El rostro de la Dama de Cao, reconstruido gracias a técnicas de la criminalística

El rostro de la Dama de Cao, reconstruido gracias a técnicas de la criminalística

Foto: Así habría lucido la Dama de Cao.

Un equipo internacional de arqueólogos, científicos forenses, expertos en software para tecnología 3D y artistas desvelaron hoy el que sería rostro real de la Dama o Señora de Cao, una dignataria que se cree, gobernó el norte del Perú en el siglo V d.C. Arabel Fernandez, jefa del Laboratorio del Complejo Arqueológico El Brujo (lugar donde se halló a la momia de la noble), conversó con N + 1 sobre los detalles del proyecto de reconstrucción.

En el 2005, arqueólogos trabajando en El Brujo (importante complejo arqueológico de la costa norte peruana), descubrieron una intrigante envoltura en prendas. Esta yacía enterrada en un complejo funerario con pinturas ornamentales, que databa del año 400. Dentro, estaba un cuerpo momificado de una joven aristócrata de la Cultura Moche, que antecedió los Incas en unos 1.000 años. Hoy es posible conocer el rostro de la dignataria usando técnicas efectivas en la resolución de crímenes.

Una dama de alto estatus
“El descubrimiento de la Señora de Cao rompe con muchos paradigmas sobre las sociedades prehispánicas que asumían que los gobernantes eran los hombres. Con la Señora de Cao cambian las perspectivas sobre el rol fundamental de la mujer en el Perú prehispánico”, explicó Fernandez en diálogo con este medio.

El pasado noviembre se dio inicio al esfuerzo para la reconstrucción facial de la Señora de Cao con el apoyo de la Fundación Wiese, organización que acompañó al arqueólogo Régulo Franco Jordán desde las primeras excavaciones en 1990. La investigación retiró 20 capas que se secaron junto al cuerpo de la Señora de Cao, así como artefactos que le daban un alto estatus, como el oro, la plata, y el cobre dorado. John Verano, antropólogo de la Universidad Tulane, EEUU y Joe Mullins, artista forense del Centro de Niños Perdidos & Explotados de EEUU, colaboraron con el trabajo.

La ilustre mujer tenía solo 20 años al momento de morir, y por el momento se desconoce con exactitud que funciones cumplió en su comunidad.

“Las sociedades prehispánica no nos dejaron documentos, por ello, los arqueólogos reconocemos el estatus a partir de la cultura material: dónde y cómo fue encontrada, quiénes la acompañaron, y qué tipo de objetos la roderaron. Ella estaba en un patio ornamentado muy representativo de la cultura moche. La acompañaba el cuerpo de una mujer joven que fue sacrificada, y los sacrificios humanos son asociados a personas importantísimas. Llevaba ornamentos, símbolos de poder, narigueras, orejeras, collares, y cetros. Esto nos permite determinar que se trataba de una gobernadora”, sostuvo Fernández.

Tecnología forense

Foto: Así se encuentra la momia de la señora de Cao.

Para producir sus facciones en la vida real, se tomaron imágenes computarizadas de la momia. A diferencia de lo que se hizo con Otzi, el hombre de hielo, (tomografía), a la Señora de Cao se le practicó escaners láser diseñados por FARO, una compañía experta en tecnología 3D que hoy presta servicios a investigación forense y estudios científicos como este. Se ingresó la información a una computadora y los expertos empezaron con la tarea reconstructiva. Primero se quitaron los restos de piel de la momia para distinguir el cráneo; luego, como si se tratara de una investigación criminalística, se usó marcadores de profundidad de tejidos, y luego se añadió músculos faciales.

El resultado, un acercamiento a la realidad, coincide con los pómulos pronunciados y proporciones faciales de los típicos moches, aunque dejando de lado los minuciosos detalles en la piel que una persona viva puede tener y que no conservará cientos de años después.

El rostro de la real Señora de Cao está, más bien maltrecho: sin nariz, ojos y párpados magullados, y labios hundidos. Por ello, los expertos tuvieron que documentarse con retratos en la cerámica moche, estudios de otros esqueletos, fotos de antiguos peruanos y rostros de descendientes moches que viven en el área.

Una vez reconstruido digitalmente, el rostro fue impreso en 3D, en fibra de vidrio. Se le añadió color a los ojos, al cabello y se le vistió con ropa de gala, que se estima se usó en la época. Se espera que el rostro reconstruido se exponga en el museo El Brujo a fines de agosto, donde se proyectará los pormenores del descubrimiento, fuentes consultadas y presentaciones interactivas. Ahora mismo, se puede visitar a la Señora de Cao (momia y rostro) por los siguientes 15 días en el local del Ministerio de Cultura peruano, donde se le expone en una sala dedicada exclusivamente a ella y la presentación de su busto.

Fuente: N+1

Enlace: https://nmas1.org/news/2017/07/05/senora-cao

Vistas: 9

Comentario

¡Tienes que ser miembro de RMA Red Mexicana de Arqueología para agregar comentarios!

Únete a RMA Red Mexicana de Arqueología

© 2017   Creada por Gustavo Ramirez.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio