inundaciones por causa del crecimiento de la laguna.
Los asentamientos costeros y de selva tropical del estado de Guerrero, son poco conocidos arqueológicamente. En este tenor, es recomendable realizar más investigaciones, agregando los estudios de tipo paleobotánico de la época prehispánica.


Lo anterior permitirá ampliar la información existente sobre la región, de manera que puedan definirse con mayor claridad aspectos como la economía, la organización social y política de los grupos humanos que la habitaron.

_____________________________________________

*Arqueóloga egresada de la Universidad Veracruzana. Coordinadora del Proyecto de Salvamento Arqueológico del sitio El Embarcadero I, Gro. Correo electrónico arqueoliz@yahoo.com.mx


REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Cabrera Guerrero, Martha E.
1981 ms Proyecto Arqueológico Renacimiento, Acapulco Gro. (Informe de campo). Archivo técnico del Departamento de Salvamento Arqueológico del INAH. México.

 

1984 ms Proyecto Arqueológico Renacimiento, Acapulco Gro. Informe de de materiales. Archivo técnico del Departamento de Salvamento Arqueológico del INAH. México.

Chávez, Román y Alberto Mena
2006 Informe del Rescate Arqueológico en el sitio El Embarcadero I en apoyo al Centro INAH Guerrero. Dirección de Salvamento Arqueológico, México. Centro INAH Guerrero. Chilpancingo, Guerrero.

Galeana Cruz, Elizabeth Jovita
2006 Proyecto de Salvamento Arqueológico del sitio El Embarcadero I, Gro. Archivo Técnico del Área de Arqueología, Centro INAH Guerrero. Chilpancingo, Guerrero. Pág. 4, 5.

 

2007 Informe técnico parcial del Salvamento Arqueológico del sitio El Embarcadero I, Gro. Septiembre. Archivo Técnico de la Coordinación Nacional de Arqueología, INAH. México.

 

2008 Informe técnico parcial: excavación 2007, Salvamento Arqueológico en el sitio El Embarcadero I, Gro. Abril. Archivo Técnico de la Coordinación Nacional de Arqueología, INAH. México.

Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática
2001 Carta Topográfica “Playa del Carrizal E14C56” Guerrero, Escala 1: 50 000. Segunda Edición 2000. Primera Impresión.

 

Manzanilla, Rubén
2000 La región arqueológica de la Costa Grande de Guerrero: su definición a través de la organización social y territorialidad prehispánicas. Tesis de Doctorado en Antropología. Escuela Nacional de Antropología e Historia, División de Posgrado, Doctorado en Antropología. INAH-SEP-CNCA. México, D. F.

Pineda Santa Cruz, Edgar y Fernando Báez Urincho
2006 Informe Parcial del Rescate Arqueológico del sitio El Embarcadero I. Archivo Técnico del Área de Arqueología, Centro INAH Guerrero. Chilpancingo, Guerrero.

Comentario

¡Tienes que ser miembro de RMA Red Mexicana de Arqueología para agregar comentarios!

Únete a RMA Red Mexicana de Arqueología

© 2017   Creada por Gustavo Ramirez.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio