Excavaciones arqueológicas recientes en la zona aledaña al Exconvento de Churubusco han sacado a la luz restos de la plataforma de un templo mexica.

Hallazgo arqueológico en Exconvento de Churubusco

Foto:Arqueólogos encontraron los restos de la plataforma de un templo mexica.

22 de octubre de 2013

Ciudad de México.- Excavaciones arqueológicas recientes en la zona aledaña al Exconvento de Churubusco han sacado a la luz restos de la plataforma de un templo mexica, vestigios coloniales y pertrechos usados en la invasión de Estados Unidos a México.

Según información del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), los hallazgos tienen lugar en el predio número 6 de la calle Jardín del Convento, donde especialistas dirigidos por Francisco Antonio Balcorta Yépez trabajan en lo que fue el barrio de Huitzilopochco, también llamado Pochtlan.

En la plataforma hay restos de un espacio habitacional en el que se encontraron cerámica relacionada con la producción de sal y testimonios de proceso para manufacturar artefactos, como puntas de obsidiana para proyectil, agujas de cobre y malacates.

Además de los materiales de carácter doméstico y de labor, al inicio de las excavaciones se encontró una ofrenda que fue dispuesta debajo del piso para consagrar la construcción de la plataforma. Este depósito se compone de cerámica ritual, por ejemplo, tres sahumadores policromos con mangos en forma de serpiente, además de figurillas humanas elaboradas en barro, restos de carbón y resina.

En el predio de la calle Jardín del Convento, con el apoyo de las arqueólogas Lucía Adriana Felipe Valencia y Montserrat Alavez Ortúzar, también se detectaron los desplantes de algunos cuartos de época colonial. Por los fragmentos de cerámica vinculados con este hallazgo, los elementos arquitectónicos datarían de finales del siglo XVI o principios del XVII.

Otro elemento relevante que se encontró íntegro y del que se exploraron 13 metros de largo, es un tubo de cerámica encofrado con ladrillos. Probablemente se trate del sistema hidráulico que encauzaba el vital líquido desde lo que hoy es Coyoacán hacia la huerta del Convento de Churubusco; en el mencionado periodo, el monasterio dieguino experimentó un importante crecimiento, demandando mayores recursos para su mantenimiento.

Por otra parte, se encontraron perdigones con huellas de impacto, así como otros intactos (parte de un parque que explotó en el puente que precedía al conjunto conventual) testimonio de la cruenta batalla que se libró en este lugar el 20 de agosto de 1847, para defender la Ciudad de México del avance de las tropas norteamericanas.

Finalmente, el arqueólogo explicó que luego de la excavación extensiva -la que tuvo lugar entre mayo y septiembre pasados-, se procedió a encofrar los restos de arquitectura expuestos con geotextil y tierra de tepetate, de este modo quedaron sellados los espacios a fin de evitar su afectación.

Fuente: El Sol de México

Vistas: 193

Comentario

¡Tienes que ser miembro de RMA Red Mexicana de Arqueología para agregar comentarios!

Únete a RMA Red Mexicana de Arqueología

Suscribirse a Noticias RMA Gratis

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

© 2020   Creada por Gustavo Ramirez.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio