El ser se distancia y en su distanciamiento, cuanto mas distante, mas se aproxima al lugar de donde partió.
Trazando un paralelismo analógico con la metáfora copernicana del barco, podemos afirmar que el gran mérito de COPÉRNICO no fue descubrir el lento distanciamiento entre puerto y barco, que por cierto ya lo venían manifestando los antiguos griegos, ni tampoco fue poner de relieve el heliocentrismo en sí mismo con el que ARISTARCO DE SAMOS, casi 1800 años antes que el propio COPÉRNICO, lo había propuesto (y solo pudo convencer a muy pocos), sino que el gran mérito de COPÉRNICO y por el cual se produjo lo que significó ser la gran revolución copernicana que impactara fuertemente en Kant, fue poner el barco a circunvalar los mares y distanciarse del puerto y la tierra firme, sabiendo que luego de apartarse hacia otras disciplinas de la época, volverían a encontrarse los mismos protagonistas, puerto y barco, “astronomía y filosofía aristotélica”, en el mismo lugar de partida, pero diferentes, tan diferente el barco, como diferente el mismo puerto.
El mérito de COPÉRNICO fue haber encontrado para la propuesta puramente astronómica de los antiguos griegos, la adecuada salida filosófica tangencial que su época requería, tomando la circularidad aristotélica para ponerla en el centro de *las revoluciones de las esferas celestes.

Vistas: 69

Comentario

¡Tienes que ser miembro de RMA Red Mexicana de Arqueología para agregar comentarios!

Únete a RMA Red Mexicana de Arqueología

Suscribirse a Noticias RMA Gratis

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

© 2019   Creada por Gustavo Ramirez.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio