El arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma, recibirá la Medalla al Mérito Ciudadano por su labor en la ciudad de México.

Eduardo Matos cuenta sus lazos con el Centro Histórico

MÉXICO | Miércoles 12 de marzo de 2014

Durante más de tres décadas ha trabajado en el Proyecto Templo Mayor
Labor. Durante más de tres décadas ha trabajado en el Proyecto Templo Mayor . (Foto: Cortesía INAH )

El arqueólogo recibirá la Medalla al Mérito Ciudadano por su labor en la ciudad

Eduardo Matos Moctezuma declaró que la Medalla al Mérito Ciudadano 2014, que le será entregada el próximo 16 de marzo, en el marco del 30 aniversario del Festival del Centro Histórico México, es un mérito colectivo y la dedica a quienes han participado con él en el Proyecto Templo Mayor durante 36 años.
Por ese rescate al Templo Mayor que continúa a la fecha, así como por el impulso y la dignificación que ha realizado del corazón del país, recibirá tal distinción, en el teatro de la Ciudad Esperanza Iris.
El arqueólogo no dudó en señalar sus lugares favoritos como: el Centro Histórico, obvio, el Templo Mayor y la Catedral Metropolitana. "Esa conjunción. El principal templo prehispánico y el principal templo de la cristiandad", informa en un comunicado el INAH.
Al igual que otros premios recibidos en su trayectoria -distinciones que le han otorgado notables instituciones académicas y gobiernos-, para Matos esta medalla que le confiere la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, es, en el fondo, un reconocimiento colectivo, lo mismo para los profesionales en disciplinas antropológicas, como para los trabajadores manuales que han colaborado en el Proyecto Templo Mayor a lo largo de 36 años.
Matos es hijo de un diplomático dominicano y una mujer poblana que tenía por orgullo ser descendiente del emperador Moctezuma, por lo que pasó buena parte de su infancia en países centroamericanos, entre ellos Panamá, antes de regresar a su natal México.
El espacio que definiría su vida, fueron las céntricas calles de la Ciudad de México, que comenzaría a recorrerlas cuando su vocación, despertada por Dioses, tumbas y sabios, de "C.W, Ceram", un clásico sobre la arqueología clásica, lo llevó a la Escuela Nacional de Antropología e Historia, apenas cinco aulas sobre un corredor del edificio de Moneda 13, a espaldas del Palacio Nacional.
En 1978, junto con todo un equipo al que se sumarían con los años otros expertos, se inició el descubrimiento del principal centro ceremonial de "la ciudad abuela", como el investigador emérito del INAH llama a México-Tenochtitlan. Hubo algunos detractores del proyecto que se negaban al derrumbe de los edificios que se encontraban sobre las ruinas, sin embargo, se argumentaron las profundas modificaciones que tuvieron en el siglo XX.
"Lo que se fue encontrando fue impresionante, iban saliendo en muy buen estado cada una de las etapas constructivas del Templo Mayor, empezaron a aparecer las ofrendas con materiales asombrosos. Por eso se vio la necesidad de preservar aquello y de que la gente pudiera recorrerlo y disfrutarlo?, indicó.
Los trabajos arqueológicos en pleno corazón de la urbe provocaron el frenesí popular y el entusiasmo de personajes de la vida pública, nacional e internacional, que avistaban lo que sucedía metros bajo tierra, Matos recoge estos sucesos curiosos en un anecdotario, con 25 breves capítulos, que está preparando.
Recuerda la visita de los Reyes de España, Juan Carlos y Sofía, al lugar de la excavación, y el lío que para él representó decirles que aquellas ruinas es lo que había dejado la Conquista. O sobre una señora que emocionada le comentó que había decidido llamar a sus hijos gemelos, Coyolxauhqui y Huitzilopochtli.
-¿Pero usted conoce el mito? Porque Coyolxauhqui planeaba matar a la madre, es decir, a usted-, inquirió Matos.
El fundador del Proyecto Templo Mayor hizo hincapié en que la apertura de la zona arqueológica, también motivó el decreto presidencial del Centro Histórico en 1980.
A sus 63 años, Eduardo Matos todavía recorre las céntricas calles de la metrópoli como un viejo explorador.
Con la cronista Ángeles González Gamio y el escritor Vicente Quirarte, publicó "1554 México 2012", recreando el periplo que por la entonces naciente urbe novohispana, narrara cuatro siglos y medio atrás Francisco Cervantes de Salazar. De este libro -adelantó- también se prepara una segunda edición corregida y aumentada. cvtp

Fuente:  El Universal

Vistas: 39

Comentario

¡Tienes que ser miembro de RMA Red Mexicana de Arqueología para agregar comentarios!

Únete a RMA Red Mexicana de Arqueología

Suscribirse a Noticias RMA Gratis

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

© 2019   Creada por Gustavo Ramirez.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio