El Equipo de Antropología Forense (EAAF) entrena a profesionales vietnamitas en el uso de ADN.

Búsqueda. El médico vietnamita Hong Long, en Córdoba, con una de las integrantes del Equipo Argentino de Antropología Forense - Fotografía Diario Clarín

Luego de 36 años de la guerra de Vietnam, que dejó más de un millón de muertos , el Gobierno de ese país solicitó ayuda a científicos del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) para que los asesoren en la identificación de restos humanos.

Es que el EAAF tiene vasta experiencia en materia de antropología y genética forense. Sus especialistas han realizado identificaciones de víctimas del terrorismo de Estado en nuestro país, como así también en otros países del Tercer Mundo como Bolivia -hallaron e identificaron los restos de Ernesto “Che” Guevara-, Uruguay y El Salvador en América Latina o Timor Oriental e Indonesia en Asia y Sudáfrica y Sudán, en Africa. Sin contar los trabajos en España y la ex Yugoslavia.

Durante una semana, Nguyen Duc Nhu y Nguyen Hong Long, dos médicos del Instituto Nacional de Medicina Forense de Vietnam (INMF) estuvieron en Córdoba perfeccionándose con el genetista Carlos Vullo y la antropóloga Anahí Ginarte del EAAF.

“Esta colaboración que presta el Equipo a Vietnam se realiza luego de que el Gobierno de este país le solicitara asesoramiento técnico a la Embajada argentina en Hanoi, a través del Fondo Argentino de Cooperación Sur-Sur y Triangular (FO-AR)”, le explicó a Clarín , Luis Fondebrider, presidente del EAAF. Contó que “en octubre de 2010, comenzamos a diseñar un plan de trabajo para colaborar en la identificación de las víctimas de la Guerra de Vietnam”, conflicto que duró treinta años desde la invasión francesa en 1945, hasta la capitulación de Estados Unidos en 1975, ante las fuerzas comunistas de Ho Chi Minh y el general Vo Nguyen Giap. En mayo pasado, Fondebrider y dos especialistas del EAAF viajaron a Hanoi donde durante una semana capacitaron a 30 integrantes del INMF. Luego, viajaron al sur, a Ciudad Ho Chi Minh y allí también dieron instrucción forense a otra treintena de miembros del INMF.

“La colaboración nuestra apunta a dos objetivos: la identificación de víctimas NN de la guerra y víctimas de desastres naturales masivos como inundaciones ”, destacó el titular del EAAF; y agregó que “el gobierno de Vietnam acudió al EAAF, porque ambos países estuvimos sometidos a procesos de violencia que tuvieron las mismas consecuencias para sus poblaciones”.

-Si Estados Unidos pudo identificar sus soldados muertos en combate, ¿no colaboró con Vietnam para que haga lo mismo con sus víctimas? -No. Desde 1945, Estados Unidos tiene en Hawaii un centro de identificación de sus soldados muertos en todos los países donde participa de conflictos bélicos. Pero sólo se ocupa de sus tropas.

Por su parte, el genetista Carlos Vullo, quien capacitó durante una semana a Nguyen Duc Nhu, jefe del Laboratorio de ADN del INMF de Vietnam, le dijo a Clarín que “nuestro trabajo se basa principalmente en la producción de perfiles genéticos a partir del ADN de huesos envejecidos. Nosotros tenemos experiencia por haber analizado más de mil huesos”.

A su vez, la antropóloga Anahí Ginarte, junto a sus colaboradoras Valeria Margherit, Melisa Paiaro y Claudina González trabajaron junto al forense Nguyen Hong Long en el análisis de restos óseos. “En el INMF tienen experiencia en cadáveres, no en huesos, así que estamos estudiando esqueletos de desaparecidos argentinos para que el doctor Long vea la metodología de trabajo”, detalló Ginarte.

El forense Long, a través de la antropóloga Melisa Paiaro le dijo a Clarín : “Vinimos a adquirir experiencia sobre las patologías de muerte, además de determinar sexo, edad y data de la muerte de los restos óseos”.

por Gustavo Molina