España: Presentación del libro “El comercio tardoantiguo en el noroeste peninsular”

Vigo era en el siglo VI el primer puerto atlántico, dice un estudio

Foto: Lucio (Museo del Mar), López-Chaves (Puerto) y Adolfo Fernández (autor).

El arqueólogo Adolfo Fernández concluye que tenía un tráfico como en el Mediterráneo
VIGO 20/03/2014 10:51 H.Vigo ha sido históricamente un referente en intercambios comerciales en el noreste peninsular y en el siglo VI era el más importante del Atlántico, a la altura de los mediterráneos, que eran los que entonces sostenían el comercio. Así lo sostiene el arqueólogo Adolfo Fernández, quien ayer presentó sus conclusiones incluidas en el libro “El comercio tardoantiguo en el noroeste peninsular” en la propia Autoridad Portuaria tras haberlo hecho antes en el Grupo de Estudios de Arqueología, Antigüedad y Territorio de la Universidad de Vigo, del que forma parte.

El libro abarca un estudio económico de la época tardoantigua de la ciudad, a partir los hallazgos encontrados en Marqués de Valladares, Areal y Rosalía. A partir de ese estudio, explicó, se han elaborado diversas hipótesis económicas del comercio en esa época concreta de las que se desprende el “papel predominante” de Vigo antes de la época romana y la “localización geoestratégica” del Puerto, convertido en “el mejor puerto atlántico” cuando se navegaba desde el sur hacia el norte.
Una conclusión arriesgada que Fernández mantiene al considerar el “papel único” del puerto vigués en el siglo VI, situándolo “al mismo de nivel” de otros enclaves como Cartago, Marsella e incluso Tarragona, todos ellos puertos del Mediterráneo, además de ser el “principal puerto atlántico”.
“En Vigo se centralizaban todos los intercambios comerciales hacia Constantinopla, la Ruta de la Seda, Oriente o la India, y se movían, principalmente, mercancías como estaño, materias primas, oro, plata, plomo, e incluso esclavos sajones y bretones que salían por la ruta atlántica”, indicó. A modo de ejemplo, destacó que se hallaron piezas en excavaciones en Vigo -millones de trozos de cerámica- procedentes de Siria, lo que sólo ocurre también en puertos importantes medidterráneos. "No hay otro puerto atlántico donde haya tantos restos en cantidad, calidad y diversidad", sostiene.
Estos datos avalan, según el escritor, la “posición geoestratégica” de la Ría de Vigo que, años más tarde, “deja de ocupar esa posición privilegiada y queda relegado a una zona residual” para, llegada la Edad Media, volver a recuperar su anterior condición.
Asimismo, insistió en que nos encontramos ante un “caso único”, lo que diferencia a Vigo de otros puertos. “Vigo se convirtió en una especie de puerto franco, lo que le benefició, al no existir por aquel entonces ningún tipo de autoridad, ni política ni eclesiástica, que gravase el comercio”, aseveró.
Por su parte, el titular de la Autoridad Portuaria, Ignacio López-Chaves, indicó que el libro demuestra que “tenemos un Puerto con historia”, además de un “referente” en el tráfico económico, al ser Vigo puerto de origen y destino de las mercancías. Esto se debe, explicó, a sus “excepcionales” condiciones marítimas y al hecho de ser una “zona de frontera” que posibilitaba el intercambio de mercancías con otros países. De hecho, recordó que, en la actualidad, el Puerto de Vigo mantiene intercambios comerciales con aproximadamente 137 países de todo el mundo, entre los que destacó Turquía, Marruecos y Argelia y otros países como Francia, Países Bajos, Bélgica, Argelia o Namibia, además de los ya tradicionales EEUU, Inglaterra, Alemania, China Sudáfrica, Brasil o México, entre otros. n

Fuente: Atlántico

Vistas: 43

Comentario

¡Tienes que ser miembro de RMA Red Mexicana de Arqueología para agregar comentarios!

Únete a RMA Red Mexicana de Arqueología

Suscribirse a Noticias RMA Gratis

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

© 2019   Creada por Gustavo Ramirez.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio