• Renuevan 'casa' de arte rupestre
    Los grabados rupestres de Boca de Potrerillos, en Mina, datan de hace 8 mil años. Foto: Félix Barrón
  • Félix Barrón
    Monterrey, México (05 noviembre 2015).- En medio del desértico paisaje, la zona arqueológica Boca de Potrerillos, en Mina, que alberga una de las mayores concentraciones de arte rupestre de México, presume una cara renovada.
    Desde el 2013 se han invertido 12 millones de pesos, aportados por la Corporación para el Desarrollo Turístico del Estado (Codetur), para facilitar un andador principal para las visitas, zonas de descanso sombreadas y cédulas informativas, trabajos de mejoramiento y conservación que fueron terminados este año para celebrar el 20 aniversario del sitio, abierto el 23 de noviembre de 1995.

    "Hemos hecho unos andadores muy sencillos, estabilizando las veredas, para que la gente se pueda acercar a más petroglifos. Antes podían visitar 300 petroglifos, ahora pueden visitar mil", dijo ayer Moisés Valadez, arqueólogo responsable de la Zona de Monumentos Arqueológicos Boca de Potrerillos, nombre oficial del sitio.

    También se construyó un área de campamento de arqueólogos y un laboratorio de investigación, se renovaron los baños y se colocaron paneles solares y andadores con pérgolas alrededor de la edificación, que alberga un museo de sitio.

    Se colocó además una nueva reja metálica alrededor de las cinco hectáreas abiertas al público, de las 400 hectáreas que comprende la zona. 

    Nueva vida al sitio

    Boca de Potrerillos, cañón ubicado entre los cerros La Zorra y El Antrisco, se encuentra a 60 kilómetros de Monterrey, rumbo a la carretera a Monclova. El sitio está en el municipio de Mina, a 15 kilómetros de la cabecera municipal.

    De la carretera todavía se tienen que recorrer 4 kilómetros de terracería.

    "Se han detectado más de 17 mil grabados", explica Valadez sobre los petroglifos que hacen referencia al culto de fenómenos naturales o a eventos como la cacería. 

    Los grabados datan de hace 8 mil años. Actualmente se tiene el registro de petroglifos ubicados en el 70 por ciento de la zona, donde también se ha encontrado material arqueológico como puntas de proyectil y raspadores de piedra.

    El visitante puede subir por senderos las laderas del cerro La Zorra para descubrir, a cada paso, los grabados.

    Aunque en el 2008 tuvieron una afluencia de 3 mil 500 personas en el año, la ola de inseguridad posterior afectó las visitas, explicó el arqueólogo.

    "En este año van casi los 3 mil para este mes", dijo.

    Algunas rocas presentan grafiti, pero la gran mayoría realizado antes de que se protegiera la zona, agregó.

    Organizan coloquio

    Alrededor de 25 investigadores de México visitaron ayer la zona arqueológica como parte del Coloquio sobre Investigación, Conservación, Protección y Gestión de Sitios con Manifestaciones Gráfico Rupestres organizado por vez primera en el sitio en el marco del 20 aniversario.

    "La verdad es que estoy muy sorprendido, no la conocía. La infraestructura está muy bien, la señalética. Es una zona arqueológica única en su tipo en el País", expresó José Luis Punzo, investigador del Centro INAH Michoacán.

    El coloquio finaliza hoy en el Museo del Obispado.

    Elsa Rodríguez, delegada del INAH Nuevo León, indicó que se limpiarán de grafiti la zona de Cueva Ahumada, en García, y Ciénega de González, en Santiago, donde también hay grabados rupestres, con apoyo de recursos federales.

    El horario para visitar Boca de Potrerillos es de martes a domingo, de 10:00 a 17:00 horas. Entrada libre.

    Riqueza arqueológica

    - Boca de Potrerillos alberga una de las mayores concentraciones de arte rupestre de México.
    - Desde el 2001 es Monumento Arqueológico.
    - 17,000 petroglifos se tienen registrados que datan de hace 8 mil años, y los cuales hacen referencia al culto de fenómenos naturales o a la cacería. 
    - El área comprende 400 hectáreas, de las cuales 5 están abiertas al público.
    - La zona está en el municipio de Mina, a 15 kilómetros de la cabecera municipal. Para llegar se toma la carretera a Monclova.


     

  • En el marco de su 20 aniversario se mejoró el museo con un andador con pérgolas y se construyó un área de campamento para arqueólogos. Foto: Félix Barrón
  • En el recorrido se colocaron cédulas informativas sobre el material arqueológico. Foto: Félix Barrón
  • En medio del desértico paisaje, la zona arqueológica Boca de Potrerillos, en Mina, que alberga una de las mayores concentraciones de arte rupestre de México, presume una cara renovada. Foto: Félix Barrón
  • Desde el 2013 se han invertido 12 millones de pesos, aportados por la Codetur, para facilitar un andador principal, zonas de descanso y cédulas informativas, trabajos de mejoramiento y conservación. Foto: Félix Barrón
  • Algunas rocas presentan grafiti, pero la gran mayoría realizado antes de que se protegiera la zona, agregó. Foto: Félix Barrón
  • Los grabados rupestres de Boca de Potrerillos, en Mina, datan de hace 8 mil años. Foto: Félix Barrón

Vistas: 112

Comentario

¡Tienes que ser miembro de RMA Red Mexicana de Arqueología para agregar comentarios!

Únete a RMA Red Mexicana de Arqueología

Suscribirse a Noticias RMA Gratis

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

© 2019   Creada por Gustavo Ramirez.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio