EL PROBOSCIDIO DE CHUACUS
                                                                                                                                    Sergio Ericastilla Godoy.

 
Durante el inicio de los años cincuenta del siglo pasado, se dio en Guatemala una serie de descubrimientos de fósiles de fauna mayor extinta nunca antes revelados en Guatemala. La noticia despertó el interés de paleontólogos norteamericanos, quienes vinieron al país atraídos por estos nuevos descubrimientos entre ellos los Dres. Barnum Brown del Museo Americano de Nueva York, Lewis Gazin del instituto Smithsonian de Washington y Brayan Patterson de la Universidad de Harvard. Lamentablemente la documentación de los estudios realizados no ha sido posible consultarlos, de igual manera sucedió con las notas de campo del Ingeniero Roberto Woolfolk Saravia, guatemalteco que realizó algunos rescates en compañía de En Chinautla y en el poblado de Estanzuela, Zacapa, en compañía del Naturalista Jorge A. Ibarra, quien participó conjuntamente con los Dres. Anteriormente citados, de quien se puede obtener cierta información en un ligero folletín (1980) en el cual relata los hallazgos más relevantes acaecidos durante de esos años. El mismo resulta muy interesante, dado el caso que es la única fuente de información con la que se cuenta al respecto.
Edwin Shook (1957) refiere un descubrimiento realizado por Barnum Brown en la ribera del río La Pasión, Sayaxche, Peten, en el cual describe el hallazgo de ciertos huesos fosilizado, los cuales correspondían a unas especies que se identificaron como pertenecientes a un camélido, un Mastodonte, un Gliptodonte y un Megaterium. Shook indica que entre el material recuperado se detectó un fragmento de hueso pequeño, con tres incisiones en forma de V, las cuales se considera que se realizaron cuando el hueso aún no se había fosilizado, observación en la que estuvo de acuerdo el Dr, Alfred Kidder.

El Departamento de Baja Verapaz, espacio geográfico en el cual nos enfocaremos en esta ocasión, se encuentra situado en el área central de Guatemala, el mismo cuenta con una extensión territorial de 3,124 kilómetros cuadrados. Como se puede estimar el área es relativamente pequeña, si consideramos que los hallazgos de fauna mayor extinta se han sucedido de una forma fortuita. El área, dadas las circunstancias fue un hábitat propicio para la subsistencia de la fauna referida; tal cual lo cita Ibarra (Op. Cit. P. •8) al informarnos de la recuperación de un Perezoso gigante (Eremotherium rusconi) en las inmediaciones de Salamá, Baja Verapaz.


Posteriormente en 1982, Américo noguera y Jacinto Cifuentes (QEPD), personeros del Instituto de Antropología e Historia de Guatemala, recuperaron restos de un proboscidio, en el municipio de Rabinal, Baja Verapáz, en las riveras de la quebrada Pacúx, próxima a la aldea Chiticoy, lamentablemente el rescate no se pudo realizar en su totalidad debido al mal tiempo imperante.


De igual manera Charlotte Arnauld (1990) informa que durante una prospección realizada en el municipio de Cubulco, Baja Verapáz, cercano al río Xolacoy o río Las Vegas, se detectó la existencia de un depósito fosilífero, conteniendo los restos de un proboscidio.

En el depósito fosilífero El Rosario-Ipala, Chiquimula, donde el autor recupero las osamentas de un megaterio, un mastodonte, un cérvido, y un fragmento dental de una especie no identificada. De igual manera se recuperó un fragmento de un hueso largo el cual presenta en parte del mismo, un corte longitudinal fino y bien de finido, el cual obviamente fue realizado con un instrumento capaz de hacer un corte fino como el que presenta. Esta apreciación fue confirmada por el Traumatólogo E. Molina (comunicación personal 1994). Durante las excavaciones del referido depósito, también se recuperó una pieza que se considera una roca modificada, de forma ovoide, la cual fue canteada en su parte inferior, presentando en la parte superior una concavidad con huella de uso y un agujero al centro.


Andrea Stone (QEPD) y Ericastilla Godoy realizaron el Proyecto de Registro de Arte Rupestre en Guatemala 2008. habiendo documentado varios grafismos no registrados con anterioridad. Ericastilla Godoy considera que el pictograma La Cueva del Venado, detectado entre ellos, está ubicado en el Departamento de Jutiapa, muestra la figura de una gama la cual en su vientre presenta la imagen de un cervato y la vulva sobre dimensionada, representación que se considera que, fue elaborado por cazadores-recolectores, como alusión a la fertilidad así como un punto de referencia de la existencia de la referida especie, bajo la misma óptica refiere en varios artículos sobre estaciones de arte rupestre y excavaciones paleontológicas (1996 – 2001- 2003 – 2004) la temprana coexistencia de cazadores-recolectores que vienen a enriquecer el corpus de esta poco estudiada disciplina en Guatemala.                                                                                                    Sitio El Encanto      -     Escena de cacería.

Hueso con corte longitudinal.

En el depósito fosilífero El Rosario-Ipala, Chiquimula, donde el autor recupero las osamentas de un megaterio, un mastodonte, un cérvido, y un fragmento dental de una especie no identificada. De igual manera se recuperó un fragmento de un hueso largo (ver arriba) el cual presenta en parte del mismo, un corte longitudinal fino y bien         definido, el cual obviamente fue realizado con un instrumento capaz de hacer un corte fino como el que presenta. Esta apreciación fue confirmada por el Traumatólogo E. Molina (comunicación personal 1994). Durante las excavaciones del referido depósito, también se recuperó una pieza que se considera una roca modificada, de forma ovoide, la cual fue canteada en su parte inferior, presentando en la parte superior una concavidad con huella de uso y un agujero al centro.

                                                                           Artefacto lítico.

Para finalizar estas letras y confirmar la coexistencia de los primeros pobladores de Guatemala con la mega fauna anteriormente referida, el Geólogo Otto García proporciono la fotografía del pictograma de un proboscidio representado en una roca en las serranías de Chuacus, Baja Verapáz, en la cual se aprecia la figura en color rojo ocre, la figura de un proboscidio con una extraña prolongación hacia abajo, la cual pareciera un segundo proboscido, o bien es la representación de una de sus defensas. En la parte superior de los cuartos traseros del mismo se observan, la representación del motivo U, figura de tradición olmeca (Piña Chan 1995) la cual definitivamente no guarda la misma temporalidad.


Con el correr de los años, los hallazgos de pinturas rupestres y material óseo modificado, citados con anterioridad por Ericastilla Godoy,  han venido a evidenciar de forma concreta la coexistencia de cazadores-recolectores y La fauna mayor extinta representados en pictogramas relativos a escenas de cacería. 
De esta manera se ha confirmado que el arte rupestre en Guatemala era una tradición tan antigua como el momento de los grandes cazadores y la referida fauna, patentizándose en varias estaciones de pinturas de arte rupestre como se puede apreciar en la estación El Encanto, Nentón, Huehuetenango, así como en La Casa de Las Golondrinas, Sacatepéquez. Es así pues como se inicia la comprensión de la transición del período Pleistoceno Final al Holoceno Temprano y la coexistencia de los primeros pobladores de Guatemala y fauna mayor extinta.

                                                                                                    BIBLIGRAFÍA.

1990 Arnauld, Charlotte.
        Proyecto de Investigaciones Interdisciplinarias en Los Altos de Guatemala. Informe al Instituto de Antropología e Historia de Guatemala.

1994 Ericastilla Godoy, Sergio.

        Proyecto Paleontológico Chivacabé. Revista Utz`ib. Asociación Tikal. Guatemala.

1994 Ericastilla Godoy, Sergio. Vinicio García.  

        Descubrimientos Paleontológicos en El Rosario-Ipala, Oriente de Guatemala. Revista Utz´ib, Asociación Tikal. Guatemala.

2003 Ericastilla Godoy,Sergio.

        Arte Rupestre de Guatemala, Arte Universal. En: Revista Antropología e Historia. Ediciones Papiro. Revista:


2008 Ericastilla Godoy, Sergio.

        Estudios Paleontológicos en Guatemala. Revista: Antropología e Historia de Guatemala. Guatemala. Ediciones Papiro. Revista Antropología e Historia de Guatemala. III         Época No. 7, Año 2008.

1980 Ibarra, Jorge A.

        Paleontología en Guatemala. Editorial: José Pineda Ibarra.


1957 Shook, Edwin.

        Estado Actual de las Investigaciones en el Horizonte Pre clásico de Guatemala. En: Revista Antropología e Historia de Guatemala. Vol. 12 No. 2
        Estado actual de las Investigaciones en el Horizonte Pre-clásico de Guatemala. Revista: Antropología e Historia de Guatemala.


1998 Stone, Andrea J. y S. Ericastilla Godoy.
        Registro de Arte Rupestre en Las Tierras Altas de Guatemala: Resultados del Reconocimiento de 1997. En: XII Simposio de investigaciones Arqueológicas en                       Guatemala. Museo Nacional de Arqueología y Etnología de Guatemala.

Vistas: 341

Comentario

¡Tienes que ser miembro de RMA Red Mexicana de Arqueología para agregar comentarios!

Únete a RMA Red Mexicana de Arqueología

Suscribirse a Noticias RMA Gratis

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

© 2019   Creada por Gustavo Ramirez.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio