Hallan pasillo que llega al corazón del Cuauhxicalco, en el Templo Mayor

Hallan pasillo que llega al corazón del Cuauhxicalco, en el Templo Mayor

Reyna Paz Avendaño | Cultura | Fecha: 2015-12-01 | Hora de creación: 22:11:19 | Ultima modificación: 22:11:19 

Hallan pasillo que llega al corazón del Cuauhxicalco, en el Templo Mayor
Un pasillo de 8 metros de longitud, 45 centímetros de ancho y 1.5 metros de alto con dos puertas y dos ofrendas que contenían cráneos de niños, cuchillos de sacrificios y objetos de obsidiana, fue descubierto en la zona arqueológica de Templo Mayor, específicamente al interior del Cuauhxicalco, basamento circular donde las fuentes históricas indican que fueron enterradas las cenizas de los gobernantes mexicas.

Sin embargo, ninguno de estos hallazgos corresponde a los restos de los señores mexicas ya que aún no se identifica la presencia de cenizas humanas. A pesar de ello, el arqueólogo Leonardo López Luján, en la Primera Mesa Redonda de Tenochtitlan realizada ayer en El Colegio Nacional, destacó que el pasillo y las ofrendas serán prioridad de investigación para 2016.
“Recordemos que el Cuauhxicalco mide 16.44 metros de diámetro y 2 metros y medio de alto, es circular de planta y cuenta con una entrada en el extremo norte, a un costado de la Casa de las Ajaracas. Entonces el pasillo hallado no recorre este basamento de lado a lado, sólo llega a su centro y es donde están las dos puertas mencionadas”, precisó López Luján.
Esta especie de túnel fue descubierto hace 2 años después de que el equipo de arqueólogos del Templo Mayor se percatara de la existencia de una lápida de 3 mil 300 kilogramos. “Era muy pesada, era parte del piso de la plaza y nos indicaba que había algo importante debajo de ella, la lápida estaba lisa, no tenía grabados, entonces la removimos y encontramos dos ofrendas”, comentó.
Los elementos funerarios fueron: la ofrenda 149 y la número 151. La primera, explicó, era una caja de grandes dimensiones y con cráneos de dos niños que hasta que se inicien los trabajos de DNA, podrán determinar su sexo.
“Esa nueva caja de ofrenda fue extrañamente rellenada con los sillares de un muro desmantelado, poco a poco los fuimos extrayendo hasta llegar al fondo de la caja donde había dos cráneos, cada uno con sus mandíbulas y las tres primeras vértebras cervicales, pertenecientes a niños entre 5 y 7 años, respectivamente”, detalló.
El arqueólogo comentó que anteriormente no habían registrado cráneos de infantes con la presencia de las primeras vertebras cervicales y mandíbula. ¿Qué quiere decir esto?, se cuestionó. “Que los decapitaron y los enterraron casi frescos porque encontramos dos cabezas, una manita y dos pies, es decir, están articulados, lo cual nos dice que fueron cercenadas y sepultadas cuando los niños estaban recién muertos”.
En palabras de López Luján, esa ofrenda es una de las más ricas en cuanto a materiales ya que también contenía dos braceros, cuchillos de sacrificio, huesos de águila, piezas de oro y una pieza que define como “espectacular”, ya que aun no identifican qué es pero está hecha de obsidiana dorada.
“Después, profundizamos un poco y encontramos la ofrenda 151 que era el cráneo de una mujer adulta. Como encontramos esas ofrendas, dijimos que restauraríamos la caja y cerraríamos el proyecto ahí porque no encontramos las cenizas de los soberanos, que fue el motivo principal por el cual estudiamos el Cuauhxicalco”, dijo, sin embargo, pudieron percatarse de otra estructura.
GOBERNANTES MEXICAS. Al final de los trabajos y justo cuando nos disponíamos a sepultar esas cajas funerarias, narró Leonardo López Luján, el especialista Tomás Cruz se percató de que el muro sur se ocultaba un estrecho pasillo, de unos 45 centímetros de ancho por metro y medio de altura.
“Al liberarlo supimos que el pasillo medía más de 8 metros de longitud y conducía directamente al corazón del Cuauhxicalco, al fondo del pasillo aparecieron dos tapias de mampostería que parecen sellar dos viejos accesos. ¿Qué hay más allá de esas dos tapias? También quisiera saberlo, estamos por investigarlo”, precisó Luján.
 Este pasillo que corre de norte a sur, tiene al final dos puertas, una al oeste y este y el acceso de cada una fueron tapiadas con piedras. Decidieron clausurarlas en algún momento. Ahí nos detuvimos porque comenzó la obra del puente liga y el nuevo acceso que ahora están concluyendo. Estos dos años no hemos podido excavar, pero en enero y febrero que se inaugure el vestíbulo, esperamos continuar el estudio”.
¿Qué es lo que hay más allá de esas dos puertas? Hasta el momento, los arqueólogos sólo pueden plantear hipótesis apresuradas. “Especulamos que del otro lado hay dos cuartos pequeños, los mexicas no hacían grandes cámaras como las de Pakal o la tumba 7 de Monte Albán, hacían cuartos pequeños, tampoco construían falsas bóvedas como las mayas. Esa sería nuestra especulación a partir de que las fuentes dicen que es un edificio funerario, esperemos que de existir los cuartos quizá ahí estén las cenizas de Moctezuma I y sus sucesores, Axáyacatl y Tízoc”.
LOSAS. Durante su ponencia Al pie del Templo Mayor, López Luján, recientemente galardonado con el Premio Shanghai Archaeology Forum 2015, señaló que en la temporada de excavaciones en el sitio (de 2007 a 2014), hallaron 39 ofrendas que contenían más de 50 mil objetos.
“Éstas sumadas a las 9 excavadas con anterioridad, hacen el gran total de 48 ofrendas en el mismo predio, significa que la mayor concentración de este tipo de depósitos se localiza al pie del Templo Mayor, frente a su escalinata doble y no en el interior de la pirámide ni al pie de sus fachadas laterales”, expresó.
Muchas de las nuevas ofrendas excavadas, dijo, se agrupan en conjuntos de  5 o 9 cajas que aluden al centro del universo y a los puntos cardinales. En dichos depósitos han aparecido animales y símbolos asociados con los soberanos y guerreros muertos.
Otro de los recientes hallazgos, dijo, son losas de basalto en la Plaza Gamio. “Es un piso correspondiente a la etapa IV que posee losas de basalto con bajo relieves espectaculares, hasta la fecha hemos recuperado 28 a las cuales deben sumarse un conjunto importante exhumado por el Proyecto de Arqueología Urbana.

**  La Primera Mesa Redonda de Tenochtitlan se realiza hasta el 4 de diciembre en El Colegio Nacional. Hoy se realiza la segunda sesión de 10:00 a 14:00 horas. Estas conferencias se realizarán cada tres años en la institución con temas diferentes.

Fuente:http://www.cronica.com.mx/notas/2015/933185.html

Vistas: 63

Comentario

¡Tienes que ser miembro de RMA Red Mexicana de Arqueología para agregar comentarios!

Únete a RMA Red Mexicana de Arqueología

Suscribirse a Noticias RMA Gratis

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

© 2019   Creada por Gustavo Ramirez.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio