El 25 de septiembre falleció uno de los connotados investigadores del INAH, don Joaquin García-Bárcena, cuya figura es emblemática de la institución, de la arqueología y la paleontología, materia esta última que impulso en todos sus aspectos.

Muchos convivimos con don Joaquin durante las ocasiones que fungió como Presidente del Consejo de Arqueología, quedan gratos recuerdos y anecdotas que valdría la pena compartir, para recordar a este ejemplar y querido Maestro.


BREVE SEMBLANZA PROFESIONAL DEL INGENIERO JOAQUÍN GARCÍA-BÁRCENA GONZÁLEZ

 

Luis Alberto López Wario

Septiembre 26 de 2010

 

Joaquín García-Bárcena González nació era en la ciudad de México el jueves 2 de enero de 1935 en el Hospital Francés y murió en su
domicilio en la misma ciudad el domingo 26 de septiembre de 2010; cursó sus
estudios de primaria, secundaria y preparatoria en el Colegio
Tepeyac.

En junio de 1958, a sus 23 años, obtuvo el título de Ingeniero Químico, graduado con honores, por el Instituto Tecnológico de Massachusetts de Cambridge, EUA, pero se interesó también en el
conocimiento de los procesos históricos en la humanidad, principalmente los de
gran profundidad temporal, por lo que se inscribió en 1965 en la Escuela
Nacional de Antropología e Historia, en su nueva sede ubicada en el recién
inaugurado Museo Nacional de Antropología.

En la ENAH, obtuvo el grado de Maestro en Ciencias Antropológicas, con el reconocimiento de C** laude, en noviembre de 1973. Su tesis tiene por tema y título Fechamiento por
hidratación de la obsidiana. La constante de hidratación en función de la
composición del vidrio y de la temperatura,
investigación que se basa en el
análisis de fuentes documentales y de materiales en laboratorio. Estos
materiales fueron producto de exploraciones en la Cueva de la Nopalera,
Tepeapulco, en el estado de Hidalgo. Sus sinodales fueron los maestros José Luis
Lorenzo, Arturo Romano Pacheco, Jaime Litvak King, Carlos Vélez Ocón y 
William Swazey, tras obtener un sobresaliente promedio general de
aprovechamiento de 9.7 en sus 44 materias de la carrera en la
ENAH.

Los temas en los que volcó sus principales esfuerzos son la aplicación de las ciencias físicas y naturales a la arqueología, las investigaciones sobre las poblaciones nómadas, en concreto las
de temporalidad prehistórica, el
fechamiento arqueológico, el desarrollo, definición y aplicación de conceptos
como patrimonio cultural, en particular el paleontológico y el arqueológico y
la historia de la
arqueología.

Fue miembro de diversas asociaciones científicas, como American Association for the Advancement of Science, American Chemical Society, American
Institute of Chemical Engineers, The Society of Sigma XI, The New York Academy
on Science, del MIT Club de México, del Colegio Mexicano de Antropólogos y del
Instituto Panamericano de Geografía e Historia.

Cumplió con brillantez varias comisiones oficiales y honoríficas, como fueron Presidente de 1976 a 1978 del Colegio Mexicano de Antropólogos, Secretario del Consejo de Investigación del
INAH de 1977 a 1978, Presidente del Consejo Nacional de Paleontología, entre
1994 a la fecha, Vocal del Consejo de Arqueología del INAH en 1978 a 1980, y de
2005 a la fecha, siendo Presidente del mismo órgano académico de consulta de
1981 a 1988 y de 1995 a 2005, miembro de la Union Internationale des Sciences
Prehistoriques et Protohistoriques de la UNESCO, instancia de la cual fue su
presidente de 1981 a 1982, y responsable de acciones institucionales durante el
terremoto de 1985.

Así mismo, fue Secretario Técnico de la Comisión Interna de Administración y Programación ante el Comité de Evaluación del INAH en 1983, fue Secretario de la Comisión Dictaminadora
de Publicaciones del INAH de 1983 a 1988, Vocal del Seminario Permanente de
Estudios México-Guatemala en diversos periodos (1986 a 1990, 1992 y 1994) y
Co-presidente del mismo en 1991 y 1995, Vocal de la Comisión Dictaminadora del
Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM, en los periodos de 1985
a 1988, 1993 y 1996, representante del Comité Técnico del Fideicomiso Ruinas
entre 1989 y 1997, así como Coeditor de la revista Arqueología de 1991 a
2001, y vocal fundador de la Dirección Científica de la revista Arqueología
mexicana
desde 1993.

En más puestos honoríficos académicos, se encuentra que fungió como secretario general del Décimo tercer Congreso de la Union Internationale des Sciences Antropologiques et Ethnologiques de la UNESCO,
efectuado en los años 1992 y 1993, vocal de la Comisión Intersecretarial de
Investigación Oceanográfica en los mismos años y representante operativo del
Fideicomiso para el Rescate de Pecios, formado por varias instancias oficiales
gubernamentales y académicas, entre 1993 y 2001, además de que recibió el premio
maestro Rafael Ramírez
que
le otorgó la Secretaría de Educación Pública en el 2005.

Sus labores como investigador iniciaron como asistente en el proyecto en Tlapacoya, Estado de México, para el Departamento de Prehistoria en 1969, y continuaron en 1971 también como asistente en el proyecto
Teotenango, Estado de México. Ya como responsable de las investigaciones, en
1973 y hasta 1974 estuvo en el proyecto Fuentes de obsidiana de la Sierra de las
Navajas, Hidalgo, entre 1974 y 1977, en el proyecto Cuevas Secas, de Santa Marta
y Los Grifos, Ocozocoautla, Chiapas, y entre 1977 a 1985 en el proyecto Altos de
Chiapas, Valles de Teopisca y Aguacatenango, en los tres casos para el ya
extinto Departamento de Prehistoria. Estuvo a cargo, entre 1993 y 1994, del
proyecto Reconocimiento de Arqueología Subacuática en la Sonda de Campeche para
el Fideicomiso para el Rescate de Pecios.

De su cargos institucionales en el  INAH se encuentran que fungió como Jefe de la Sección de Laboratorios del Departamento de Prehistoria de 1973 a 1981-1982, para de manera
en parte simultánea desempeñarse como titular del mismo Departamento en el
periodo de 1978 a 1981-1982, y a partir de ese momento, y hasta 1988 ser
Director de Monumentos Prehispánicos, Secretario Técnico entre 1989 y 1992,
Subdirector de Servicios Académicos de 1992 a 1995 e, incluso cubrió la
responsabilidad de Director General del mismo instituto, como encargado de
despacho, en varios periodos entre 1985 y 2000. Desde 1995 hasta su
fallecimiento desempeñó el cargo de Subdirector de
Paleontología.

Impartió cursos de Historia en la Universidad Anáhuac y para la ENAH, entre 1978 y 1982, estuvo al frente de múltiples cursos de Métodos y técnicas I, II, III y IV, así como seminarios de
fechamiento arqueológico y de tesis, Historia de México y 
Prehistoria de América. También impartió cursos de delitos contra el
patrimonio arqueológico en el Instituto de la Policía Judicial Federal, de
administración y control del patrimonio del estado en el Instituto Nacional de
Administración Pública, sobre cultura y relaciones internacionales en el
Instituto Matías Romero de Estudios Diplomáticos de la Secretaría de Relaciones
Exteriores, y de historia, cultura y derecho para la Suprema Corte de Justicia
de la Nación.

Fue perito arqueólogo, director de varias tesis y sinodal en muchas más, tanto de alumnos de la ENAH como del IPN, aval de proyectos, ponente en mesas redondas de la sociedad mexicana de antropología, y
jurado de los premios anuales del INAH.

Su labor editorial generó una cifra cercana al centenar de textos,  entre libros, ensayos, artículos y notas, en sus 41 años de investigador del INAH.

El estimado Ingeniero, así conocido en el medio académico e institucional, también desempeñó diversos puestos de dirección empresarial, algunos de manera simultánea con los del INAH, pues fue Gerente General de GBH Fábrica de calzado S. A. de C.
V., entre 1958 y 1971, y Presidente de su consejo de administración de 1971 a
1973; Gerente General de García-Bárcena y Compañía, S. A., de 1958 a 1971,
además de ser socio de dicha empresa, y Presidente del Consejo de Administración
de Calzados César, S. A., entre 1960 y 1974, así como Presidente del consejo de
administración de la empresa Perfumería Parera, S. A. de 1969 a
1979.

Descanse en paz el querido Ingeniero y profesor Joaquín García-Bárcena González. 



Vistas: 965

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

Otro de los grandes maestros que se va o, como dirían los mayas, que bajo otra forma ocupa un nuevo lugar en el cosmos. Escribo esto sólo para agradecerle al ingeniero su amistad y sus trabajos sobre la prehistoria de Chiapas.

RSS

Suscribirse a Noticias RMA Gratis

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

© 2021   Creada por Gustavo Ramirez.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio