Aumentan las amenazas a investigadores del INAH En el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) Yucatán aumenta de manera considerable el clima de tensión ante las amenazas del delegad…

Aumentan las amenazas a investigadores del INAH


En el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) Yucatán aumenta de manera considerable el clima de tensión ante las amenazas del delegado Eduardo López Calzada y el arqueólogo José Guadalupe Huchín Herrera, hacia los trabajadores e investigadores, ante el sonado caso de la ilegal construcción de museos en Chichén Itzá y Uxmal.

Aunque en un principio fue el titular de la delegación de ésta dependencia federal quien hizo la advertencia para impedir la fuga de información relacionada con la ilegal construcción del Cuarto Museo de Cacao del Mundo, a cargo de la empresa Belcolade, cuya obra se efectúa en Chichén Itzá, así como del Ecomuseo de Uxmal.

Ahora, es el integrante del Consejo de Arqueología del INAH y encargado de Uxmal y la Región Puuc, quien amenaza con tomar represalias a quienes proporcionen información sobre el sonado caso.

La advertencia fue tanto para los propios trabajadores así como para los integrantes de la sección de Arqueología del INAH Yucatán, en especial, hacia los 15 que votaron a favor de deslindarse del caso protagonizado por ambos funcionarios federales.

Desafortunadamente, tanto López Calzada como Huchín Herrera se niegan a declarar en torno al caso, el cual, ya se ventila en la Procuraduría General de la República (PGR), ante la denuncia interpuesta por el INAH, en contra de quien resulte responsable.

En el caso del López Calzada optó por esconderse entre las bodegas de la institución, a pesar que éste medio de comunicación le permitió el derecho de réplica ante la situación que prevalece con la irregular obra financiada por la empresa belga.

Fenómeno similar ocurre con el representante legal del proyecto "Choco Story Chichen Museo", Mathieu Michel Claude Brees, quien incluso, el pasado miércoles 10, en Chichén Itzá, amenazó a los medios de comunicación con traer a personal de seguridad, para desalojarlos de su propiedad.

Incluso, a través de su personal informa que para cualquier entrevista, es necesario efectuar una solicitud a Comunicación Social de la Dirección General del INAH, en la Ciudad de México, para que le autoricen declarar sobre cualquier tema, a excepción de casos polémicos que "puedan repercutir en la imagen de la institución".

Pero, la llamada telefónica no se puede efectuar con el equipo con que se cuenta en la delegación.

Fuente: Yucatanahora.com

Vistas: 174

Comentario

¡Tienes que ser miembro de RMA Red Mexicana de Arqueología para agregar comentarios!

Únete a RMA Red Mexicana de Arqueología

Suscribirse a Noticias RMA Gratis

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

© 2020   Creada por Gustavo Ramirez.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio