Los piojos como “sistema de datación” en el uso de la ropa entre los humanos modernos.

Los sapiens ya usaban ropa hace 170.000 años. Nos lo cuentan los piojos

Si alguna vez se preguntó cuando empezaron nuestros antepasados (humanos anatómicamente modernos) a usar vestidos, la Universidad de Florida le puede contestar: “hemos localizado los orígenes de la moda en la noche de los tiempos, exactamente hace 170.000 años”

David Reed, conservador del área de mamíferos del Museo de Historia Natural de Florida, estudia los piojos en humanos modernos en un intento por comprender la evolución humana y los patrones de migración desde otra perspectiva, la de sus parásitos. Su último trabajo intenta demostrar que los piojos humanos, lo fueron incialmente de sus ropas, para diverger posteriormente hacia otro ecosistema, nuestro pelo.

“Queríamos encontrar un método diferente para establecer claramente cuando los seres humanos comenzaron a usar ropa”, dijo Reed. “Debido a que están tan bien adaptados a la ropa, se sabe que tanto los piojos del cuerpo como los de la ropa, casi seguro que no existían hasta que los humanos comenzaron a usar la ropa de manera sistemática”

Los datos muestran que los humanos modernos comenzaron a usar ropa hace 70.000 años antes de emigrar a climas más fríos y latitudes más altas, lo que debió ocurrir, según los investigadores, hace 100.000 años aproximadamente. Esta fecha sería prácticamente imposible de determinar con los datos arqueológicos, dado que la ropa no sobrevive tanto tiempo.

“Es interesante pensar que los seres humanos sobrevivieron en África cientos de miles de años sin ropa y sin pelo en el cuerpo, y que no emigraron hasta que empezaron a usar las primeras ropas y se trasladaron a otras partes del mundo , “dijo Reed.

Un estudio sobre piojos de la ropa en el 2003 dirigido por Mark Stoneking, un genetista en el Instituto Max Planck en Leipzig, Alemania, calculaba que los primeros seres humanos comenzaron a usar ropa hace unos 107.000 años. Pero la investigación de la Universidad de Reed incluye nuevos datos y métodos de cálculo más adecuados para la resolver la cuestión

.
“El resultado de este nuevo estudio, ofrece una fecha más temprana para el uso de la ropa”, dijo Ian Gilligan, profesor de la Escuela de Arqueología y Antropología de la Universidad Nacional de Australia. “Esto significa que los humanos modernos, probablemente comenzaron a usar ropa de forma regular para mantener el calor cuando se expusieron por primera vez a la era glacial.”

La última glaciación ocurrió hace unos 120.000 años, pero la fecha del estudio de Reed, sugiere que los humanos comenzaron a llevar ropa en la anterior glaciación, esto es, hace 180.000 años. Los seres humanos modernos aparecieron por primera vez hace aproximadamente 200.000 años (sin tener en cuenta los recientes hallazgos de dientes en Quesem, Israel).

Financiado por la Fundación Nacional de Ciencias, el estudio está disponible en línea y aparece en la edición impresa de este mes de Biología Molecular y Evolución.

Así que (padres y madres que tenéis hijos en el colegio), ¿de dónde proceden los piojos? Antes de llegar a la cabeza de vuestro hijo ¿dónde estaba ese piojo? Si vuestro hijo es el primero de una larga cadena ¿quién se lo transmitió? Pues ese piojo viene de otra cabeza, que a su vez viene de otra, y de otra y de otra… y así sucesivamente. Es decir, vuestro hijo no se ha cogido un piojo jugando en el campo o con el gato del vecino, sino que forma parte de un árbol genealógico de piojos paleolíticos. Los piojos evolucionaron con el ser humano y desde entonces, no nos han abandonado nunca, somos su ecosistema. Mientras halla humanos, habrá piojos. Hace más de 100.000 años, cuando nuestros antepasados sapiens salieron de Africa para colonizar el mundo, los piojos ¡¡ya viajaban con ellos¡¡, según nos cuenta también J.Tapia en su blog, hablando de cepas de piojos, un trabajo del propio Reed en 2008 y publicado en el Journal of Infectious Diseases. (extracto de “Cómo eliminar los piojos en la escuela” María Barahona en Benediblog, dónde además nos cuenta que:

¿Sabías que los piojos se alimentan de nuestra sangre?, ¿qué viven entre 6 y 8 semanas?, ¿que cada piojo hembra puede producir hasta diez liendres diarias (osea, piojillos)?, ¿que son grandes nadadores?, ¿que prefieren las cabezas limpias a las sucias y que nos acompañan desde hace más de 100.00 años? El piojo del cabello humano (pediculus humanus capitis), es una insecto que se alimenta exclusivamente de nuestra sangre. Su picadura en el cuero cabelludo provoca ese molesto picor en la cabeza (bueno, su saliva) y además, es un viajero incansable que pasa de cabeza a cabeza poniendo hasta 10 huevos diarios (segun este estudio, los niños, en sus juegos escolares juntan sus cabezas 7,5 veces cada hora durante 10 segundos, permitiendo al piojo recorrer unos 3 cm. En cuanto le roza un pelo, ya no lo suelta). Se transmiten por contacto directo (ni saltan ni vuelan) y los niños, de entre 3 y 10, años son sus principales “víctimas” (más las niñas -no se sabe porqué-). Y bueno, que no hay colegio que se salve de acoger en alguna ocasión a estos animalillos. La forma corriente de detectarlos es observar a un alumno rascarse la cabeza más frecuentemente de lo habitual (lo cual no significa que cada vez que un niño se rasque la cabeza es porque tenga piojos..). vía Revista Infotigre.

Fuente: Paleorama en Red. Prehistoria y Arqueología en Internet.

Vistas: 2941

Comentario

¡Tienes que ser miembro de RMA Red Mexicana de Arqueología para agregar comentarios!

Únete a RMA Red Mexicana de Arqueología

Suscribirse a Noticias RMA Gratis

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

© 2017   Creada por Gustavo Ramirez.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio