LA INTERPRETACIÓN TEMÁTICA COMO BASE EN LAS HERRAMIENTAS DE DIFUSIÓN ARQUEOLÓGICA: UN CASO APLICADO EN JALISCO

Ericka Blanco Morales*

La Interpretación Temática dentro de la ardua tarea de protección del patrimonio
Al hablar de Interpretación Temática, nos referimos a una estrategia comunicativa que nos permite traducir los contenidos de un lenguaje científico al lenguaje que maneja el público no especializado, en este caso, la correspondiente a la jerga que se utiliza entre quienes hacemos investigación arqueológica. En otras palabras, es “la traducción de un lenguaje a otro realizada por un lingüista calificado” (Blanco y Jiménez, 2009:3) “Es una actividad educativa orientada a revelar los significados y las relaciones a través del uso de objetos originales, experiencias de primera mano y medios ilustrativos, más que simplemente comunicar información factual” (Tilden en Gándara, 1998:463).

La Interpretación Temática es una aproximación a la comunicación. En el acto de la comunicación, el emisor emite un mensaje o un tema central específico y para lograrlo genera un discurso con información estratégica dirigido a la totalidad del receptor, en el mismo se consideran aspectos fundamentales como: sus intereses, sus capacidades y su contexto momentáneo, de tal suerte que se atienden características de los diferentes tipos de público como: los auditivos, los táctiles o los visuales según la edad, procedencia, intereses etc. (Blanco y Jiménez, 2009). Lo anterior permite la trasmisión del mensaje de manera idónea, que contemple el consiente e inconsciente de un individuo para que pueda manifestarse en su acción social esperada dentro de las diferentes esferas sociales que visitan un sitio arqueológico, en este caso Guachimontones (imagen 1).

 

Imagen 1. Sitio Arqueológico Guachimontones. (Imagen Explora México 2011).

 

La Tradición Teuchitlán: Antecedentes Científicos del Guión
El municipio de Teuchitlán Jalisco se localiza en la zona conocida como la Región Valles de Jalisco, ubicada en los alrededores del Volcán de Tequila. Aquí tuvieron lugar la manifestación de importantes desarrollos sociales, y presenta un largo periodo de ocupación humano a partir del 4000 a.C. (Weigand, 1993:22) hasta la actualidad. Dentro de tan amplio periodo hay una manifestación en particular que llama la atención dentro del presente estudio: la ubicación del área nuclear de la tradición Teuchitlán (Weigand, 1993) que va de los años 300 a.C. al 350/400 d.C. posiblemente hasta el 500d.C. en su parte periférica (Beekman y Weigand, 2008:315).

Entre sus características principales encontramos: 1) un patrón de asentamiento complejo que involucra conjuntos circulares formados por estructuras rectangulares y circulares de diversos tamaños (Weigand, 1993) y conjuntos habitacionales formados por cuatro estructuras, que varios investigadores consideran como cruciformes (López-Mestas y Ramos, 1998:161; Smith 2008; 2009), 2) una especialización importante de materias primas como la obsidiana vista a través de los grandes talleres (Weigand 1993:79) y la loza cerámica conocida como Oconahua, en la cual observamos estandarización productiva (López-Mestas, 2005; Blanco et al, 2010), 3) las prácticas muy particulares de las culturas mesoamericanas, como el juego de pelota (Weigand, 1993; Weigand y García, 2005; Blanco, 2009) y el palo volador (Weigand, 1992:211-224) y 4) un importante sistema agrícola, visto a través de las chinampas o campos levantados, que ha servido para explicar varios de los alcances de complejidad de dicha tradición (Weigand, 1993; Stuart, 2003; 2005).

De toda la región, el sitio nuclear de la tradición es donde se localiza Guachimontones/Loma Alta[1] (imagen 1), debido a sus características monumentales y a su localización estratégica, se puede hablar de que era el lugar donde se concentraban las instituciones de poder y administración del núcleo de la sociedad. Esto, combinado con la gran extensión de territorio que alcanzó la tradición, la cual cubre todo el estado de Nayarit, Centro y Norte de Jalisco, Sur de Colima, el Sur de Zacatecas, Sinaloa al Norte y Guanajuato al Este, nos habla de una sociedad altamente compleja (Weigand, 1993).

La complejidad social que alcanzó se ha explicado a través de un modelo que explica una sociedad estatal segmentaria (Southall, 1988, 1999); debido a que se han encontrado algunos indicios que sugieren que dicha organización pueden explicarse bajo ese modelo teórico, por ejemplo:

A) Distribución espacial de los sitios[2]: el modelo de Southall nos habla de un lugar central en donde se localiza un grupo de personas con poderes “sobrenaturales” que aprovecha su estatus para crear rangos de poder virtual (Southall, 1988, 1999). Estos grupos se van a encontrar en diferentes lugares a lo largo del territorio de alcance, y su fin es cohesionar a todos los miembros de la región por medio de un ritual y obtener a cambio el trabajo de la gente. Por lo tanto, si observamos el patrón de los sitios arqueológicos de la tradición Teuchitlán vemos que se dio dicha estructura; encontramos un primer nivel (el centro rector) y dos niveles subsiguientes. El primero lo podríamos denominar centro de poder virtual, y el segundo periferia de poder virtual. Finalmente encontramos lo pequeños sitios que representarían a las “pequeñas entidades” del modelo (Blanco, 2009:66).

Esto es patente gracias a los estudios cuantitativos en los que se hacen comparaciones entre el volumen de los edificios construidos y el área habitacional. En ellos son claras las muestras de jerarquía entre los complejos de los sitios, lo que permite organizarlos en cuatro niveles (Ohnersorgen y Varien, 2008; Weigand, 1993:219). Así, hay una zona nuclear de la tradición Teuchitlán determinada por la presencia del sitio Guachimontones (posiblemente en conjunción con Loma Alta)[3], sitio que se ha considerado, por su amplio desplazamiento, como el “centro rector” (tipo A) (Ohnersorgen y Varien, 2008:201-203; Weigand, 1993).

Seguidos en lo que se refiere en magnitud y nivel de sitio, están tres sitios considerados del tipo B (Ohnersorgen y Varien, 2008:201-203) que podríamos denominar dentro del modelo como “centros virtuales de poder”; uno, Ahualulco, se localiza en la parte Noroeste de la zona núcleo de la tradición Teuchitlán, en la zona periférica al Norte del volcán; otro es el sitio Santa Quiteria; y el tercero es San Juan de los Arcos localizado al sureste. Por otro lado, los sitios que pudieron funcionar como “periferias de poder virtual” están: Huitzilapa, los Ceborucos, La Providencia, Rio Salado, Las Navajas y Cuisillo todos del tipo C (Ibid: 201-203). Finalmente, estarían los sitios que Southall denomina “pequeñas entidades”, que encontramos representados en los considerados del tipo D por la ya mencionada tipología (Ibid: 201-2033).

B) Un ritual compartido: en las características particulares de la tradición Teuchitlán encontramos varios elementos ideológicos que nos hablan de un mismo conjunto ideológico o cosmovisión (Blanco, 2009:68). El principal es el patrón de asentamiento de los recintos principales; lugar que se conforma por un altar central, un patio y 8 a 12 plataformas rodeando el altar que pueden estar acompañadas de un juego de pelota (Weigand, 1993; Blanco, 2009). Al centro de algunos de los altares centrales circulares se ha podido identificar un post h***, que infiere que en estos lugares se realizaba una adoración al dios del viento Ehécatl (Weigand, 1992:211-224).

La costumbre mortuoria de las tumbas de tiro es otro indicador, así como la presencia de una jerarquía social, vista a través de los diferentes niveles de complejidad de las tumbas y las ofendas depositadas en ellas. No menos importante es el hecho de la relación consanguínea que se demostró en cinco de los seis individuos depositados en la tumba de Huitzilapa (López-Mestas y Ramos, 1998; 2006; Pickering y Cabrero, 2006:78-79), personajes con un poder de tipo posiblemente “virtual”, por presentarse en un asentamiento del tipo “C”, y que coincide con las referencias de modelo de Southall.

En los objetos cerámicos también encontramos evidencia ideológica común. Tenemos las representaciones de las maquetas, que como ya comentábamos representan el desarrollo de una actividad social: juegos de pelota, rituales, ceremonias. Finalmente, la adoración a los ancestros también parece ser una práctica común, en todos los alrededores de la zona encontramos una cantidad importante de figurillas sólidas y huecas que representan: jugadores de pelota (Day, 2006), posibles líderes y escenas cotidianas; las primeras principalmente en unidades habitacionales, mientras que las segundas cercanas a recintos principales, en juegos de pelota tipo I[4] y en tumbas de tiro (López y Ramos, 2006).

C) Un aparato administrativo. Hasta el momento el lector podría pensar, que si bien los indicadores mencionados concuerdan con la organización segmentaria descrita por Southall, podrían confundirse con los elementos de un cacicazgo, tal como López-Mestas y Ramos (2006:64-65) explican a tal sociedad, sin embargo, lo que nos hace divergir en torno a su propuesta, es la presencia de una planificación de los sitios de la tradición, visto a través de un patrón de asentamiento uniforme y armónico, lo que nos habla de un aparato, grupo o individuo, que se encargó de regular tales acciones arquitectónicas (Blanco, 2009:69-79). Así mismo, la presencia de especialización de materiales como obsidiana (Esparza, 2004), concha y cerámica, una estandarización de los tipos de la loza Oconahua, sugerida por las investigaciones de la misma autora (López-Mestas, 2005:235) y una posible especialización e intensificación agrícola vista a través del uso del sistema de campos agrícolas (Weigand, 1993; Stuart, 2005); nos sugieren la presencia de ciertos mecanismo reguladores a nivel regional y por ende un aparato administrativo que diferenciaría a un estado de un cacicazgo.

Guachimontones: divulgación y público
a) El sitio arqueológico y divulgación
En el año de 1999 dieron inicio los trabajos del Proyecto Arqueológico Teuchitlán dirigido por el Dr. Phil Weigand y la Mtra. Acelia Garcia Weigand, en el se contempla, además de su exploración arqueológica, un programa de restauración y mantenimiento en el sitio arqueológico Guachimontones y Loma Alta, trabajos que actualmente continúa realizándose. Proyectos que requieren altos presupuestos como éste, implican frecuentemente gestiones que prevén expectativas sociales vinculadas con el turismo. Así, el proyecto arqueológico desde hace algunos años al presente camina en dos vertientes; por una parte, atendiendo a los objetivos científicos de la investigación arqueológica, y por la otra, promoviendo la importancia del sitio arqueológico hacia la sociedad a través de materiales diversos de divulgación y de la propia restauración del sitio arqueológico.

Guachimontones en conjunto con Loma Alta son actualmente el único sitio arqueológico representante de la tradición Teuchitlán que ha sido sometido a un intenso trabajo de restauración y mantenimiento. Con el paso de los años ha generado un importante impacto económico en su municipio y en toda la región Valles[5]. Así, el sitio ha sido un motor de desarrollo y tiene hacia el futuro trazada una importante proyección, tanto en lo que a la investigación refiere, como al potencial que representa para que pueda incidir inferir en la protección no sólo de Guachimontones, sino de los cientos de sitios arqueológicos con quienes hace más de 2000 años éste se relacionó.

Por tanto, el desafío que se presenta en el futuro para la divulgación de la arqueología en Guachimontones es muy grande. Por un lado, habrá que fortalecer la noción de región dado que existe un gran trabajo de campo acumulado que ha permitido el registro de cientos de sitios arqueológicos que en su momento formaron parte del mismo sistema económico, político y social (Blanco y Jiménez, 2009:13-14). Por otra parte, será necesario dar a conocer el carácter dinámico de la investigación y la necesidad de hacer nuevas preguntas. De ahí que la vinculación entre el proceso de investigación y la divulgación cobren vital importancia, dejando atrás las presentaciones monolíticas, así como los discursos “terminados”. En otras palabras, si la investigación avanza, los discursos de divulgación han de considerar mecanismos suficientemente flexibles también (Blanco y Jiménez, 2009:13-14).

Actualmente está en marcha un proyecto de Centro Interpretativo (CIAG) apoyado económicamente por la Secretaria de Cultura del Estado de Jalisco[6], a esto se suman: la realización de dos videos sobre la tradición Teuchitlán, la realización y expedición de publicaciones y folletería para la divulgación, la construcción de un sitio web para consulta de temas científicos y generales relacionado con Guachimontones[7], la incorporación a redes sociales que permiten la interactividad directa entre los visitantes e interesados en el sitio arqueológico y los practicantes científicos[8], la capacitación para guías de turistas, la impartición de un gran número de conferencias, un diplomado[9], los trabajos de señalización hacia el sitio en el poblado de Teuchitlán, entre otros.

b) El público
Para desarrollar actos comunicativos exitosos es necesario conocer el público al que irán dirigidos. Gracias a los estudios de público sistemáticos podemos conocerlo en tres sentidos: quién es, lo que sabe sobre el tema y el contexto social inmediato con quien o quienes recibe la información (Blanco y Jiménez, 2009:14). Los estudios estadísticos de visitantes que se realizan en Guachimontones a partir del año 2005 nos han permitido conocer algunas generalidades acerca del tipo de visitantes que recibe el sitio, así como el incremento paulatino de estos a partir de ese año a la fecha. Hoy podemos reconocer cuatro grupos principales de visitantes: estudiantes, familias, turistas, extranjeros y profesionistas[10], la suma total de visitantes registrados del año pasado (2010) fue de 187,760, de los cuales más de un 70% fueron adultos y mientras que el 30% niños, fenómeno que se presenta constante en análisis de años anteriores, como en el caso del estudio del 2005 (Blanco y Jiménez, 2009). En lo que va del presente año (2011) la suma hasta el mes de Mayo ya alcanzó un total de 84,395, de los cuales 70,920 son adultos y 13,475 niños.

Medio interpretativo – temático aplicado para la divulgación
La visita guiada
Las visitas guiadas se agrupan en los medios de comunicación personalizada; tienen entre sus componentes: el emisor (guía); el receptor (visitante), el medio (lenguaje directo) y el mensaje, es decir, el recurso a interpretar, y son en principio un medio de orientación para quien no tiene dominio sobre un lugar o tema, apoyado en referentes empíricos (Jiménez, 2002:58). Las visitas guiadas tienen oportunidades y ventajas especiales, tales como su flexibilidad, su movilidad, el contacto directo con el receptor y todas las posibilidades que otorga hablar de un tema in situ, es decir, “en el lugar de los hechos”, donde ocurrieron muchas de las actividades referidas (Ibid).

Hablar de más de un 30% de niños, en relación al número total de visitantes al sitio nos insta a considerar como urgente la elaboración de una estrategia a través de la cual ellos y ellas conozcan el patrimonio arqueológico contenido en el sitio. La elección de la visita guiada como medio de comunicación responde a que generalmente este tipo de público suele ir en grupos escolares y requieren del apoyo de guías en el sitio, por lo que se consideró como el medio de comunicación más óptimo para aplicarse en el programa. La estrategia se dirigió a los niños de Teuchitlán, público frecuentemente obviado en los programas de divulgación de los sitios arqueológicos en general y que sin duda son el futuro de la región en lo que se refiere a la protección y resguardo del patrimonio local, sobre todo en lugares como éste, en donde el saqueo sigue siendo una práctica desmesurada.

Las ideas centrales del discurso
La Interpretación Temática debe su adjetivo al hecho de que los discursos de divulgación se desarrollan articulados sobre un eje temático. Regularmente la tesis es una aseveración que presenta el genius loci o “genio del lugar”, aquello que hace único e irrepetible a un lugar (Blanco y Jiménez, 2009). Lo anterior es parte de la estrategia comunicativa que insta a que exista un mensaje concreto, algo conciso que durante el acto comunicativo se anticipa, se presenta y se reitera.

En ese caso, se generó una propuesta que permite reconocer el carácter de una sociedad compleja y la importancia social, histórica, cultural y hasta económica que justifica el salvaguardar su huella material que encontramos en toda la región valles. A grandes rasgos, el discurso en su totalidad pretende divulgar los aspectos que consideramos más representativos de la tradición Teuchitlán, sintetizados en dos puntos:

1.- La tradición Teuchitlán representa una de las formas de complejidad social más antiguas de nuestro estado. Guachimontones, como muchos otros sitios arqueológicos alrededor del volcán de tequila son evidencia de ello.


2.- Proteger y salvaguardar los vestigios arqueológicos de la región resultan la única manera de continuar con la importante tarea de conocer a las sociedades antiguas, reconstruir el pasado y de manera secundaria activar el desarrollo económico y turístico de la región.

Descripción, Aplicación de las Estrategia y Resultados
Visitas guiadas para niños de escuelas primaria en Teuchitlán: “Guachimontones: sede de una gran cultura y la importancia de proteger éste y otros sitios arqueológicos”.


Para lograr una visita guiada que logre comunicar los elementos esenciales de las culturas arqueológicas de manera interesante, entretenida, ordenada y divertida, es preciso realizar una planeación general, que considere cuatro momentos: El periodo de arribo, la introducción, el cuerpo y la conclusión (Jiménez, 2002:68-71; Blanco y Jiménez, 2009:19-20).

Estructura de la visita guiada[11]
Los niños de manera especial requieren de visitas guiadas cortas. Hemos de considerar que no vienen sólo a ver el sitio, y que el resto del tiempo lo pueden utilizar para jugar y para visitar otros lugares del área monumental. Por otra parte, reconocemos que sus cerebros son mucho más ágiles y tienden a perder interés si las exposiciones no son interactivas (Blanco y Jiménez, 2009:20). Con esto presente, se desarrolló una visita guiada con una duración de 45 minutos que consta de 8 paradas en donde cada una trata de diversos temas. El principio básico del recorrido consiste en dejar que los mismos visitantes a través de su experiencia resuelvan la temática de cada parada, se acompaña una explicación para clarificar sus ideas y finalmente refuerza la temática de cada parada con una actividad física.

La tesis central del guión refiere a que “Guachimontones es la ciudad principal de una sofisticada sociedad cuyo origen tiene 2300 años de antigüedad; la conocida como tradición Teuchitlán”, la cual:


a) Se desarrolló principalmente en los alrededores del volcán de Tequila; ahí se adaptó, se apropió y modificó su paisaje, permitiéndose desarrollar una sofisticada forma de vida por más de 700 años.


b) Huellas arquitectónicas y materiales que la caracterizan y demuestran su alto grado de desarrollo social. Así mismo, representan muchas de sus actividades socio-culturales que la caracterizan, las cuales tiene un trasfondo social muy similar a nuestras actividades actuales.


Así, como objetivo principal se espera que con esta experiencia el grupo experimente la forma en que vivieron sus antepasados, anudado a un interés por conocer más, para lo que se argumentará que es necesaria la protección de los sitios arqueológicos con el fin de continuar sus estudios y así clarificar más la forma de vida del pasado. Finalmente, se espera crear una noción de pertenencia de los visitantes sobre sitio, dado que son sus antepasados, y con esto incitarlos a protegerlo reprobando la actividad del saqueo.

 
El guión
Una de las ventajas de las visitas guiadas es su flexibilidad, es decir, se pueden reconocer momentos en los que es necesario realizar ajustes o pequeños cambios a la planeación general. Sin embargo, resulta de gran utilidad contar con un guión base, que permite al guía conocer los objetivos del recorrido y las herramientas que le permitirán cumplirlos satisfactoriamente. A continuación se presenta los objetivos de cada parada junto con un resumen de la temática y que se abordó en cada una de ellas así como las estrategias didácticas que fueron utilizadas[12].

 
Componentes de la visita guiada
1. El periodo de arribo. El momento de arribo es muy importante, permite a los visitantes familiarizarse con el guía. En este momento también se sondean los intereses, inquietudes y niveles de conocimiento que el grupo tiene sobre la tradición Teuchitlán. La visita guiada inicia en la entrada al sitio, de allí se realiza el desplazamiento hacia el circulo 2. Al entrar al sitio se presenta al guía y se anticipa al visitante el tiempo estimado de la guía. Se platica las generalidades del sitio, como: ¿Qué es un sitio arqueológico, quién lo descubrió, qué significa su nombre, su antigüedad, que parte del asentamiento es la que está restaurado para ser visitado, entre otras generalidades (imagen 2).

Imagen 2. Arribo. Escuela Hilarión Romero Gil.



2. La introducción. En la introducción se habla sobre la complejidad social y al papel que Teuchitlán tuvo en este proceso a lo largo y ancho del Occidente de México. Se habla sobre la gran área (Región Valles de Jalisco) en donde se asentaron las principales ciudades de la tradición Teuchitlán, así como el alcance de su desplazamiento fuera de ella.


PARADA 1. ARRIBO AL SITIO
Lugar:
• Entrada al sitio.
Objetivos:
• Conocer al grupo; sus expectativas del grupo y sus conocimiento generales acerca de la arqueología y del sitio arqueológico; Guachimontones.
Puntos a tratar:
• Bienvenida al sitio
• Tiempo estimado del recorrido
• Orientación general, servicios
• Requerimientos especiales para la visita
• Reglamento del sitio
• Tesis central: Guachimontones ciudad principal de la tradición Teuchitlán
Interactivos y Actividades:
• Exposición de ideas sobre ¿qué es un sitio arqueológico?
• Formulación de preguntas
• Explicación del panorama general sobre la traición Teuchitlán: acuñador, ubicación del núcleo de la tradición Teuchitlán y temporalidad (imagen 3).

 

 

 

Imagen 3. Arribo. Escuela Josefa Ortiz de Domínguez.


3. El cuerpo. Corresponde a la explicación de características principales que van a representar a está importante cultura y las similitudes con la nuestra, entre los temas principales están:
1. Su arquitectura de plazas formadas por círculos concéntricos en donde se realizaban importantes festividades dirigidas al dios del viento; banquetes, el baile de cadena y el palo volador.
2. Las características de enterramiento mortuorio; tumbas de tiro y tumbas sencillas.
3. La ubicación estratégica de los sitios.
4. Sistema de intercambio de productos.
5. El juego de pelota como una de las actividades públicas principales.
6. La estratificación social.
7. Y finalmente, los problemas y causas del saqueo de piezas y destrucción de sitios.

PARADA 2. CARACTERISTICAS DE ESTA GRAN SOCIEDAD: UNA SOCIEDAD CON ACTIVIDADES SIMILARES A LAS NUESTRAS
Lugar:
• Círculo 2, El centro ceremonial.
Objetivos:
• Comparar las actividades principales de las sociedades antiguas con las actuales. El objetivo: interiorizar en la comprensión de los niños cómo, pese a que se trata de una sociedad muy antigua, separada de la nuestra por más de 2,000 años de antigüedad, existen similitudes entre ambas. Es decir demostrar cómo la esencia social del hombre ha permanecido y permanecerá a lo largo de los años.
Puntos a tratar:
• Componentes de un Guachimonton; patios rodeando un altar circular y estructuras rectangulares circundantes.
• Actividades cívico -ceremoniales, analogía con las actividades actuales.
• Banquetes, baile en cadena y palo volador
Interactivos y Actividades:
• Bailar sobre un pie para simular la destreza necesaria para realizar el ritual del palo volador.
• Simular por equipos el baile de la cadena, realizando un círculo en donde se gira de un lado y del otro (imágenes 4 y 5).


Imagen 4. Baile de la Cadena. Escuela Justo Sierra. Imagen 5. Baile de la Cadena. Escuela Josefa Ortiz de Domínguez.

 

 

 

PARADA 3. CARACTERISTICAS DE ESTA GRAN SOCIEDAD: UNA SOCIEDAD CON ACTIVIDADES SIMILARES A LAS NUESTRAS (B)
Lugar:
• Círculo 3 y Patio 3, lugar de ritual funerario.
Objetivos:
• Comparar las actividades principales de las sociedades antiguas con las actuales. El objetivo: interiorizar en la comprensión de los niños cómo, pese a que se trata de sociedades muy antiguas separadas de la nuestra por más de 2,000 años de antigüedad, existen similitudes entre ambas. Es decir, demostrar cómo la esencia social del hombre ha permanecido y permanecerá a lo largo de los años.
Puntos a tratar:
• Formas de enterramiento y sus componentes; tumbas de tiro y tumbas sencillas.
• Importancia de la ritualidad funeraria en la sociedad antigua de Teuchitlán y la comparación con la actual.
Interactivos y Actividades:
• Descripción de un ritual funerario actual.
• Enlistar las ofrendas típicas dentro de un ritual funerario actual.
• Comparar con los rituales funerarios de la tradición Teuchitlán (imagen 6).

Imagen 6. Circulo 3. Escuela Josefa Ortiz de Domínguez.



PARADA 4. CARACTERISTICAS DE ESTA GRAN SOCIEDAD: UNA SOCIEDAD CON ACTIVIDADES SIMILARES A LAS NUESTRAS (C)
Lugar:
• Unidad Habitacional del Patio 3 (Mirador).
Objetivos:
• Comparar las actividades principales de las sociedades antiguas con las actuales. El objetivo: interiorizar en la comprensión de los niños cómo, pese a que se trata de una sociedad muy antigua, separada de la nuestra por más de 2,000 años de antigüedad, existen similitudes entre ambas. Es decir, demostrar cómo la esencia social del hombre ha permanecido y permanecerá a lo largo de los años.
Puntos a tratar:
• Ubicación estratégica del sitio.
• Adaptación y explotación de los recursos del paisaje.
Interactivos y Actividades:
• Observación de la vista hacia el paisaje
• Exposición de idea acerca de la razón de la ubicación del sitio.
• Analogía con las herramientas de comunicación antigua y las actuales para dar pistar acerca de una de la razón de la ubicación estratégica de un asentamiento.
• Adaptación y explotación del paisaje: terrazas de cultivo, vida lacustre y explotación de obsidiana (imagen 7).


Imagen 7. Mirador vista del paisaje.


PARADA 5. CARACTERISTICAS DE ESTA GRAN SOCIEDAD: UNA SOCIEDAD CON ACTIVIDADES SIMILARES A LAS NUESTRAS (D)
Lugar:
• La Gran Plaza.
Objetivos:
• Comparar las actividades principales de las sociedades antiguas con las actuales. El objetivo: interiorizar en la comprensión de los niños cómo, pese a que se trata de una sociedad muy antigua, separada de la nuestra por más de 2,000 años de antigüedad, existen similitudes entre ambas. Es decir, demostrar cómo la esencia social del hombre ha permanecido y permanecerá a lo largo de los años.
Puntos a tratar:
• Comercio; tipo de intercambio.
• Productos locales y productos foráneos
Interactivos y Actividades:
• Trueque entre de objetos entre los niños (imagen 8).

 

 

 

Imagen 8. La Gran Plaza. Josefa Ortiz de Domínguez


PARADA 6. CARACTERISTICAS DE ESTA GRAN SOCIEDAD: UNA SOCIEDAD CON ACTIVIDADES SIMILARES A LAS NUESTRAS (F)
Lugar:
• El juego de Pelota.
Objetivos:
• Comparar las actividades principales de las sociedades antiguas con las actuales. El objetivo: interiorizar en la comprensión de los niños cómo, pese a que se trata de una sociedad muy antigua, separada de la nuestra por más de 2,000 años de antigüedad, existen similitudes entre ambas. Es decir, demostrar cómo la esencia social del hombre ha permanecido y permanecerá a lo largo de los años.
Puntos a tratar:
• Características del juego de pelota prehispánico de cadera.
• Lugares donde se jugaba a la pelota.
• Objetivo de la celebración de un juego de pelota en los recintos principales y en las unidades habitacionales.
Interactivos y Actividades:
• Practica previa a una contienda real de juego de pelota. Dos equipos, intentar pegar a una pelota de tela con el antebrazo y/o la cadera para obtener puntos, la fila con más puntos gana.
• La gran contienda para resolver un problema en el grupo. Aventar la pelota de tela al equipo contrario para que este la sostenga, existen áreas consideradas fuera de juego. El que más veces pierda la pelota pierde la contienda (imagen 9).

 

 

 

Imagen 9. Juego de Pelota. Escuela Josefa Ortiz de Domínguez.



PARADA 7. CARACTERISTICAS DE ESTA GRAN SOCIEDAD: UNA SOCIEDAD CON ACTIVIDADES SIMILARES A LAS NUESTRAS (G)
Lugar:
• El Recinto de las Ofrendas; El Palacio.
Objetivos:
• Comparar las actividades principales de las sociedades antiguas con las actuales. El objetivo: interiorizar en la comprensión de los niños cómo, pese a que se trata de una sociedad muy antigua, separada de la nuestra por más de 2,000 años de antigüedad, existen similitudes entre ambas. Es decir, demostrar cómo la esencia social del hombre ha permanecido y permanecerá a lo largo de los años.
Puntos a tratar:
• Sociedades estratificadas; gobernantes, sacerdotes, artesanos, agricultores, músicos etc.
• Manera de representar los diferentes estatus sociales.
• Diferentes tipos de casas habitación.
• Actividades de Palacio: cantos y danzas.
Interactivos y Actividades:
• Comparación entre una sociedad estratificada antigua y una actual.
• Representación de un grupo de danza y música prehispánica por medio de sonidos corporales; dos equipos: los danzantes y los músicos (imagen 10).

 

 

 

 

 

 

Imagen 10. Músicos. Escuela Josefa Ortiz de Domínguez.



PARADA 8. CARACTERISTICAS DE ESTA GRAN SOCIEDAD: LA PÉRDIDA DEL VESTIGIO ARQUEOLOGICO POR SAQUEO
Lugar:
• El círculo 1.
Objetivos:
• Presentar las consecuencias del saqueo. Como ejemplo la estructura circular (altar) del círculo 1.
Puntos a tratar:
• Propiedad del patrimonio arqueológico (¿De quién es?, ¿quién es el responsable de su resguardo?)
• La destrucción de sitios.
• El saqueo de piezas.
• Perdida de información histórica y cultural.
• Perdida de lugares para el conocimiento histórico, social, cultural y hasta de esparcimiento educativo.
Interactivos y Actividades:
• Formulación de preguntas y exposición de ideas acerca de la propiedad del patrimonio arqueológico y las consecuencias de su pérdida.

4. La conclusión. Este punto tiene la función de recapitular sobre lo que se expuso a lo largo del recorrido. Se reafirma recordando algunas de las actividades que se realizaron y con la formulación de algunas preguntas. Para el cerebro es muy útil, dado que se hace consciente lo que se acaba de aprender.
Lugar:
• El círculo 4.
Objetivos:
• Resumen del recorrido, remembranza de las actividades y reafirmar los puntos básicos, la tradición teuchitlán: antigüedad características similitudes con la sociedad actual y la importancia de preservar sitios arqueológicos como estos.
Interactivos y Actividades:
• Para trabajar en la escuela: Dibujar el sitio de Guachimontones y representar la experiencia de la visita en su dibujo.
• Contestar las encuestas posteriores a la visita.

Resultados
La visita guiada que se aplicó a 393 niños de las primarias de los poblados de Teuchitlán, La Mora y La Estanzuela, en el municipio de Teuchitlán, Jalisco (tabla 1). Se organizaron grupos de menos de 25 niños cada uno y según su grado escolar (1ro, 2do y 3ro y 4to, 5to y 6to), en total se realizaron 15 recorridos. Previo a la visita y posterior se aplicaron dos encuestas por niño; tanto las preliminares como las posteriores son completamente iguales con la finalidad de evaluar el efecto del recorrido entorno al concepto que los niños tienen del sitio. El formato y contenido se separó igualmente en dos grupos; niños de 1ro a 3ro y de 4to a 6to (Anexo: Encuestas).

Localidad

Escuela

Turno

 Asistencias

La Mora

José María Morelos y Pavón

Matutino

53

La Estanzuela

Justo Sierra

Vespertino

45

La Estanzuela

Josefa Ortiz de Domínguez

Matutino

131

Teuchitlán

Hilarión Romero Gil

Matutino

164

 

 

 

 

TOTAL

 

 

393 

 

Localidad

Escuela

ENCUENTAS PREVIAS

 ENCUENTAS POSTERIORES

La Mora

José María Morelos y Pavón

27

33

La Estanzuela

Justo Sierra

30

32

La Estanzuela

Josefa Ortiz de Domínguez

122

120

Teuchitlán

Hilarión Romero Gil

155

124

TOTAL

 

334

309



En total se aplicaron 334 encuestas previas y 309 posteriores (tabla 2). Según el resultado de la evaluación (Anexo: Gráficos) podemos decir que su mayoría están familiarizados con el sitio, sin embargo el recorrido ayudó a reafirmar y precisar su conocimiento y perspectiva hacia el inmueble, así como la adjudicación de pertenencia del mismo, lo que se traduce a su protección y resguardo.

 

anexo.doc


Conclusiones
La preocupación por proteger el patrimonio cultural de la sociedad debería estar inmerso, no sólo en los investigadores sociales sino en el resto de los individuos, dado que el patrimonio en términos científicos nos permite conocer y entender tanto procesos sociales del pasado como del presente, mientras que para lo social permite fortalecer nuestra identidad, recordar nuestro pasado y admirar el presente.

La sociedad bien informada acerca del valor de su patrimonio puede convertirse en una aliada para la protección de los recursos. La generación de discursos amenos, relevantes y divertidos sobre el patrimonio arqueológico es en realidad una necesidad (Blanco y Jiménez, 2009:3). Por tal motivo, describir el método de planeación y aplicación de este y otros programas, tiene como objetivo demostrar que la información arqueológica al proyectarse de una manera amena y dirigida basada en la Interpretación Temática, resulta una de las herramientas más eficientes para el trabajo de divulgación y valoración del patrimonio arqueológico y cultural. Programas similares permiten plantar en las generaciones futuras la tarea de cuidar y proteger los vestigios, así mismo genera el sentido de apropiación que favorece individualmente el resguardo del patrimonio.

____________________________________________________

*Arqueóloga egresada de la Universidad Autónoma de Guadalajara. Actualmente estudiante de Doctorado en el Programa de Estudios Mesoamericanos de la Universidad Nacional Autónoma de México. Integrante del Proyecto Arqueológico Teuchitlán (PAT) desde el 2005. Contacto: erickasofia@hotmail.com

Notas

[1]Antes considerados dos sitios cercanos, sin embargo según los recorridos de superficie realizados en la investigación de Smith (Smith, 2009: Mapa “Guachimonton”) se propone que ambas pudieron haber representado un único asentamiento (Smith, 2009), debido a que entre ambos recintos se encuentra una cantidad importante de unidades domésticas, así como algunos recintos menores.

[2]Para más información de la distribución de los sitios y las características de cada uno de ellos; así como las excavaciones,  ver el capítulo 1 de antecedentes y el capítulo 3 en Blanco, 2009.

[3]Antes se comprendía a Guachimontones y Loma Alta como dos sitios diferentes, sin embargo nuevas investigaciones proponen que forman parte de la configuración de un mismo sitio (Smith, 2009).

[4]Weigand, Phil. Comunicación personal. 2007.

[5] Comenzando por la fuente de trabajo que ha representado para los habitantes de Teuchitlán, tanto en las labores de restauración y mantenimiento, como en algunos empleos formales que se ha logrado generar.

[6] Como se verá más adelante, el sitio arqueológico recibe miles de visitantes al año aunque no ha sido oficialmente abierto al público.

[7] www.guachimontones.org

[8] Guachimontones: Página Oficial del Proyecto Arqueológico Teuchitlán. http://www.facebook.com/pages/Guachimontones-P%C3%A1gina-Oficial-del-Proyecto-Arqueol%C3%B3gico-Teuchitl%C3%A1n/147830365267021

[9] Impartido ya en cuatro ocasiones en el CUVALLES (Centro Universitario de los Valles) Universidad de Guadalajara, dirigido por la Dra. Martha Sánchez.

[10] En esta categoría se incluyen a los periodistas, investigadores y profesores.

[11] Para conocer el guión completo, la descripción detallada de cada actividad y los instrumentos de apoyo que se utilizaron para completar la experiencia, se puede solicitar el documento directamente con la autora del presente documento, ya sea través de la red social RMA o por vía mail erickasofia@hotmail.com

[12]Para conocer el guión completo, la descripción detallada de cada actividad y los instrumentos de apoyo que se utilizaron para completar la experiencia, se puede solicitar el documento directamente con la autora del presente documento, ya sea través de la red social RMA o por vía mail erickasofia@hotmail.com



Bibliografía
Beekman, Christopher y Phil C. Weigand.
2008 “Conclusiones, Cronología y un Intento de Síntesis” en Tradición Teuchitlán. Eds. P. Weigand, C. Beekman y R. Esparza. El Colegio de Michoacán, Secretaría de Cultura del Estado de Jalisco, Zamora, Mich. pp. 303-337

Blanco, Ericka
2009 El Juego de Pelota en la Tradición Teuchitlán: Hacia una propuesta sobre su función social, Tesis de Maestría, Colegio de Michoacán A.C., La Piedad, Michoacán.
Blanco, Ericka y Antonieta Jiménez
2009 “La divulgación interpretativa – temática del juego de pelota en el sitio arqueológico Guachimontones (Teuchitlán, Jalisco). En Red Patrimonio, revista digital de estudios de patrimonio cultural, El Colegio de Michoacán A.C., link. www.redpatrimonio.org.mx

Blanco, Ericka, Sean M. Smith, Jorge Herrejón, Phil C. Weigand
2010 “La tradición alfarera en Guachimontones y Loma Alta: tipos, formas y usos, en Revista Digital Ecumene, Vol. 1 Núm 1.

Camacho Servín, Fernando
2005 “Dramática extinción de idiomas en el mundo”; en: Periódico La Jornada. 18 de febrero de 2005.

Carman, John
2002 “Archaeology y Heritage: An Introduction”, Continuum, ed. London, New York. pp. 228.

Esparza, Rodrigo
2004 “Minería Prehispánica de Obsidiana en la Región Central de Jalisco” en Tradiciones Arqueológicas, Ed. Efraín Cárdenas, El Colegio de Michoacán, Gobierno del Estado de Michoacán. Zamora, Mich. pp. 79-89

Fernández-Villanueva Medina, Eugenia
2004 “Evidencias de una Tradición Mesoamericana en Zaragoza” en Tradiciones Arqueológicas, Ed. Efraín Cárdenas, El Colegio de Michoacán, Gobierno del Estado de Michoacán. Zamora, Mich. pp. 290-305

Gándara, Manuel
1998 “La Interpretación-Temática y la conservación del patrimonio cultural”; en: CÁRDENAS, Barahana (coord.). Memoria, 60 años de la ENAH. Escuela Nacional de Antropología e Historia. pp. 453-477.

Ham, Sam
1992 “Environmental interpretation: a practical guide for people with big ideas and small budgets”. North American Press. Golden, Colorado. USA.

Herrejón Peredo, Carlos
2006 “Patrimonio Cultural”, en I Congreso estatal de cultura: legislación y políticas culturales, del 16-19 de marzo, Morelia Michoacán, 10 pp. Mecanoescrito.

Jiménez, Antonieta
2001 “Tesis interpretativa-temática: las estrategias de síntesis de la cultura para la difusión de la arqueología.”, en Boletín de antropología americana, instituto panamericano de geografía e historia, México D. F.

2002 La conservación del patrimonio arqueológico mediante la Interpretación-Temática, Tesis de Licenciatura en Arqueología, Escuela Nacional de Antropología e Historia, México D. F. (sin publicar).

2003 La Gestión del Patrimonio Arqueológico en México. Valoración y Propuestas. Tesis de Maestría en Arqueología, Escuela Nacional de Antropología e Historia, México D.F. (sin publicar).

2007 “La consolidación de la Interpretación-Temática en México: ¿Un paso natural?”; en: Boletín electrónico del Centro de Información sobre el Patrimonio Cultural y su Manejo. Número 3. México. 2007. CONACULTA – INAH; Coordinación Nacional de Centros INAH, Dirección de Operación de Sitios.

Lipe, William
1984 “Value and meaning in cultural resources”, Chapter 1 en Approaches to the archaeological heritage. Ed. Henry Cleere. pp 1-11.

López Mestas, Lorenza
2005 “Producción especializada y representación ideológica en los albores de la tradición Teuchitlán” en El Antiguo Occidente de México: Nuevas Perspectivas sobre el pasado prehispánico. Eds. E. Williams, P Weigand, L. López Mestas, y D. García. El Colegio de Michoacán, Zamora, Mich. pp. 233-253

López Mestas, Lorenza y Jorge Ramos
2006 “La Excavación de la Tumba de Huitzilapa”, en Perspectivas del Antiguo Occidente de México. Ed. Richard F. Townsed, Gobierno del Estado de Jalisco, Tercera edición. Guadalajara, Jal. México. pp. 57-73.

Smith, Sean M.
2008 “Comparación entre Círculos monumentales y no monumentales: Aproximación a una tipología”, en Tradición Teuchitlán. Eds. P. Weigand, C. Beekman y R. Esparza. El Colegio de Michoacán, Secretaría de Cultura del Estado de Jalisco, Zamora, Mich. pp. 123-142

2009 “El Caso de Teuchitlán-Loma Alta: Un ejemplo de urbanismo Mesoamericano” Tesis de Maestría, Colegio de Michoacán, A.C.

Southall, Aidan
1999 “The segmentry state and ritual in political economy”, en Beyond Chiefdoms: Pathways to Complexity in Africa. New Directions in Archaeology. Ed. Susan K. Macintosh. Cambridge University Press, Cambridge; New Cork. pp. 31-37

1988 “The Segmentary State in Africa and Asia”. En: Comparative Studies in Society and History, CAMBRICHE, Vol. 30, pp. 52-82

Stuart, Glenn
2003 Prehispanic sociopolotical development and Wetland Agriculture in The Tequila Valleys of West México, Dissertation Presented in partial Fulfillment of the Requirement for the Degree Doctor of Philosophy, Arizona State University, USA.

2005 “Agricultura de tierra húmedas en el núcleo de la tradición Teuchitlán”. En El Antiguo Occidente de México: Nuevas Perspectivas sobre el pasado prehispánico. Eds. E. Williams, P Weigand, L. López Mestas, y D. García. El Colegio de Michoacán, Zamora, Mich. pp. 185-210

Tilden, Freeman
1977 “Interpreting our heritage”, 3ra Edición, The University of North Carolina Press, United States of America.

Weigand, Phil
1992 “Ehecatl: ¿Primer dios supremo del occidente?”, en Origen y desarrollo en el occidente de México, cor. Brigitte Boehm de Lameiras y Phil C. Weigand, Colegio de Michoacán, Zamora Mich, México.pp.205-237

1993 “Evolución de una Civilización Prehispánica: Arqueología de Jalisco, Nayarit y Zacatecas”, El Colegio de Michoacán, Zamora, Mich. pp. 444.

Weigand, Phil y Acelia García Weigand
2005 “El juego de pelota Monumental de los Guachimontones Teuchitlán, Jalisco” Trad. Eduardo Williams, En El Antiguo Occidente de México: Nuevas Perspectivas sobre el pasado prehispánico. Eds. E. Williams, P Weigand, L. López Mestas, y D. García. El Colegio de Michoacán, Zamora, Mich. pp. 45-72

ANEXO: ENCUESTAS

ANEXOS: GRÁFICOS
Gráficos 1 y 8. Comportamiento de datos preliminares vs. posteriores de los grupos de 1ro, 2do y 3ro.

Gráficos 9 y 16. Comportamiento de datos preliminares vs. posteriores de los grupos de 4to, 5to y 6tro.

 

 

 

Comentario

¡Tienes que ser miembro de RMA Red Mexicana de Arqueología para agregar comentarios!

Únete a RMA Red Mexicana de Arqueología

Comentario de Paulo Nicolás Martínez Herrera el diciembre 23, 2015 a las 1:52am

...

Comentario de Gaby garcia Ayala el agosto 12, 2013 a las 12:21pm

Excelente propuesta. Sabemos que pocos arqueólogos se involucran de esta manera con los sitios en los que laboran. Felicidades

Comentario de Adriana Macías Madero el noviembre 14, 2012 a las 12:50pm

hey que buena propuesta, felicidades porque es una forma atractiva de dar a conocer a la sociedad en general el valor del patrimonio arqueológico, además de darle un sentido activo al trabajo de los arqueologos

© 2017   Creada por Gustavo Ramirez.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio