México: Alfredo López Austin recibe homenaje de autoridades e investigadores.

Alfredo López Austin recibe homenaje de autoridades e investigadores Acompañado por el arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma; el director general del INAH, Diego Prieto; y el director del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM, Rafael Pérez Taylor, el...

Notimex. 05.03.2017.

Acompañado por el arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma; el director general del INAH, Diego Prieto; y el director del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM, Rafael Pérez Taylor, el reconocido investigador mexicano Alfredo López Austin (1936) recibió hoy un homenaje. En la 38 Feria Internacional del Libro del Palacio de Bellas Artes, el antropólogo se consideró muy viejo, 81 años que la semana que entra se convertirán en 82, para dar consejos, sobre todo a los jóvenes, quienes abren su camino y las soluciones a los problemas sólo pueden tenerlas ellos, no los mayores de edad. Reconocido como uno de los más connotados conocedores del México precolombino, experto en la cosmovisión mesoamericana y en los pueblos indígenas de México, llamó a mantener la esperanza a pesar de los malos momentos que se viven en el país. A manera de metáfora, el profesor de Cosmovisión Mesoamericana en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), hizo mención a la gente buena y de la mala, situándo a unos en un ombú en las pampas argentinas y a otros apiñonados en un bosque. “Puedo decir que no se puede generalizar de cómo se llega a viejo, porque cada quien llega a su manera. Algunos crecen en medio del ombú, de esas pampas argentinas, y otros tenemos que vivir apiñonados, en un bosque que está lleno de otros árboles, gracias a los que nos podemos crecer y fortalecernos unos para bien y otros para mal, pero estamos ahí apiñonados. “Y yo pertenezco a esa segunda categoría, con muchos árboles; los que me ayudaron estoy agradecido”, dijo el Investigador emérito del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM ante la presencia de amigos, colegas, familia y alumnos, estos últimos a los que considero maestros en un plan de esfuerzo de reciprocidad. “Quiero decir que sin ellos no pude haber hecho nada, tampoco de los arboles negativos, porque todos nos forman, porque hemos aprendido de no ser y como ser en parte, nos han enseñado todos a vivir y formado. “Me siento contento de ser de este tipo de árboles, de lo que no se consideran solos, porque a veces soy un solitario que me encierro, me iba al desierto y estaba ahí horas y sé lo que significa esa soledad, y ella me ayudo a entender lo que es la compañía de todos”, señaló. Más adelante, López Austin dijo que "da mucha tristeza que nuestro pequeño bosque que es México se encuentre tan erosionado, dañado y todos tan impotentes. ¿Cuál es la esperanza, si como individuos no podemos hacer nada?, sigamos teniendo esperanza sin el bosque. “Grande o de muchos tamaños, en muchas formas de unidad, pero esos conjuntos con los que valen. Tenemos la obligación de levantar ese país dañado tremendamente por la corrupción; todo esto lo resumo a una palabra: gracias”, dijo el autor de libros como "Los mitos del tlacuache" y "El conejo en la cara de la Luna". Antes, el director del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Diego Prieto, presentó una edición homenaje de Alfredo López Austin, titulada “Del saber”, integrada por tres tomos. El primero está conformada por 26 artículos, a cargo del mismo número de autores, de un total de 500 paginas; el segundo tomo agrupa 23 diferentes textos de la pluma de 25 autores y de 400 páginas; y el tercero ofrece una detallada revisión de la vida y obras del homenajeado. Prieto calificó al homenajeado como un personaje que ha ofrecido su corazón, no en las piedras de los sacrificios, sino en el cambio del archivo, del gabinete, en las aulas y en el foro público para mostrar que no todo está perdido. “Lo que nos demuestra López Austin es que no todo está perdido y que hay muchas cosas que se deben desenterrar y esa ha sido su tarea, y en general de la antropología en México”, señaló. Para el reconocido arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma, además de ser un gran investigador, López Austin "es un asiduo, es un rebelde que no estaba de acuerdo con lo establecido, sobre todo cuando ello se está desmoronando y necesitamos gentes como él, que a través de la crítica, investigación y actitud puedan plantear y hacer sentir su voz para que las cosas puedan cambiar". A su vez, Rafael Pérez Taylor, director de Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM, recalcó la importancia de realizar un homenaje a quien ha sido formador de varias generaciones de mesoamericanistas. “Pensar en Alfredo es pensar en la Facultad de Filosofía, en la carrera de Historia, en el posgrado de Antropología, de Estudios Mesoamericanos, en toda la antropología que se hace en México y más allá. Él es la persona más importante del Instituto de Investigaciones Antropológicas”, sostuvo. Reconoció la trayectoria del amigo, del colega, del maestro, de la persona y del ser humano; “cuando uno lo lee se da una cuenta de una profunda erudición que muchos quisiéramos tener”, reconoció por último.

Fuente: 20 minutos

Enlace: http://www.20minutos.com.mx/noticia/194788/0/alfredo-lopez-austin-r...

Vistas: 15

Comentario

¡Tienes que ser miembro de RMA Red Mexicana de Arqueología para agregar comentarios!

Únete a RMA Red Mexicana de Arqueología

Suscribirse a Noticias RMA Gratis

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

© 2017   Creada por Gustavo Ramirez.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio