México tendrá en 2020 el mayor parque temático de América Latina

México tendrá en 2020 el mayor parque temático de América Latina

Un grupo de inversores privados liderado por IUSA anuncia el desembolso de 840 millones de dólares en el complejo Amikoo, cerca de Playa del Carmen

19 SEP 2017 - 10:56 CDT

Vista futura del museo de arqueología y antropología maya que acogerá el parque temático.

México tendrá, a finales de 2020, el mayor parque temático de América Latina: 120 hectáreas de entretenimiento y restauración en la Riviera Maya, la joya turística del país norteamericano. El presidente Enrique Peña Nieto, acompañado por la plana mayor de su Gabinete en materia económica y por el primer ejecutivo del Grupo IUSA y uno de los principales inversores en el proyecto, Carlos Peralta, ha anunciado la construcción de un enorme centro de ocio en Quintana Roo que se erigirá en el parque temático de la región más importante por número de visitantes. En la actualidad, el primer lugar se lo disputan Beto Carrero World (en Santa Catarina, Brasil) y el parque de atracciones Six Flags de la Ciudad de México.

El complejo Amikoo ("amigo" en lengua maya) constará de un museo de arqueología y antropología maya, un parque de 24 atracciones en torno a esa cultura, un hotel de 1.200 habitaciones, y un gran complejo comercial y de restauración. La previsión inicial apunta a que estará operativo al 100% a finales de 2020. La inversión total rondará los 840 millones de dólares (algo más de 700 millones de euros) y generará, siempre según las cifras de sus impulsores, 9.000 puestos de trabajo directos y 36.000 indirectos.


El parque temático acogerá, además del museo, el hotel y las zonas de ocio, dos simuladores —uno submarino y otro de vuelo en el que se podrán observar desde el aire los principales atractivos de México—, una alberca de olas en la que se podrá practicar surf, una atracción interactiva sobre los piratas de Bacalar y un estacionamiento para más de 5.000 vehículos. Estará localizado en punta Maroma, 20 kilómetros al norte de Playa del Carmen, uno de los principales polos de atracción del muy turístico Quintana Roo. Y tendrá, en un radio de menos de 100 kilómetros, dos aeropuertos internacionales —entre ellos el de Cancún, el segundo más importante del país— con conectividad a un centenar de destinos y dos grandes puertos de cruceros.


El complejo ocupará 120 hectáreas —algo más de 120 campos de fútbol— y se desarrollará en dos etapas. En la primera, que culminará en noviembre del año que viene, se levantará un hotel de 320 habitaciones, el museo maya, los simuladores de vuelo y de expedición submarina, los centros de convenciones y comercial, la zona de conciertos y una gran alberca de olas. El resto del proyecto estará listo a finales de 2020 y será entonces cuando se convertirá en el mayor parque de este tipo en Latinoamérica. Según las cifras de sus impulsores, el parque temático atraerá más de cuatro millones de turistas cada año, más de los que visitan Uruguay o Costa Rica.

Los promotores de Amikoo subrayan que será desarrollado con "talento 100% mexicano". Al frente de su construcción estarán dos grupos de capital nacional: IUSA y Gala Resorts & Entertainment, pero no se ha hecho público el desglose de dinero invertido. Sí se sabe que el desembolso será íntegramente privado —no habrá dinero público de por medio— y que ambas compañías buscan socios extranjeros. "No obstante, el liderazgo operativo será totalmente mexicano", aclara a EL PAÍS el presidente del grupo Gala, Ángel Rodríguez. Conscientes del impacto medioambiental de muchos grandes proyectos hoteleros y ocio, sus impulsores insisten en la "sostenibilidad" del proyecto. El 75% del terreno que ocupará, dicen, gozará de protección medioambiental.

El anuncio del desarrollo llega en un momento político clave: a menos de un año de las elecciones federales y con la valoración de Peña Nieto (PRI) bajo mínimos. También en el plano económico: con la inversión pública y privada como principal talón de Aquiles de la actividad mexicana, esta apuesta por el sector turístico supone una inyección de confianza en la economía.

"El interés en esta gran inversión viene de dos tres años atrás", ha subrayado el presidente mexicano en la puesta de largo del proyecto. "Va a alentar y favorecer la consolidación de México como destino turístico de gran calidad. Tenemos que creer que el mejor parque temático del mundo puede estar en nuestro país". En los últimos años, el país norteamericano ha escalado ocho posiciones en el ranking de potencias turísticas mundiales, hasta el octavo puesto, y espera alcanzar el séptimo puesto en los próximos meses, desbancando así a Alemania.

En su discurso, Peña Nieto ha admitido también que la sempiterna brecha económica entre el sur y el norte de México se ha ampliado en los últimos años. "Aún no hemos dado al sur el impulso económico que necesita", ha reconocido. Esta diferencia económica ha dado lugar, además, a una segunda grieta entre las propias regionales meridionales: mientras Chiapas, Oaxaca y Guerrero —las tres entidades más pobres de México— no logran levantar cabeza y Campeche, Tabasco y Veracruz sufren los coletazos de la crisis del sector petrolero, Yucatán ha progresado gracias a la llegada de inversiones industriales y turísticas. Y Quintana Roo, cuna de Amikoo, sigue su camino y ha logrado situarse entre los Estados con mayor renta per cápita del país. Un pequeño norte en el sur de México.

El gobernador de la entidad, Carlos Joaquín González (PRD), ha destacado, por su parte, el "monto récord" de una inversión que "complementará la oferta turística de Quintana Roo". "Tenemos que mantenerla en el ámbito de clase mundial. Y para ello, la llegada de dinero privado es fundamental. Es un paso más para reducir la brecha social". Por su parte, el presidente del grupo IUSA, Carlos Peralta, ha incidido en lo "novedoso" de la iniciativa. "Es una muestra de nuestra confianza en México y su futuro".

El año pasado, el país norteamericano recibió casi 20.000 millones de dólares en divisas gracias a la actividad turística y, ajenas al repunte de la inseguridad, las llegadas de visitantes siguen subiendo a tasas de doble dígito. En definitiva, el turismo se ha consolidado como uno de los principales motores económicos de México, y ya representa casi el 9% del PIB y suma diez millones de empleos. Quintana Roo, donde estará radicado Amikoo, ha sido piedra angular de ese crecimiento: con nueve millones de llegadas al año —un 90% más que hace un lustro— es, por mucho, la región más turística de México. Cancún y la Riviera Maya, ambos en Quintana Roo, son el primer y segundo destino mexicano. De culminar con éxito el proyecto presentado este lunes, el Estado sureño apuntalará un pilar básico de su economía para los próximos años.

Tomado de: https://economia.elpais.com/economia/2017/09/18/actualidad/15057567...

Vistas: 28

Comentario

¡Tienes que ser miembro de RMA Red Mexicana de Arqueología para agregar comentarios!

Únete a RMA Red Mexicana de Arqueología

© 2018   Creada por Gustavo Ramirez.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio